Shungit, el mejor regalo

La Shungit está siendo apreciada como uno de los mejores regalos y más originales de estas fiestas. Primero porque se trata de una novedad, acaba de aparecer en España, y segundo porque sus propiedades únicas hacen que la persona que la tiene note enseguida sus beneficios y quiera después regalarla a un familiar o amigo... (sigue)

Los efectos dañinos del estilo de vida moderno están, desgraciadamente, bien documentados. El ritmo de vida es cada vez más frenético, el estrés hace mella a menudo en el descanso y la relajación. A nuestro alrededor se multiplican los aparatos eléctricos y electrónicos, nos bombardean continuamente con radiación electromagnética, provocando interferencias en nuestro sistema energético, el biocampo. En consecuencia, el organismo se desestabiliza y nos sentimos agotados, nerviosos, deprimidos o angustiados. Aquí es donde es necesaria la Shungit.

La Shungit ayuda a restablecer el equilibrio armónico del cuerpo y reorganiza su biocampo. Las enfermedades, la fatiga y la apatía reflejan un biocampo que sufre alteraciones debido a interacciones medioambientales. Es por ello que cualquier elemento que mejore nuestro biocampo reforzará a su vez nuestra sensación de bienestar. Esta es la función principal de la Shungit.

Shungit es el más antiguo mineral carbónico conocido de origen planctónico, tiene unos 2000 millones de años.

Es único en su composición, estructura y propiedades. Se trata de una mineralización natural con una distribución homogénea de partículas de silicatos cristalinos en una matriz de carbono. Se encuentra en un solo lugar en el mundo, en la región rusa de Carelia, cerca del lago Onega.

A la Shungit se la conoce con 3 nombres que marcan sus cualidades peculiares: “equilibradora”. "agujero negro" y piedra inteligente”. La primera denominación es debida a que equilibra los chacras al entrar en contacto con el ser humano. La 2ª porque absorbe una parte de la energía electromagnética, así como pensamientos y sentimientos negativos. Lo de piedra inteligente es porque se manifiesta en cada persona de forma distinta, bien sea generar mejorías, un equilibrado, una recarga de energía.

La Shungit funciona a modo de escudo de radiación electromagnética para humanos, animales o plantas, ayuda a reducir los efectos producidos por la exposición a ondas electromagnéticas de fuentes tales como ordenadores, microondas, televisores, teléfonos móviles, wifi, routers, viajes en avión, luces fluorescentes. Así se consigue un incremento en la vitalidad y en la energía, menos estrés y ansiedad, mejorar la memoria, ayudar a reducir los dolores de cabeza, facilitar un mejor descanso, claridad mental y concentración.

Encontrarás distintos productos de Shungit en nuestra Web: http://lashungit.net/

Tristán Llop, la Shungit

La Shungit en el agua

La Shungit es un mineral de última generación (en lo que se refiere al descubrimiento de sus cualidades), que proviene de la región rusa de Carelia. Tiene numerosos usos y en este artículo me centro en la que se utiliza para el agua.

Cuando sumergimos la Shungit en el agua, aunque se trate de agua del grifo, la transforma en un agua vibratoriamente elevada y purificada.

• Sanea y dulcifica el agua.
• Suprime el gusto y el olor de cloro.
• Capta y destruye los metales pesados (es una acción de las
fullerenes).
• Reduce los residuos de pesticidas.
• Nos rehidrata mucho mejor, así como a los animales y a las plantas.
• Posee unas propiedades bactericidas naturales... sigue

Cuando consumimos regularmente está agua reactivada por las fullerenes de la Shungit, un cambio se opera en nosotros, en todos los planos.

Un fenómeno de desintoxicación celular se produce en un primer momento, a fin de liberar de la saturación de todo lo que no es conforme en nuestro organismo.

Después, tiene lugar un trabajo de reparación, de regeneración progresiva de algunas situaciones que nos han causado fragilidades y debilidades.

Con 100g de Shungit podemos preparar 1 litro de agua, dejándola en remojo durante 72 horas.

Para conocer mejor la Shungit puedes comprar el libro: Shungit, extrema protección o visitar nuestra Web: http://lashungit.net

Tristán Llop, la Shungit

Luna nueva de Sagitario

Luna angélica de Sagitario

La Luna nueva de Sagitario tendrá lugar el 5/12/2010 a las 18.36 (hora de España) a 13.28 grados de Sagitario. Los ángeles regentes serán el 51 Hahasiah, el físico, que nos revelará los secretos de la naturaleza. Y el 38 Haamiah, como ángel emotivo de la lunación, que nos protegerá de nuestras propias sombras, de los impulsos que nos llevan hacia caminos erróneos...

51.- HAHASIAH (Dios Oculto)

Lo que puede obtenerse de HAHASIAH:

1.- Elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas.
2.- Vocación por la medicina, llevando a descubrimientos maravillosos.
3.- El verse conferir una misión redentora.
4.- Conocimientos de física y química y revela de secretos de la naturaleza.
5.- Protege contra los que abusan de la buena fe.

HAHASIAH es el tercero del coro de los Principados y se ocupa en Netzah de los asuntos relacionados con Hesed; sitúa en nuestra morada Filosofal 51 la esencia llamada Medicina Universal o Piedra Filosofal, que facilita la comprensión de la obra divina.

HAHASIAH es uno de los rostros más luminosos del zodíaco, puesto que se mueve en el Sendero que va de Netzah a Hesed en su trayecto de retorno. Ya vimos, en nuestras lecciones de Interpretación Esotérica de Génesis, que Luz significa capacidad de entender las cosas, y HAHASIAH es el encargado de comunicárnosla. Se trata del entendimiento de los mundos de arriba, puesto que el genio apunta en esta dirección, al revés de OMAEL, genio 30, que rige el mismo sendero, pero en su dirección hacia abajo y ponía en nosotros la capacidad de entender el mundo material.

El genio 30 tiene una relación con la medicina y de él nos viene la comprensión del cuerpo humano y la técnica para restablecer su buen funcionamiento. HAHASIAH actúa de distinta manera y su esencia, llamada Medicina Universal, es la que cura definitivamente porque nos permite comprender la causa del mal y nos sitúa en condiciones de erradicarla. OMAEL actúa sobre los efectos; HAHASIAH actúa sobre las causas. En sus días y en sus horas podremos entender el por qué de los males que nos aquejan y que afligen a la sociedad y los nacidos bajo su influencia serán los grandes curadores, los dispensadores de remedios universales, que quizá no encuentren en sus pacientes la colaboración necesaria para extirpar su mal. Aunque no tengan conocimientos concretos de medicina, debemos escuchar sus recomendaciones, porque HAHASIAH hablará a través de ellos y sabrán la forma de extirpar definitivamente el mal.

Los antiguos alquimistas llamaban Piedra Filosofal a esa verdad esencial, minúscula que, cuando está dentro de nosotros, es el punto de arranque de todos los razonamientos justos. Sin esa verdad fundamental, por más que razonemos, las ideas no se sostendrán porque estarán apoyadas en una base falsa. La Piedra Filosofal que nos aporta HAHASIAH es esa verdad primera, sin la cual no podemos comprender la dinámica del universo. Por no estar en posesión de esa verdad primera, muchos filósofos han razonado en vano y todas sus elucubraciones no han servido para nada, porque no se apoyaban en esa verdad fundamental que es la piedra angular de todo edificio filosófico.

HAHASIAH, en sus días y en sus horas, la deposita en nosotros, si es que encuentra espacios apropiados para ella. Cuando los puntos de HAHASIAH son transitados por los planetas o cuando una nueva Luna cae en ellos, el genio tiene una actuación estelar, siempre relacionada con el planeta transitante, con la Casa que rige dicho planeta y con el órgano del cuerpo humano que el planeta gobierne. El primer escenario por rotación es un punto de Fuego y actúa sobre nuestra personalidad moral, que percibe instintivamente la verdad; el segundo es un punto de Agua, e impregna los sentimientos de esa verdad; el tercero es un punto de Aire y la esencia del genio penetra en la razón; el cuarto es un punto de Tierra y su doctrina se materializa en el comportamiento; el quinto es un punto de quintaesencia y el genio realiza la síntesis de todos los puntos anteriores.

Este genio sirve para elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas y para descubrir los misterios de la sabiduría, dice el programa. Hemos dicho muchas veces a lo largo de la Enseñanza que para contemplar lo divino hay que cerrar los ojos, en cierto modo, a lo humano. Tenemos que volver la espalda a lo material y entonces contemplamos lo que está detrás de nosotros. Si este genio eleva la vista desde Netzah hacia Hesed, nos sitúa en condiciones de contemplar lo que hay detrás. La Sabiduría está en Hochmah, pero en Hesed, su lugarteniente en la columna de la derecha, esa Sabiduría se encuentra cristalizada, es más visible y fácil de entender y si la estudiamos primero en Hesed, estaremos en condiciones de mejor entenderla de forma abstracta en Hochmah.

Este genio domina sobre la química y la física; revela los más grandes secretos de la naturaleza, sobre todo la piedra Filosofal y la medicina universal. La persona nacida bajo su influencia amará las ciencias abstractas, interesándose particularmente por conocer las propiedades y las virtudes atribuidas a los animales, los vegetales y los minerales; se distinguirá en la medicina por sus curas maravillosas y hará varios descubrimientos útiles a la sociedad, termina el programa.

