El árbol de la vida, Yesod

Yesod es el Séfira número nueve del Árbol Cabalístico o árbol de la vida, es el tercero del Mundo de Formación. Es el centro encargado de cristalizar y objetivar los impulsos procedentes de los demás centros, convirtiéndolos en actos, proyectando la conciencia superior hacia abajo.

Gracias a Yesod todo lo que se encuentra en nuestro interior se convierte en imágenes, es decir en situaciones. Por ejemplo si sentimos odio o rencor, podemos tener la seguridad de que Yesod, un día u otro, objetivará en el mundo real estos sentimientos, brindándonos la ocasión de ejercer ese odio, o bien, volviendo la imagen del revés, nos hará vivir situaciones odiosas, violentas o crueles.

Resulta pues peligroso alimentar este centro sefirótico con emociones o intenciones negativas ya que después nos veremos obligados a vivirlas. Es preciso ejercer un control consciente sobre la producción de imágenes, procurando captar siempre imágenes positivas de los demás, ya que si captamos únicamente lo negativo, acabaremos viviendo esta negatividad. Podemos comparar las funciones de Yesod a las del tubo catódico de un televisor, que recoge las pulsiones energéticas del centro emisor y las convierte en las imágenes que aparecen luego en pantalla. Yesod es asimismo el centro productor de los sueños. Por otra parte, Yesod también se ocupa de centralizar las experiencias procedentes de Malkuth, es decir de la realidad material, para verterlas en la conciencia superior, representada en el Árbol por Tiphereth. Esto significa por ejemplo que si ponemos la mano en el fuego, el centro Yesod se encarga de transmitir al Ego superior la lección aprendida, o sea, que el fuego quema. Y cuando nuevamente nos acerquemos al fuego, Tiphereth, es decir nuestra conciencia, mandará a Yesod (a nuestra imaginación) la imagen de la quemadura y de esa forma evitaremos volver a cometer el mismo error.

Aunque, puede ocurrir que, debido a un bloqueo de Malkuth en nuestro Árbol de la vida particular, las experiencias físicas y la lección que contienen no puedan subir hacia la conciencia, en este caso, volveremos a tropezar una y otra vez en la misma piedra, al menos hasta que llevemos a cabo el desbloqueo de Malkuth, pero esto ya es harina de otro costal (a propósito de los bloqueos de Séfiras, consultar el «Curso de Iniciación a la Astrología y al Tarot» de Kabaleb, ed. Indigo).

En el Zodíaco, el Séfira Yesod está representado por la Luna, regente a su vez del signo de Cáncer.
Siguiendo el orden establecido en el Árbol de la Vida, cuando se ha activado la voluntad, trazando metas y tomando decisiones (primer pilar); aprovechado las oportunidades, con sabiduría y espíritu positivo (segundo pilar); se ha establecido un marco de actuación, creando sus pautas de movimiento, localizando sus límites y midiendo el espacio y el tiempo (tercer pilar); se ha comprendido el alcance del poder y la necesidad de potenciar cualidades (cuarto pilar); se ha trabajado con ahínco y protegido las iniciativas (quinto pilar); se ha implantado un código de conducta, escuchando la conciencia (sexto pilar); se han valorado los detalles, activando los sentidos (séptimo pilar); y se ha realizado un análisis cuidando bien la comunicación (octavo pilar), entonces se está preparado para la última fase en la construcción de nuestra personalidad, la que nos permitirá Visualizar el Resultado.

Llegamos al final del recorrido con este noveno pilar que nos traerá, en cierto modo, una recapitulación de los ocho anteriores. Si hemos sabido cultivar y practicar de forma adecuada las actitudes detalladas con anterioridad, tendremos ya un proyecto de vida en avanzado estado de gestación, habremos impreso numerosos cambios en nuestra personalidad y estaremos viviendo de forma más equilibrada.
El propósito ha llegado a su novena fase, a punto de salir al exterior, sólo le quedan unos pequeños retoques para darlo por finalizado. La imaginación va a ser aquí un ingrediente esencial.


El Vitriolum, además de otros símbolos, trabaja de forma directa la energía del séfira Yesod (a través de cada uno de sus 8 ángeles), lo cual ayudará enormemente a que se cristalice, se lleve a la práctica el deseo formulado cuando lo hemos activado.



Si quieres obtener tu Árbol de la Vida personalizado haz clic aquí
Tristán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

3 comentarios:

Bhiksha dijo...

Y por cierto mi resultado en el árbol de la vida del bloqueo de Yesod me coincide también muchísimo porque tengo sueños premonitorios que apunto y alguna experiencia que otra "extraña" he tenido. Mi intuición está muy desarrollada.

Isabel Torrano dijo...

Muy buenos días Tristán, según la astrología cabalística tengo bloqueado Malkuth, qué o cómo desbloquearlo. Mis genios custodios son: Eyael, 67; Arial, 46, y el mental: 14, Mebahel.
Tengo más preguntas pero iré poco a poco, para poder asimilar...

Muchas gracias, Bel :-)

Tristán Llop dijo...

Malkuth represneta nuestra realidad material, así que para desbloquearlo es neceario que sueltes lastre y trabajes más hacia tu espiritualidad.
Un abrazo