En este programa, procedente de la Edad Media, aparecen la química y la física, pero en realidad, el programa debería referirse a la alquimia y a la metafísica, ciencias que en la antigüedad podían conducir a la hoguera. Ya hemos visto la clase de conocimientos que HAHASIAH proporciona y no vamos a insistir. El genio enseña lo que se ha dado en llamar la Signatura de las Cosas, el sello planetario y zodiacal que llevan todos los animales, las plantas y los metales. En el ambiente esotérico existe una gran confusión sobre este particular. No tenemos más que ver las listas de correspondencias de animales, plantas y metales publicadas en distintos libros, para observar cuán grande es la desorientación. Se coincide en unos pocos minerales, como el hierro, el plomo, el estaño, pero en pocos más. El estudio de esas correspondencias dará sus frutos en los días y en las horas de HAHASIAH y los interesados por esta cuestión, tan esencial para el conocimiento del universo material, deberían trazar un calendario de días y horas de actuación del genio y ponerse a trabajar sobre ello. Estos estudios darán mayores resultados si se abordan a través de la inspiración, de la intuición, que no de las observaciones prácticas. En todo caso, lo cierto es que HAHASIAH representa uno de los puntos más activos de la Alta Ciencia, la verdadera, la que viene por vía de inspiración.

La contrafigura de HAHASIAH:

El genio contrario domina sobre los charlatanes y sobre todos los que abusan de la buena fe de las personas, prometiéndoles cosas extraordinarias, dice el programa. De todos es sabido que en el ámbito de las ciencias herméticas pululan los charlatanes, las gentes que afirman poseer un conocimiento cuando en realidad no saben nada, que abren gabinetes de consulta, fundan centros de estudios o de prácticas místicas, mientras desconocen profundamente aquello de lo cual hablan en abundancia. Es el genio del abismo quien los inspira y, a su manera, también contribuyen al descubrimiento de lo transcendente, ya que las personas que acuden a ellos en busca de lo verdadero acaban dándose cuenta del error de esos pretendidos maestros y se alejan de ellos, quizá después de haberse gastado una fortuna, para entrar en el verdadero camino.

Los ignorantes son muy propensos a prometer, porque no saben lo que cuesta una transmutación. Prometen la salud, el bienestar, la riqueza, todo lo que el cliente anhela y lo siguen prometiendo hasta que el otro ha agotado sus reservas de buena fe (o de dinero) y se da cuenta de que allí no está lo que busca. En los días y en las horas del genio será cuando más probabilidades habrá de caer en las redes de un embaucador, pero si lo encontramos fuera, o sea en medio de nuestro camino, podemos estar seguros de que lo hemos estado incubando en el secreto de nuestros procesos internos, ya que es en ellos que la fuerza del genio empieza a manifestarse. Muchos son los individuos que anhelan poderes, y buscan la palabra del poder, sin estar dispuestos a dar nada a cambio; es decir, a promover importantes cambios en su comportamiento, en sus hábitos. Se están engañando a sí mismos al creer que todo depende de una palabra, de una vibración del aire, y entonces el engaño interno los conduce al gran embaucador externo, al gran timador que los despojará de sus valores - sus falsos valores - hasta dejarlos desnudos, hambrientos, a los pies de esa Verdad llamada Piedra Filosofal.

38.-HAAMIAH (Dios la esperanza de todas las criaturas de la tierra)

Lo que puede obtenerse de HAAMIAH:

1.- La comprensión del ritual religioso de cualquier culto.
2.- Protección en la búsqueda de la verdad.
3.- Adquirir los tesoros del cielo y de la tierra.
4.- Protección contra el rayo y los espíritus infernales.
5. Ayuda a encontrar el camino a los que han perdido el hilo de la vida.

HAAMIAH es el sexto del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con Netzah; sitúa en nuestra morada filosofal 38 la esencia que nos induce a observar un ritual, un ceremonial, un culto religioso, y a pronunciar conjuros.

Convertir nuestra vida en un rito, he aquí el objetivo. En las escuelas iniciáticas, vemos que los actores del ritual se mueven en una armonía perfecta; cada paso conduce a algo que es esencial para poder pasar al estadio siguiente.

Así vemos que al iniciar los trabajos, el maestro de ceremonias va a buscar la luz que se encuentra en el Este, en el pupitre del Venerable Maestro, y con ella alumbra todo el taller, al tiempo que los oficiantes pronuncian las palabras de poder. Una vez se ha hecho la luz, que significa Entendimiento, comienzan los trabajos. El ritual, en el templo indica los pasos que hay que dar para que en la vida profana las cosas funcionen.

Todo el problema del ritual consiste en aplicarlo a la vida ordinaria, a fin de que nuestra existencia sea una perfecta obra de arte. El peligro del ritual consiste en su falta de trascendencia, en que no pase la barrera del templo, de modo que la ceremonia se desarrolle en coto cerrado y después, en el exterior, el individuo observe el mismo comportamiento, como si no hubiese pasado nada. Cuando esto sucede, y lamentablemente, sucede a menudo, nos encontramos ante un ritual muerto: se desempolva el cadáver de su forma, pero se es incapaz de revestirlo de vida y aplicarlo en las actitudes y gestos cotidianos.

De HAAMIAH han salido todos los rituales, todos los ceremoniales, todos los cultos religiosos y conjuros que se practican en las distintas religiones y en las escuelas esotéricas. No queremos decir que HAAMIAH inspire a una persona determinada para que escriba un ceremonial religioso o iniciático, sino que el genio escribe en el interior de cada hombre los gestos rituales que debe realizar en su vida ordinaria para estar en sintonía con su Yo Eterno.

HAAMIAH es el maestro de nuestro comportamiento, el que nos lleva hacia la trascendencia, el que establece en nosotros una ciencia del vivir. La persona que consigue vivir por dentro los rituales de este genio ya no necesita representarlos en el exterior. Pero la que los interpreta externamente puede descubrir en ellos las normas de la rectitud e incorporarlas a su dinámica interna.

Como decíamos más arriba, esto ocurre raras veces, pero los rituales están ahí para que un día puede suceder. Los rituales escritos como obras de teatro también son obra de HAAMIAH, dedicados especialmente a aquellas personas que no han sabido comprender la letra impresa en sus espacios internos.

Las personas influenciadas por HAAMIAH, sobre todo las que lo tienen como regente de su cuerpo mental (las nacidas en los veinte minutos de su regencia diaria), serán las más próximas a vivir sus ritos y las que mejor puedan transmitir información sobre las normas de comportamiento. A través de ellas, la sociedad puede descubrir el recto proceder, las esencias del genio en su fuero interno, de manera que ya no sea necesario recurrir a terceros. Estas personas son de algún modo el camino que conduce a las más altas realizaciones humanas, las que sitúan a los individuos en el camino de la iniciación, no como una ceremonia social y vana, sino como un ritual interno, vivido intensamente en todos los momentos de la vida.

Se invoca a este genio para obtener todos los tesoros del cielo y de la tierra, dice el programa. ¿Qué son los tesoros del cielo? Lo que se entiende convencionalmente por cielo es el mundo cabalístico de las Emanaciones, en el que actúan tres séfiras: Kether, Hochmah y Binah. En términos cristianos: Padre, Hijo y Espíritu Santo. El tesoro de Kether se llama Voluntad, cuyo fruto es la iniciativa. El tesoro de Hochmah se llama Sabiduría, cuyo fruto es el Amor. El tesoro de Binah se llama Inteligencia, cuyo fruto es la comprensión de las leyes universales.

Cuando el ser humano está en posesión de estos tres tesoros, su vida se ordena de acuerdo con sus valores. Será el hombre que inicia constantemente nuevas cosas que dan movimiento a su existencia y lo alejan del marasmo de la rutina. Será el hombre cuya sabiduría lo convertirá en un faro de luz para quienes vivan en su esfera. Entenderá el discurrir universal y acabará adaptando su comportamiento a ese discurrir. Los tesoros del cielo le darán acceso a los de la tierra, porque en la tierra se hacen patentes las virtudes o los defectos existentes en el interior de las personas.

El tesoro terrestre que se obtiene mediante la proyección de la voluntad es la experiencia. El que se obtiene a través de la sabiduría es la Unidad con todo y con todos. El tener todas las cosas por añadidura, como le dijo Dios a Salomón. El tesoro que se obtiene mediante la inteligencia es el discernimiento, que nos permite saber lo que es bueno y lo que no lo es, lo que se puede o no hacer, el saber reconocer el lugar de uno en el orden de la creación.

Por todo ello, los escenarios de HAAMIAH serán altos lugares de ciencia trascendente, sobre todo en su tercer y cuarto escenario. Utilizaremos pues sus grados de poder para iniciar ritos, ceremonias, cultos y conjuros, siempre que el planeta que rige el grado y el signo forme ese día aspectos positivos.

Este genio nos protege contra el rayo, las armas, los animales feroces y los espíritus infernales, dice el programa. Ya sabemos que los animales feroces y los espíritus infernales son una misma cosa. El poder de HAAMIAH los mantiene a raya, e incluso cuando se han adueñado de los resortes del cuerpo físico, su acción se ve neutralizada por las virtudes de este genio. Sugerimos al lector que consulte lo que hemos dicho a propósito del genio 3, que también se ocupa de combatir a los animales feroces. El mejor antídoto contra los rigores del destino, es decir contra el envite de los animales feroces, es el entendimiento de los procesos naturales y la adopción de un comportamiento conforme a ese entendimiento.

En cuanto al rayo, es manejado por Júpiter para poner fuera de combate a los individuos que, movidos por un comportamiento contrario al orden cósmico, deben ser neutralizados antes de que alcancen su punto de destrucción. El rayo, a niveles mentales y emocionales, es una inyección súbita de luz que transforma al individuo, como la que recibiera Pablo en el camino de Damasco. Esa luz súbita y brutal puede destruir los cuerpos que la reciben. HAAMIAH evita esa destrucción, modulando la frecuencia de esa luz, de manera que nos llegue de forma asimilable. Las armas aparecen en nuestra vida cuando la violencia interna alcanza tales niveles que se concretiza, se cristaliza y se convierte en algo material y tangible. El genio evita esa coagulación y disuelve la violencia en el interior para que no se derrame su copa y aparezcan las armas, en nuestras manos o esgrimidas contra nosotros.

Este genio protege a todos los que buscan la verdad. En sus días y horas, la verdad nos será revelada, si la buscamos, no ya intelectualmente, sino mediante nuestros deseos y actos. El afán de comportarse al unísono con el universo será atendido.

La contrafigura de HAAMIAH:

El genio contrario domina el error y la mentira e influencia a todos los individuos que carecen de principios y de religión, dice el programa. Lo contrario de la verdad es el error; lo contrario del principio es la finalidad material, lo contrario de la religión es el ateismo. Cuando las virtudes del genio nos entran desde abajo, se produce un vuelco en su dinámica y el individuo, en lugar de acompasar su ritmo con el del universo, generado por su Yo Eterno, se orienta hacia lo contrario a fin de que, en lo más profundo de su error, resplandezca la verdad; hasta que su mentira sea tan evidente que le sirva de repulsivo y se dirija hacia lo contrario. Cuando actúan en nosotros los principios, las eternas normas, nos vemos impedidos de realizar ciertas cosas que resultarían ventajosas para nuestra naturaleza física, emotiva o mental. Si estos principios no actúan, nuestro único móvil es la finalidad material, que guía y orienta nuestra conducta. Sin religión, sin sentirnos atados a nada es evidente que, hagamos lo que hagamos, pensaremos que nuestros actos no tendrán ninguna repercusión trascendente y que podemos matar y robar, con la condición de no ser descubiertos. Así, el individuo influenciado por HAAMIAH del abismo puede cometer los peores atropellos porque no conoce ninguna norma.

Tristán Llop y Kabaleb
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Luna angélica de Escorpio

La Luna nueva de Escorpio tendrá lugar el 6/11/2010 a las 5.52 (hora de España) a 13. 40 grados de Escorpio. Los ángeles regentes serán el 45 Sealiah, el físico, que nos hablará de volver a poner nuestro motor en marcha, es decir, de sentir de nuevo como la energía fluye por nuestras venas. Y el 8 Cahetel, como ángel emotivo de la lunación, que nos traerá la bendición de Dios, ayudándonos a expulsar los “malos espíritus” los malos rollos...sigue

45.-SEALIAH (Motor de todas las cosas)

Lo que puede obtenerse de SEALIAH:

1.- La confusión de los malvados y orgullosos.
2.- El levantamiento de los humillados y degradados.
3.- Restablece la salud y produce una explosión de vida.
4.- Facilidad en el aprendizaje de cualquier cosa.
5.- El equilibrio en la atmósfera.

SEALIAH es el quinto del coro de Virtudes y se ocupa en Tiphereth de los asuntos relacionados con el propio Tiphereth; sitúa en nuestra morada 45 la esencia llamada Motor, que nos permite reanudar la marcha cuando nos hemos atascado en el camino de la vida. Los puntos de regencia de SEALIAH serán puntos de voluntad reencontrada en los que aparecerá ese grito que moviliza las legiones: ¡En marcha! y todas nuestras columnas se ponen en tensión, y la obra encallada en aguas pantanosas o en selvas enmarañadas avanza de nuevo hacia su meta.

La persona que lleva en su tema la marca de SEALIAH no se detendrá jamás, cualesquiera que sean los obstáculos que le ponga el destino. Podríamos recordar, a propósito de este genio, una poesía de Manuel Machado, titulada «Castilla» en la que refiere como el Cid, bajo un sol cegador, sediento y fatigado, atraviesa la terrible estepa castellana, camino del destierro con doce de los suyos. De repente, encuentra una posada y llama a la puerta. Aparece una niña, que le dice:

Buen Cid, pasad, el rey nos dará muerte
arruinará la casa,
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos, el cielo os colme de venturas.
En nuestro mal, Oh Cid, no ganáis nada.
Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros
y una voz inflexible grita ¡En marcha!.
El ciego sol, la sed y la fatiga,
por la terrible estepa castellana,
al destierro con doce de los suyos,
polvo, sudor y hierro el Cid cabalga.

Ese resorte que nos mantiene en silla cuando todo en nosotros nos pide descanso, lo pone SEALIAH. Este genio se sitúa en mitad del camino de descenso hacia las realidades materiales, dado que rige el sendero Sol-Sol. En este punto, la voluntad que se encuentra en la mitad del mar de los deseos (Tiphereth está en el centro del mundo de Creaciones), se pregunta si no haría mejor volviendo a sus orígenes divinos en lugar de proyectarse en el abismo del mundo material, donde le esperan los sinsabores que ya presiente. SEALIAH viene a sacarnos de esta reflexión para conducirnos hacia ese mundo del que pretendemos huir y en el que recibiremos la luz de la experiencia.

Este genio sirve para confundir a los malvados y a los orgullosos y levanta a los que se han visto humillados y sometidos, dice el programa. SEALIAH contiene un alto potencial luminoso, en su calidad de genuino representante de Tiphereth. Es una luz que no se derrama hacia el exterior, sino que se concentra hacia el centro, produciendo una exaltación de la conciencia y quemando todas las larvas que pudieran anidar en ella. En esa luz, los malvados internos se ven confundidos y se desvanecen los propósitos promovidos por el orgullo. Ese orgullo que nos lleva a veces a defender posiciones que el grueso de nuestra personalidad no puede sostener. Mientras que, por el contrario, lo que se ha visto injustamente rebajado, sube de nivel, de modo que SEALIAH realiza en nosotros una función equilibradora; lo que ha subido demasiado, baja; y lo que ha bajado más allá de sus límites naturales, sube. Podríamos decir que produce un reajuste interno cuando el designio del Ego Superior se encuentra a mitad de camino, y cuando ese designio, tras haber cruzado el mar de las emociones, representado por Hesed, Gueburah y la mitad de Tiphereth, se prepara para emprender el resto de la travesía.

Este genio domina la vegetación, sigue diciendo el programa, lleva la vida y la salud a todo lo que respira e influye sobre los principales agentes de la naturaleza. Son varios los genios que se ocupan de la salud, pero de todos ellos, SEALIAH puede ser considerado como el más eficaz, por ser el representante genuino de Tiphereth, el séfira que rige el corazón, que es el motor del organismo y el que asegura la salud mediante la buena distribución del riego sanguíneo. Para las curaciones, conviene pues invocar el nombre de SEALIAH, y para la iniciación de una cura escogeremos los días y las horas de este genio, procurando comenzar la cura cuando la nueva Luna caiga en la Casa VI del paciente, e intensificando la actuación mediante plegarias y plantas medicinales cuando la Luna se encuentre en la Casa X de la VI (empleando el sistema de Casas derivadas).

Los nacidos en los grados regidos por SEALIAH han de ser portadores de buena salud y actuarán como talismanes para las personas enfermas. Cuando la sociedad se rija por la Astrología, los hombres de SEALIAH poblarán los hospitales y las clínicas para sanar a los enfermos, sobre todo los nacidos en el punto VAV de SEALIAH, o sea en su escenario exteriorizador.

Domina la vegetación, dice el programa. Tiphereth se encuentra en el mundo de Creaciones, que es el del Agua. Tiphereth-Sol es puro Fuego, de modo que este genio contiene la justa proporción de Fuego/Agua necesaria para que se produzca una abundante vegetación, en lo interno y en lo externo. En el interior, produce el florecimiento de todas las «plantas» útiles en nuestra tierra humana. Muchas veces hemos visto que en nosotros está la imagen del mundo entero, ciudad por ciudad, están las selvas, los desiertos, las montañas y los valles. En nosotros están las plantas curadoras que restablecerán nuestra salud si las arrancamos cuando la savia bulle en ellas y las disolvemos en nuestro organismo. SEALIAH hace que esas plantas arraiguen con fuerza y florezcan, convirtiéndonos en auténticas «infusiones» curadoras para los enfermos.

Influye sobre los principales agentes de la naturaleza. ¿Cuáles son esos agentes? Sin duda alguna, los cuatro elementos Fuego-Agua-Aire-Tierra. La influencia de SEALIAH consiste en regularlos, de manera que se manifiesten a su hora y desempeñen su cometido sin excederse. Por todo ello, podemos considerar a SEALIAH como el patrón de los cuatro Elementos y tiene bajo sus órdenes a los Elementales (que son las Salamandras para el Fuego, las Ondinas para el Agua, las Sílfides para el Aire y los Gnomos para la Tierra). Por consiguiente, en las operaciones de magia, en las que es imprescindible el concurso de los Elementales, debe intervenir forzosamente SEALIAH y su nombre debe ser invocado, ya que de lo contrario, ningún elemental se moverá, por más que el mago agite su varita.

A la persona nacida bajo esta influencia le gustará instruirse; dispondrá de grandes medios y muchas facilidades, termina el programa. La energía que genera SEALIAH llevará el individuo al descubrimiento de su Yo Divino y lo impulsará a abandonarle las riendas de su vehículo material. Entonces aparecerán los medios, las facilidades, siempre en la realización de su programa trascendente.

La contrafigura de SEALIAH:

El genio contrario domina sobre la atmósfera; provoca grandes calores o grandes fríos; sequías pertinaces o exceso de humedad. SEALIAH del abismo también influye sobre los principales agentes de la naturaleza, pero lo hace de forma desequilibrada. Si el SEALIAH de arriba es indispensable en la magia blanca, el de abajo lo es también en la magia negra, en la que los Elementales se utilizan para realizar sucias faenas. Observemos los tránsitos de planetas lentos y las nuevas Lunas en puntos de SEALIAH, y si forman disonancias, veremos con toda seguridad, según la estación del año, como aparecen las sequías o la humedad, el frío polar o los días tórridos.

8.-CAHETEL (Dios Adorable)

Lo que puede obtenerse de CAHETEL:

1º.- Bendición de Dios y echar fuera a los malos espíritus.
2º.- Abundantes cosechas agrícolas.
3º.- Inspiración para elevarse y descubrir a Dios en nosotros y los demás.
4º.- Amor por el trabajo.
5º.- Ayuda contra los encantamientos y sortilegios tendientes a producir la esterilidad de los campos.

CAHETEL por ser el 8, participa en las tareas de formación del séfira Hod en nuestra naturaleza y sitúa en nuestra Morada 8 la esencia llamada Bendición de Dios, sin la cual todas nuestras empresas están abocadas al fracaso. CAHETEL es el último de los Serafines de Kether, es el brazo más largo de este centro sefirótico, que llega hasta los confines de Yesod, interviniendo más declaradamente en nuestros quehaceres humanos.

La divinidad sólo puede bendecir aquello que es conforme a su dinámica. Las naciones enfrentadas tratan de conseguir, el favor de Dios para que les otorgue la victoria, pero es evidente que CAHETEL, especialista en bendiciones, no ha de escuchar sus plegarias, y será su contrafigura del abismo la que dará a cada ejército lo que merece. La bendición de Dios le fue negada a Caín cuando realizó su ofrenda. Cuando aparece en nuestra vida, tiene un efecto multiplicador. Si en los días y horas de regencia de este genio las cosas nos salen bien y se nos multiplican, significará que estamos haciendo lo que debemos, lo que anhela nuestro Ego Superior.

En cambio, si nuestra actividad en estas fechas permanece estéril, será señal de que nuestro Dios interno rechaza nuestra ofrenda y debemos pensar en sembrar en otros campos. Si poseemos esencia de CAHETEL en nuestras alforjas, nuestras cosechas serán abundantes y seremos, para quienes nos contacten, un manantial de fecundidad y progreso.

Este Genio sirve para echar a los malos espíritus. Ya sabemos que estamos ocupados por fuerzas que pertenecen a un linaje superior al humano: los luciferianos y que por tanto la mayor parte de nuestros ocupantes internos son ángeles caídos e incluso re-caídos al 2º o 3º fondo del abismo (Kabaleb ofrece una explicación detallada de este tema en sus libros «Misterios de la Obra Divina» y «Cómo descubrir al maestro interior»). Ellos son los que nos prestan su aliento para realizaciones torcidas que generan adversidad, dificultades y enfermedades. CAHETEL se ocupa de alejarlos para que puedan acceder a nuestros vacíos interiores las fuerzas positivas -los ángeles superiores- que nos restablecerán. Pero para que los luciferianos se vayan definitivamente, es preciso que renunciemos a las inclinaciones que los han llevado a instalarse en nosotros, de modo que en los días de CAHETEL esas malas inclinaciones pueden desaparecer de nosotros, él nos lleva al cambio de vida que nos permitirá liberarnos.

CAHETEL domina las producciones agrícolas, las que son necesarias a la existencia de hombres y animales. Domina la alimentación, da abundantes cosechas en nuestra naturaleza interna, y lo que crece en nosotros es útil a la alimentación del alma. Para que las producciones agrícolas lleguen a buen término, son necesarios el sol, el agua y una buena tierra, en proporciones equilibradas. Pero una voluntad demasiado fuerte tiene efectos aplastantes sobre los demás, es como un sol excesivamente riguroso que deseca la planta. Demasiada humedad hará que se pudra. A veces las cosas nos fallan, no nutren nuestra divinidad interna porque ponemos en ellas un exceso de voluntad, queriendo a todo precio dejar huella.

CAHETEL inspira al ser humano para que se eleve hacia Dios con el fin de agradecerle todos los bienes que nos envía. Los hombres perseguimos objetivos personales: la gloria, el poder, el amor, el respeto, y si realizamos una obra, nos volvemos complacientes hacia ella, nos enorgullecemos. Pero en nuestro despliegue evolutivo, un buen día nos damos cuenta de que aquella obra no ha sido más que un pretexto para que nuestro Ego Superior obtuviera ciertas experiencias. Cuando nos concienciamos de ello, nuestra mirada se eleva hacia Dios (es decir, hacia nuestro Ego Superior) y nos convertimos en sus instrumentos, acatamos sus mandatos. La presencia de CAHETEL en nuestras moradas filosofales produce esta inspiración. Una voz -la suya- nos dice que trabajamos por cuenta ajena y que no debemos considerarnos propietarios de la obra que realizamos. El agradecimiento es un estado de sumisión hacia el que estamos agradecidos, es un deseo de servirlo, como él lo ha hecho con nosotros. Cuando ese agradecimiento hacia el Eterno se produce, las tensiones para con él desaparecen y ya no nos consideramos propietarios, sino simples subalternos a las órdenes del Maestro.

La persona nacida bajo la influencia de CAHETEL amará el trabajo, la agricultura, la caza, el campo, y tendrá mucha actividad en los negocios. Será una persona activa. Nada como un patrón activo para que sus servidores lo sean también. A veces, llegados a cierta edad, dudamos si conviene poner en marcha nuevas cosas. Pero cuando descubrimos al Patrón y éste nos dice que no hay final, que estamos trabajando para alcanzar un día la categoría de dioses creadores y tener la responsabilidad de un universo, entonces comprendemos que estamos en un permanente comienzo.

La afición por la caza debemos entenderla como un afán de cazar a los animales internos y expulsarlos de nuestros espacios. El Genio produce alimento para los animales. Ese alimento permite a las bestias subsistir y ejercer sus funciones. Ese trabajo de las bestias (los Luciferianos), ya lo sabemos, ha de permitirles un día reintegrarse a los puestos evolutivos de los que se vieron escindidas. Proporcionémosles ese alimento, utilizándolos para concienciarnos de los errores cometidos y después, desalojarlas de nuestros espacios internos y dar por terminada nuestra relación con ellas.

El genio contrario provoca todo lo que es perjudicial a las producciones de la tierra y lleva el hombre a blasfemar contra Dios. Ya hemos visto lo que era perjudicial para la tierra: un sol tórrido, una humedad excesiva, podemos añadir las aguas polucionadas, las inclemencias del tiempo, las plagas de depredadores, el descuido de las tareas agrícolas, etc..

Este genio del abismo insufla a su clientela un personalismo aplastante, un exceso de sentimentalidad, un temperamento demasiado riguroso, lo cual se traducirá en el exterior por oleadas de calor, lluvias torrenciales, aguas de riego polucionadas, plagas, tormentas de granizo, incendios y otros males de esta índole.

Blasfemar contra Dios significa actuar en contra de las leyes cósmicas. Todo lo que viene del abismo nos impulsa a actuar de forma invertida, pero no necesariamente a transgredir las leyes cósmicas. El personalismo, por ejemplo, es una materialización de la voluntad, porque viene de abajo y no de arriba, pero no transgrede ninguna regla cósmica, como tampoco la transgrede una pasión entre un hombre y una mujer. Los cabalistas distinguen muy bien entre los errores que se cometen dentro del orden universal y los que atentan contra ese orden. CAHETEL del Abismo inspira ese tipo de atentados.

Kabaleb y Tristán Llop, Coach personal y empresarial
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

El pacificador

Comparto con vosotros una entrevista que me realizaron en el programa Hoy Negocios de la cadena Enelaire.tv, sobre cómo debería ser el empresario pacificador. Espero que os guste.



Tristán Llop, Coach personal y empresarial
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Luna angélica de Libra

La Luna nueva de Libra tendrá lugar el 7/10/2010 a las 18.44 (hora de España) a 14.24 grados de Libra. Los ángeles regentes serán el 39 Rehael, el físico, que nos hablará de sumisión filial, es decir, de seguir los dictámenes que llegan de arriba. Y el 51 Hahasiah, como ángel emotivo de la lunación, que nos llevará a buscar la piedra filosofal, el punto de toque que nos ayude a elevarnos, a modificar nuestra realidad...

39.- REHAEL (Dios que recibe a los pecadores)

Lo que puede obtenerse de REHAEL:

1.- Curación de enfermedades y misericordia de Dios.
2.- Amor y entendimiento entre padres e hijos, la obediencia y el respeto.
3.- Longevidad; vida larga y llena de realizaciones.
4.- La conservación de la salud.
5.- Protege contra los impulsos crueles, infanticidios y parricidios.

REHAEL es el 7º del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con Hod; sitúa en nuestra morada 39 la esencia llamada Sumisión Filial.

Hemos visto como los genios de Gueburah-Marte son portadores de subordinación, obediencia, y reconciliación. En efecto, una de las funciones de Marte es la de instituir las reglas en el oscuro mundo de nuestras emociones, llevando la naturaleza inferior a subordinarse a la superior. REHAEL aborda en particular el tema de las generaciones.

Todos llevamos, en nuestro interior, el Árbol de la Vida con sus diez séfiras. Vemos en ese Árbol que Kether es el Padre supremo, el Padre de todo lo creado. Hochmah es el Hijo y, a su vez, es el padre de Binah, el séfira que viene después. Cada uno de los séfiras es el padre del que le sucede. Si clasificamos los séfiras por mundos, tendremos que el mundo de Emanaciones (elemento Fuego) es el padre del mundo de Creaciones (elemento Agua) y éste, a su vez, es el padre del mundo de Formación (elemento Aire).

REHAEL relaciona el mundo de Creaciones, al que pertenece Gueburah, con el mundo de Formación, al que pertenece Hod. Además, por estar situados ambos en el Árbol en la misma columna de la izquierda, existe una relación directa padre-hijo entre Gueburah y Hod. Podemos decir que Gueburah es el padre de Hod. El padre emite designios-órdenes y el hijo debe ejecutarlos con toda fidelidad. De esa perfecta sumisión filial depende el que llegue hasta lo más profundo de Malkuth lo que un día salió de Kether. Que llegue sin tergiversaciones, sin correcciones, sin que un hijo diga: «bueno, mi padre es un hombre de otra época; él ve las cosas así, pero lo moderno es hacerlas de distinta forma; le diré que sí, que muy bien, pero actuaré a mi manera».

Cuando esto sucede, el mensaje de nuestro Yo Eterno sufre una amputación de una parte de su potencial o es desvirtuado. Resulta pues muy importante que el hijo sea un fiel transmisor del propósito paterno, aunque no lo entienda, porque procede de una instancia superior y es natural que en un primer momento no lo entienda. Ya lo entenderá cuando a su vez, él deba realizar funciones de padre. Esta dinámica la descubrió Freud a través del psicoanálisis, y nos describe cómo las tendencias anímicas de los adolescentes los impulsan a matar al padre. Pero, cuando la imagen del padre en ellos ha sido destruida, se encuentran al propio padre instalado en su interior, ejerciendo desde dentro las restricciones que antes ejercía desde fuera. REHAEL se encarga de asegurar esa perfecta sumisión.

Este genio sirve para la curación de enfermedades y para obtener la misericordia de Dios, dice el programa. Podríamos añadir que la especialidad de REHAEL es la de curar, sobre todo las enfermedades mentales, debidas a un mal funcionamiento de Hod-Mercurio en nuestra organización interna. Cuando Mercurio se desliga de Marte y va por su cuenta, es portador de desorden, y ese desorden se institucionalizará en nuestra psique, impidiendo el buen funcionamiento de la mente, alentando ese deseo de matar al padre. Muchos de los enfermos psíquicos que pueblan nuestros sanatorios mentales han llegado a ellos a debido a un conflicto con el padre, a una falta de respeto y consideración hacia sus progenitores. De un modo general, podemos decir que la insumisión hacia el padre es una vía que conduce a la locura o a trastornos psíquicos más o menos graves como las depresiones, angustias, complejos, esquizofrenia etc..

Al estudiar el Sendero Marte-Mercurio en nuestras lecciones de astrología avanzada, hemos abordado este problema, que explicitaremos un poco más: Marte es el constructor del escenario en el que ha de representarse el drama o la comedia de nuestros deseos. Es decir, cuando deseamos vivir una aventura sentimental fuera de toda regla, por ejemplo, Marte construye el marco en que se desarrollará, por orden de Júpiter, que es su superior inmediato. Pero al mismo tiempo, recibe órdenes de Saturno para que todo aquello se haga según las reglas.

Permisividad y rigor s encuentran unidos en Marte y al transmitir a Mercurio sus órdenes para que monte el escenario definitivo, Mercurio puede rechazarlas con el pretexto, por ejemplo, que aquello no es moral ni digno. Al hacerlo así, actúa pretendidamente con un criterio superior, intentando corregir las debilidades de padre-Marte. Sin embargo, Mercurio no es quien para moralizar a su superior jerárquico; no es quien para poner coto a su libertad y al censurarlo, está contraviniendo uno de los principios inherentes a Kether: el de la libertad.

Mercurio atenta contra la libertad de Marte al rechazar su programa o parte de él y ese atentado a la libertad actuará sobre la psique del individuo produciéndole limitaciones que pueden conducirlo a un internamiento. Lo que les sucedió a los luciferes es un buen ejemplo para ilustrar lo que estamos diciendo. Ellos también se negaron a trabajar con el elemento Agua, es decir, con los sentimientos, en nombre de un principio superior, el Fuego. Pero los sentimientos deben poder expresarse, aunque nos lleven a cometer errores, aunque retrasen nuestra evolución, porque más se retrasará si nos negamos a ejecutar sus mandatos, y así los luciferes se vieron relegados a trabajar en el mundo de los desperdicios, actuando precisamente sobre nuestras emociones, haciendo así lo que se negaron a hacer. El bloqueo de los sentimientos, de los deseos, su no ejecución, conduce a la enfermedad mental, como muy bien lo descubrió Freud. Cuando la sumisión de Mercurio hacia Marte se restablece, sobreviene la curación, se activa la misericordia divina de que es portador el genio 39 y los síntomas desaparecen.

Este genio domina la salud y la longevidad de la vida, influye sobre el amor paternal y filial, sobre la obediencia y el respeto de los hijos hacia sus padres, termina el programa. Ya hemos comentado estos puntos, sólo cabe añadir que cuando un hijo propicia con su actitud y forma de ser, el propósito de sus padres, ello es el síntoma externo de que, en lo trascendente, también propicia la realización del designio divino que lleva dentro, emanando de la esfera de Kether, de la esfera del Padre. Esta actitud lo mantendrá pues en buena salud y puede esperar una larga vida que alcanzará por lo menos el ciclo natural de 84 años, o lo sobrepasará. El amor hacia el padre es un factor de buena salud, y al revés también será verdad, ya que, si el designio necesita que sus canales de transmisión hacia el mundo material funcionen, es igualmente necesario que los conserve en buen estado. Si los maltrata, si no les brinda el tratamiento adecuado, todo ello repercutirá sobre su organismo, y los canales encargados de conducir los líquidos y los sólidos de arriba hacia abajo tampoco funcionarán.

La contrafigura de REHAEL:

El genio contrario es llamado Tierra Muerta o Tierra Condenada. Es el más cruel y el más traidor de los conocidos; induce al infanticidio y al parricidio, dice su programa. Cuando la fuerza del genio entra al revés, el amor se convierte en odio y entonces el hijo quiere dar muerte al padre, tal como hemos visto más arriba al hablar de la dinámica psicoanalítica, y el padre quiere exterminar al hijo que no le sirve para llevar el mensaje esencial a su ejecución en el mundo físico. Son numerosos los padres que descargan sobre sus hijos la tarea de realizar aquello que siempre han querido hacer sin conseguirlo. Esto significa que en su mundo interno la dinámica cósmica no ha funcionado como debería. Sus mecanismos internos se han bloqueado, dicho sea de paso- y el hijo externo que han engendrado expresa este dinámica: el hijo no es lo que el padre desearía que fuera y por ello siente el impulso de exterminarlo.

Éste puede no llegar a ejecutarse en el terreno material, y ser de tipo moral, psíquico, siendo sometido el hijo a un acoso, a un linchamiento que a veces puede abocarle al suicidio. Todos los años la prensa nos relata casos de escolares que se suicidan por tener malas notas, como reacción ante la actitud severa de sus padres. También ocurre que el hijo se desliga de su relación con el Eterno y su actitud se traduce, en lo exterior, por un odio a muerte hacia el padre.

En los días y horas de REHAEL, ese amor-odio se verá potenciado. Si el genio de arriba triunfa, tendremos a la persona que adora a sus progenitores y es adorada por ellos. Si es el de abajo el que manda, la familia pensará en la manera de mortificarse y destruirse, y esto sucederá sobre todo el en 3º y 4º escenario de su actuación. Si rige REHAEL de abajo, lo que se emprenda en esos días llevará implícita una buena dosis de crueldad. Podemos poner como ejemplo la lunación del 29 de abril de 1995, que cayó a 8º 56' de Tauro, en grados regidos por REHAEL, concretamente el 7 de Mayo de 1995 la prensa comentó que el nuevo código penal suprimía la figura del parricidio. Al día siguiente, una mujer abandonó a su hija de 1 año en un parque madrileño. El día 10 un hombre degolló a su hijo en Badajoz, y otro mató a su padre en Valladolid. El mismo día, otro joven que mató a su padre con una ballesta ingresó en un psiquiátrico. Estos ejemplos son una prueba palpable de la influencia que ejercen los genios sobre las nuevas Lunas.

51.- HAHASIAH (Dios Oculto)

Lo que puede obtenerse de HAHASIAH:

1.- Elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas.
2.- Vocación por la medicina, llevando a descubrimientos maravillosos.
3.- El verse conferir una misión redentora.
4.- Conocimientos de física y química y revela de secretos de la naturaleza.
5.- Protege contra los que abusan de la buena fe.

HAHASIAH es el tercero del coro de los Principados y se ocupa en Netzah de los asuntos relacionados con Hesed; sitúa en nuestra morada Filosofal 51 la esencia llamada Medicina Universal o Piedra Filosofal, que facilita la comprensión de la obra divina.

HAHASIAH es uno de los rostros más luminosos del zodíaco, puesto que se mueve en el Sendero que va de Netzah a Hesed en su trayecto de retorno. Ya vimos, en nuestras lecciones de Interpretación Esotérica de Génesis, que Luz significa capacidad de entender las cosas, y HAHASIAH es el encargado de comunicárnosla. Se trata del entendimiento de los mundos de arriba, puesto que el genio apunta en esta dirección, al revés de OMAEL, genio 30, que rige el mismo sendero, pero en su dirección hacia abajo y ponía en nosotros la capacidad de entender el mundo material.

El genio 30 tiene una relación con la medicina y de él nos viene la comprensión del cuerpo humano y la técnica para restablecer su buen funcionamiento. HAHASIAH actúa de distinta manera y su esencia, llamada Medicina Universal, es la que cura definitivamente porque nos permite comprender la causa del mal y nos sitúa en condiciones de erradicarla. OMAEL actúa sobre los efectos; HAHASIAH actúa sobre las causas. En sus días y en sus horas podremos entender el por qué de los males que nos aquejan y que afligen a la sociedad y los nacidos bajo su influencia serán los grandes curadores, los dispensadores de remedios universales, que quizá no encuentren en sus pacientes la colaboración necesaria para extirpar su mal. Aunque no tengan conocimientos concretos de medicina, debemos escuchar sus recomendaciones, porque HAHASIAH hablará a través de ellos y sabrán la forma de extirpar definitivamente el mal.

Los antiguos alquimistas llamaban Piedra Filosofal a esa verdad esencial, minúscula que, cuando está dentro de nosotros, es el punto de arranque de todos los razonamientos justos. Sin esa verdad fundamental, por más que razonemos, las ideas no se sostendrán porque estarán apoyadas en una base falsa. La Piedra Filosofal que nos aporta HAHASIAH es esa verdad primera, sin la cual no podemos comprender la dinámica del universo. Por no estar en posesión de esa verdad primera, muchos filósofos han razonado en vano y todas sus elucubraciones no han servido para nada, porque no se apoyaban en esa verdad fundamental que es la piedra angular de todo edificio filosófico.

HAHASIAH, en sus días y en sus horas, la deposita en nosotros, si es que encuentra espacios apropiados para ella. Cuando los puntos de HAHASIAH son transitados por los planetas o cuando una nueva Luna cae en ellos, el genio tiene una actuación estelar, siempre relacionada con el planeta transitante, con la Casa que rige dicho planeta y con el órgano del cuerpo humano que el planeta gobierne. El primer escenario por rotación es un punto de Fuego y actúa sobre nuestra personalidad moral, que percibe instintivamente la verdad; el segundo es un punto de Agua, e impregna los sentimientos de esa verdad; el tercero es un punto de Aire y la esencia del genio penetra en la razón; el cuarto es un punto de Tierra y su doctrina se materializa en el comportamiento; el quinto es un punto de quintaesencia y el genio realiza la síntesis de todos los puntos anteriores.

Este genio sirve para elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas y para descubrir los misterios de la sabiduría, dice el programa. Hemos dicho muchas veces a lo largo de la Enseñanza que para contemplar lo divino hay que cerrar los ojos, en cierto modo, a lo humano. Tenemos que volver la espalda a lo material y entonces contemplamos lo que está detrás de nosotros. Si este genio eleva la vista desde Netzah hacia Hesed, nos sitúa en condiciones de contemplar lo que hay detrás. La Sabiduría está en Hochmah, pero en Hesed, su lugarteniente en la columna de la derecha, esa Sabiduría se encuentra cristalizada, es más visible y fácil de entender y si la estudiamos primero en Hesed, estaremos en condiciones de mejor entenderla de forma abstracta en Hochmah.

Este genio domina sobre la química y la física; revela los más grandes secretos de la naturaleza, sobre todo la piedra Filosofal y la medicina universal. La persona nacida bajo su influencia amará las ciencias abstractas, interesándose particularmente por conocer las propiedades y las virtudes atribuidas a los animales, los vegetales y los minerales; se distinguirá en la medicina por sus curas maravillosas y hará varios descubrimientos útiles a la sociedad, termina el programa.

En este programa, procedente de la Edad Media, aparecen la química y la física, pero en realidad, el programa debería referirse a la alquimia y a la metafísica, ciencias que en la antigüedad podían conducir a la hoguera. Ya hemos visto la clase de conocimientos que HAHASIAH proporciona y no vamos a insistir. El genio enseña lo que se ha dado en llamar la Signatura de las Cosas, el sello planetario y zodiacal que llevan todos los animales, las plantas y los metales. En el ambiente esotérico existe una gran confusión sobre este particular. No tenemos más que ver las listas de correspondencias de animales, plantas y metales publicadas en distintos libros, para observar cuán grande es la desorientación. Se coincide en unos pocos minerales, como el hierro, el plomo, el estaño, pero en pocos más. El estudio de esas correspondencias dará sus frutos en los días y en las horas de HAHASIAH y los interesados por esta cuestión, tan esencial para el conocimiento del universo material, deberían trazar un calendario de días y horas de actuación del genio y ponerse a trabajar sobre ello. Estos estudios darán mayores resultados si se abordan a través de la inspiración, de la intuición, que no de las observaciones prácticas. En todo caso, lo cierto es que HAHASIAH representa uno de los puntos más activos de la Alta Ciencia, la verdadera, la que viene por vía de inspiración.

La contrafigura de HAHASIAH:

El genio contrario domina sobre los charlatanes y sobre todos los que abusan de la buena fe de las personas, prometiéndoles cosas extraordinarias, dice el programa. De todos es sabido que en el ámbito de las ciencias herméticas pululan los charlatanes, las gentes que afirman poseer un conocimiento cuando en realidad no saben nada, que abren gabinetes de consulta, fundan centros de estudios o de prácticas místicas, mientras desconocen profundamente aquello de lo cual hablan en abundancia. Es el genio del abismo quien los inspira y, a su manera, también contribuyen al descubrimiento de lo transcendente, ya que las personas que acuden a ellos en busca de lo verdadero acaban dándose cuenta del error de esos pretendidos maestros y se alejan de ellos, quizá después de haberse gastado una fortuna, para entrar en el verdadero camino.

Los ignorantes son muy propensos a prometer, porque no saben lo que cuesta una transmutación. Prometen la salud, el bienestar, la riqueza, todo lo que el cliente anhela y lo siguen prometiendo hasta que el otro ha agotado sus reservas de buena fe (o de dinero) y se da cuenta de que allí no está lo que busca. En los días y en las horas del genio será cuando más probabilidades habrá de caer en las redes de un embaucador, pero si lo encontramos fuera, o sea en medio de nuestro camino, podemos estar seguros de que lo hemos estado incubando en el secreto de nuestros procesos internos, ya que es en ellos que la fuerza del genio empieza a manifestarse. Muchos son los individuos que anhelan poderes, y buscan la palabra del poder, sin estar dispuestos a dar nada a cambio; es decir, a promover importantes cambios en su comportamiento, en sus hábitos. Se están engañando a sí mismos al creer que todo depende de una palabra, de una vibración del aire, y entonces el engaño interno los conduce al gran embaucador externo, al gran timador que los despojará de sus valores - sus falsos valores - hasta dejarlos desnudos, hambrientos, a los pies de esa Verdad llamada Piedra Filosofal.

Tristán Llop y Kabaleb, la bússqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Luna angélica de Virgo

La Luna nueva de Virgo se produce a 15:41 grados de este signo y a las 12:30 (hora española del 8/9). Se trata de un grado de toma de conciencia (puesto que es un grado de Tiphereth-Sol), así que nos ayudará a comprender lo que está sucediendo a nuestro alrededor.

Os pongo el enlace para la conferencia que he dado sobre esta Luna nueva y a continuación el texto de Kabaleb. Enlace conferencia
Los ángeles que rigen esta lunación son el 34 Lehahiah (físico), que se encargará de transmitirnos la necesidad de ser obedientes a los dictámenes que emanan de nuestro interior. Y el 22 Yeiayel (emotivo), que nos inyectará la necesidad de salir de la rutina, de destacar...

34.-LEHAHIAH (Dios Clemente)

Lo que puede obtenerse de LEHAHIAH:

1.- El aplacamiento de la cólera, propia y de los demás.
2.- La comprensión de la estructura del universo, de las leyes divinas.
3.- Favores asombrosos por parte de los grandes personajes.
4.- Buenos resultados en peticiones a ministros, directores generales.
5.- Protege contra la tentación de declarar guerras.

LEHAHIAH es el segundo del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con Binah; sitúa en nuestra morada filosofal 34 la esencia llamada Obediencia, que nos permite ser sumisos a los superior aunque no lo entendamos. Hemos visto que del genio anterior recibíamos capacidad subordinadora, esa esencia que nos permite reconocer nuestro lugar.

En su programa se hablaba de obediencia a los príncipes cristianos, es decir a la dinámica de Hochmah. Aquí no se trata de príncipes cristianos, sino de la pura y simple ley elaborada por Binah y a la que ineludiblemente debemos someternos. Esta ley, muchas veces no la comprendemos; no estamos aún preparados para entenderla y nos mostramos rebeldes hacia ella. Es nuestra naturaleza emotiva la que se rebela, porque en ella no ha penetrado aún la ley y no quiere que penetre porque esta ley suele ser contraria a las cosas que nos procuran goces.

LEHAHIAH está ahí para infundirnos la obediencia a la ley, la entendamos o no, sofocando las rebeliones de la naturaleza emotiva. De la obediencia emana el sentido del deber el cual, en las situaciones conflictivas, nos lleva a optar por cumplir con nuestras obligaciones, en lugar de adentrarnos por el camino de los goces. En sus días y en sus horas, LEHAHIAH nos dirá cual ha de ser nuestro comportamiento y, de igual forma, encontraremos un buen consejo en las personas influenciadas por este genio, en las nacidas en sus grados de dominio y en sus 20 minutos de regencia diaria. Ellas serán nuestros consejeros titulados en los momentos de zozobra.

Si somos obedientes a la ley aún sin comprenderla, aún pareciéndonos injusta, estaremos creando en nosotros una zona de sensibilización hacia ella y acabaremos por comprenderla. En la vida civil hay leyes injustas porque la proyección del mundo de arriba hacia abajo encuentra obstáculos, se tergiversa el sentido y acabamos instituyendo lo de arriba al revés. Pero nuestra actitud obediente hacia esas leyes injustas propicia la obediencia a las leyes cósmicas; es decir, esa obediencia externa nos indica que existe una obediencia interna que se proyecta al revés y nos hace sumisos a lo injusto, pero existiendo el manantial de obediencia interna, un día se expresará correctamente y nos veremos desvinculados de lo injusto externo, desaparecerá como si no hubiese existido nunca.

Resulta de todo ello que la actitud positiva no es la de rebelión, sino la de desconexión, de desapego. La rebelión hacia lo injusto denota más bien que hay una actitud de rebelión interna que nos lleva a combatir lo justo con el mismo furor.

Este genio sirve contra la cólera, nos dice el programa. La cólera aparece en nosotros cuando nos vemos obstaculizados en la realización de nuestros deseos; cuando sufrimos agresiones por parte de la sociedad o de los particulares. Pero si en nuestro receptáculo interno existen abundantes reservas de las esencias de LEHAHIAH aceptaremos lo que nos ocurre como algo justo; comprenderemos que de algún modo lo tenemos merecido y no responderemos con cólera a la violencia de los demás.

El lector ya sabe que todo lo que sucede en la vida es generado por nuestra dinámica interna y que, por consiguiente, no hay motivos para encolerizarse. Pero, aún no sabiéndolo, el profano que se ve en trance de encolerizarse, se verá aplacado si este genio consigue influenciarlo.

* Nota: Este es un punto que suele suscitar numerosas polémicas cuando es expuesto en una charla o en una tertulia . De hecho, en el momento en que estos textos de Kabakeb están siendo revisados -por si es necesario añadir alguna aclaración- el terrorismo etarra se ha cobrado una nueva víctima: el político Fernando Múgica. Al enterarse de la triste noticia, su hermano, Enrique Múgica, declaró ante las cámaras de televisión: «Ni olvido, ni perdono», cuatro palabras dotadas de una gran repercusión, por el momento en que fueron pronunciadas y por su amplia difusión incluso más allá de nuestras fronteras. Dos negaciones espoleadas por la rabia, el dolor y la impotencia, que se apoderaron de un ser humano al sentir casi en carne propia la barbarie terrorista. Si consideramos la situación desde el ángulo de las emociones -el más frecuentado- lo más normal es que nos solidaricemos con este hombre apenado, comprendiendo e incluso suscribiendo su reacción. Pero intentemos ver las cosas desde otro prisma, el que nos propone el genio LEHAHIAH al decirnos que la rebelión no es una actitud positiva. Preguntémonos: ¿Son buenas consejeras las emociones? ¿Acaso no son ellas las que, cuando se exaltan, arman el brazo de los extremistas (sea cual sea su signo)? Por lo tanto, al justificarlas, al solidarizarnos con quienes basan en ellas su razonamiento y su discurso, ¿no nos estamos (de algún modo) equiparando a los esbirros del terror? Y ¿qué valor tienen nuestra repulsa y nuestro rechazo a sus métodos si nosotros, sin darnos cuenta, nos ponemos a su mismo nivel? En efecto, todo el odio y la rabia contenidos en las dos negaciones mencionadas no se pierden en el espacio, sino que van a parar a una esfera negra -de la que hemos hablado en el libro «Los ángeles al alcance de todos»- en la que se dan cita todos los pensamientos y sentimientos negativos que emanan de los seres humanos; todos juntos forman un egregor negro, o sea una nube de energía negra. Pero esta nube es precisamente la fuente, o el surtidor de «carburante» del que se nutren todos los delincuentes y asesinos del mundo para cometer sus fechorías. De la misma forma que un coche no puede funcionar sin gasolina, los criminales y delincuentes no pueden actuar si no succionan -de forma inconsciente la gran mayoría de veces - de este egregor la energía negra que les permitirá actuar. Por lo tanto, si después de que se ha cometido un crimen desplegamos todo nuestro odio sobre el criminal, y si además este odio tiene un potente efecto multiplicador porque lo declaramos desde algún medio de comunicación haciendo que muchas personas se adhieran a él, estamos creando las condiciones adecuadas para que se vuelva a perpetrar un nuevo crimen o una nueva fechoría. Y de hecho, esta idea se ha visto confirmada ya que ocho días después del asesinato de Fernando Múgica y de las declaraciones de su hermano, ETA volvió a hacer gala de su poco respeto por la vida humana asesinando a un catedrático: F. Tomás y Valiente.

Este genio domina sobre las cabezas coronadas, los príncipes y los nobles, manteniendo la armonía, la buena inteligencia y la paz entre ellos; influencia sobre la obediencia de los súbditos hacia sus príncipes, dice el programa. Esos príncipes y cabezas coronadas, como comentábamos al principio, son fuerzas internas que trabajan en el establecimiento de las leyes de Binah y no en el advenimiento del reino de Cristo como ocurría con el genio anterior.

Es decir, dentro de nosotros van apareciendo impulsos diversos, muchos de ellos divergentes entre sí y combatiéndose entre sí. Cuando los impulsos de una misma naturaleza se repiten, constituyen en nosotros una tendencia, que es una agrupación de impulsos de una misma índole, y cuando se juntan diversas tendencias de un mismo signo, forman un principado, y cuando varios de esos principados persiguen un mismo fin, forman un reino. Resulta así que en nuestro fuero interno existen impulsos, tendencias, principados y reinos.

El impulso tiene una vida corta, puede durar segundos, pero si baja con mucha fuerza, puede conseguir, en esos segundos, mover la dinámica de nuestro comportamiento y encarrilarnos hacia algo de lo que será difícil volvernos atrás, porque nos habremos comprometido, y aunque el impulso haya desaparecido ahí quedará la obra por él realizada. Por ello puede ser muy peligroso dejarnos llevar por nuestros impulsos. Un impulso basta para dar muerte a una persona, cuando ese impulso tiene como motor una violenta cólera, y luego, aunque seamos pacifistas y buenos como el pan el resto de nuestra vida, ahí queda el muerto.

La tendencia arrastra ya en sí un poder y tiene arraigo en nuestro carácter. El impulso puede durar lo que un relámpago, sin mover nada en nuestra existencia: hacer aflorar en nosotros una idea, un deseo y nada más. La tendencia, en cambio, produce efectos, buenos o malos, pero los produce.

Cuando se transforma en principado, con el príncipe que lo gobierna, entonces ya tenemos un poder constituido con sus leyes, sus hábitos, su idiosincrasia, sus banderas, y nos convertimos en súbditos de ese príncipe que hay en nosotros y que nos dice lo que debemos hacer. La presión aumenta cuando ese principado es elevado a la categoría de reino, con un rey al que todo nuestro pueblo interno jura obediencia. Entonces nos dejaremos llevar por los dictámenes de ese rey (existen infinidad de cuentos infantiles basados en esta temática) y la parcela de voluntad que lleva cada impulso, cada tendencia, la abandonaremos en sus manos.

En ciertos períodos de nuestra vida, bajo determinados aspectos, bajarán en nosotros una serie de impulsos hostiles a ese poder establecido y quizá lleguen a formar nuevas Tendencias, nuevos Principados que luchen contra los reyes. La Biblia nos refiere la historia de Abram y Lot contra los reyes, en una cruenta batalla que hemos referido en una lección de nuestra Interpretación Esotérica del Génesis. Estas luchas internas, que derrocan a unos reyes para colocar a otros, marcan los grandes cambios en la orientación de nuestra vida.

LEHAHIAH, por su ministerio, mantiene la armonía, la buena inteligencia y la paz entre nuestros reyes, príncipes y nobles internos y sus súbditos, lo cual significa que actuamos conforme a las leyes eternas y, haciéndolo así, nuestros negocios prosperarán y nuestra salud será excelente.

La persona nacida bajo esta influencia será célebre por su talento y sus acciones; gozará de la confianza y los favores de su príncipe, favores que merecerá por su entrega, su fidelidad y los grandes servicios que le rendirá, termina el programa. Lo que sucede en nuestro interior se proyecta al exterior, lo hemos visto en numerosas ocasiones, de modo que el orden interno promovido por este genio dará lugar a un individuo fiel a los poderes constituidos, a las personas que representan ese poder, y su fidelidad y entrega le valdrán favores por parte de los gobernantes que lo convertirán en su hombre de confianza, pudiendo alcanzar elevados puestos en la administración del estado o en sociedades privadas, como secretario, apoderado, hombre de confianza de alguien importante. Por consiguiente si alguien que nos consulta necesita a una persona para un empleo de confianza en una gran sociedad, recomendaremos al nacido en los grados de LEHAHIAH, preferentemente en su tercer y cuarto escenario.

La contrafigura de LEHAHIAH:

El genio contrario domina la discordia; provoca la guerra, las traiciones y la ruina de las naciones, dice el programa. Si la fuerza del genio entra al revés, invertirá las virtudes y la obediencia se convertirá en traición, la armonía en discordia y la buena inteligencia en incomprensión, de modo que de la paz se pasará a la guerra. A este individuo le sucederá lo que enunciábamos más arriba al hablar de guerra de tendencias contra los poderes establecidos. Es una guerra que tarde o temprano debe estallar en nosotros porque la evolución exige una ruptura con los valores que veneramos en un momento dado. Pero ese combate es noble si es promovido por la emergencia de fuerzas que vienen de arriba. Cuando la guerra se debe a la rebelión provocada por las huestes luciferianas, es injusta y llevará el individuo a su destrucción final.

22.-YEIAYEL (La derecha de Dios)

Lo que puede obtenerse de YEIAYEL :

1º.- Fortuna, renombre, prestigio e imagen.
2º.- Protección en los viajes por mar y los naufragios (morales y físicos)
3º.- Ayuda a los comerciantes.
4º.- Favorece las ideas altruistas y filantrópicas.
5º.- Protege contra los piratas y ladrones.

YEIAYEL es el sexto de los Tronos y se ocupa en Binah de los asuntos relacionados con Netzah; sitúa en nuestra morada 22 la esencia llamada Renombre, que ha de llevar a la plenitud a un grupo de tendencias internas que trabajan en una determinada dirección.

Los impulsos internos acceden, por rotación, a los puestos de mando, para que todos tengan la oportunidad de mandar en nuestra vida, es decir, de realizarse. Pero no todos aspiran al poder, muchos se contentan con testimoniar de su existencia y se retiran sin haber ejercido jamás el mando. Por el contrario, otros aspiran a permanecer en los centros de poder más allá de su tiempo normal y convencen a otros impulsos para que les cedan su representación, arguyendo que ellos se encargarán de defender sus intereses. Ello da lugar, en el mundo exterior, al sistema democrático, en el que unos pocos representan a una multitud. Esos pocos son los que hablan, los que dictan las leyes, los que se manifiestan y tienen renombre, mientras que los otros sólo son llamados para emitir su voto.

Las tendencias internas con renombre someten a las demás, se convierten en líderes y utilizan la fuerza de las tendencias no renombradas para conducir la vida del individuo hacia un punto concreto, hacia el estudio de determinadas cosas y ello convertirá al individuo en renombrado en la asignatura que domina, mientras otros aspectos de la vida le pasan totalmente desapercibidos. Venus-Netzah da gloria y esplendor a todo lo que toca, y representando YEIAYEL la parte venusiana que hay en Saturno/Binah, será la inteligencia de Binah la que adquirirá renombre.

Si YEIAYEL está activo en nosotros, siempre estaremos habitados por un impulso que aspirará al renombre. Si esto resulta positivo o no es un tema que se puede discutir. Si en una vida avanzamos mucho en una dirección y poco en otras, seremos grandes sabios en una materia y totalmente lerdos en otras, con lo cual nuestra vida quedará desequilibrada, estando por un lado en lo alto de la montaña y por el otro en el más profundo de los abismos.

Esos altibajos, ¿cómo repercutirán en las próximas vidas? La ciencia de las analogías, de la que hemos tratado al hablar del genio 21, nos permite aplicar nuestros conocimientos en un determinado sector para elucidar lo que no sabemos en otro, ya que si una cosa es cierta en un dominio, también lo será en otros que guardan analogía con ella. Pero también es cierto que si en una materia determinada somos lumbreras y totalmente ignorantes en otras, nuestra ignorancia se proyectará al exterior y nos encontraremos en una vida rodeados de ignorantes, de gentes que no nos entenderán, y puede que vayamos de divorcio en divorcio, pretendiendo hallar a los que sí nos entienden, pero éstos no aparecerán.

El individuo que representa en una vida, se verá en otra en el papel de representado, y si ha utilizado el renombre para sojuzgar y reprimir, se encontrará tarde o temprano en la piel de un reprimido. El renombre es un arma de doble filo, mientras la persona no ha conquistado la sabiduría. El renombre no ayuda a llevar una vida equilibrada y como ejemplo no hay más que observar la vida de tantísimos artistas que se suicidan, se drogan, tienen grandes depresiones, son invertidos o adoradores de su propio ombligo.

Este genio domina la fortuna, el renombre, la diplomacia y el comercio, dice su programa. Podríamos añadir muchas otras actividades, todas las que proporcionan fortuna y renombre. La política, el arte, la ciencia, no por el conocimiento en sí que los interesados puedan tener, sino por ser muy famosos en su profesión, como el Dr. Barnard, por ejemplo, y sobre todo la profesión de abogado.

En los días y horas de regencia de YEIAYEL, si lo que perseguimos es fortuna y renombre, los obtendremos porque el genio potencia las tendencias que aspiran a la fama. Pero si en nosotros no hay espacios abiertos a las esencias de este genio, es evidente que el renombre y la fortuna no vendrán. Por lo tanto, desde el momento en que una fuerza suprahumana nos brinda energías para lanzarnos hacia la fama, ésta debe ser una de nuestras aspiraciones. El hecho de que resulte positiva o negativa para nosotros dependerá del uso que hagamos de ella.

Las personas nacidas bajo la influencia de YEIAYEL tienen la fama inscrita en su programa humano y han de aspirar a ella. Si nos acercamos a ellas podremos, por osmosis, succionarles ese renombre y esa fortuna, si ello figura en nuestras aspiraciones. Las personas que hayan nacido en los escenarios del genio, contando a partir de nuestro Sol, nos aportarán la fortuna y la fama, y todas las demás virtudes que figuran en el programa de esta fuerza. Aquello que se inicie en los días de YEIAYEL nos conducirá al éxito.

Este genio influencia sobre los viajes, los descubrimientos, las expediciones marítimas, protege contra las tempestades y los naufragios. Para acceder a la fama, tenemos que realizar un largo viaje interno. Un viaje por mar, por el mar de nuestras emociones, las cuales quizá desean llevar una vida tranquila y sin problemas, y tendremos que agitarlas y movilizarlas para que sostengan la aspiración al triunfo. En realidad, no son muchos los individuos que están dispuestos a luchar por sobresalir en su disciplina; la ambición es menos frecuente de lo que se piensa y son numerosas las personas que no aspiran a salir de su pequeña rutina. No obstante, los ambiciosos, con ser minoría, son muy activos y se disputan entre ellos las parcelas de poder. Por ello en ese viaje por mar corren constantemente el peligro de naufragio: nuestras aspiraciones naufragan ante el empeño de nuestros contrincantes por obtener aquello que nosotros también deseamos.

YEIAYEL protege contra este tipo de naufragios. Y en ese largo periplo hacia la fama, hacemos descubrimientos, claro que los hacemos, ya que si estamos activos, si somos emprendedores, si salimos del atasco en el que viven los que no tienen aspiraciones, estaremos generando situaciones que nos harán descubrir los mecanismos del universo. Pero si las fuerzas del genio no se manifiestan en el interior, crearán en el exterior situaciones materiales y estaremos con las maletas siempre a punto para viajar. Los descubrimientos serán de tipo material, viajaremos por mar, tendremos que enfrentarnos a tempestades y naufragios y el genio procurará sacarnos con bien de ellos. Todo ello para que comprendamos que debemos movernos por dentro y avanzar hacia la fama, luchando a brazo partido contra los sentimientos inmovilizantes. En todo caso, si tenemos que emprender viajes por mar, será bueno que invoquemos a YEIAYEL.

La persona nacida bajo esta influencia amará al comercio, será industriosa y se distinguirá por sus ideas liberales y filantrópicas, dice el programa. Pero ¿qué es el comercio a nivel filosófico? es decir, ¿qué género de impulso interno hace que, al no dinamizarnos por dentro, nos dediquemos al comercio en lo exterior? El comercio se caracteriza por un intercambio de bienes, mediante su contra-valor en dinero. Pero hay muchas actividades que se engloban en la palabra comercio: el fabricante, el agente de ventas que trata de convencer al comerciante, y éste último, en líneas generales.

Entonces diremos que el comercio interno es la tendencia que nos lleva a intercambiar nuestro excedente para integrar en nosotros el excedente de la persona con la cual tratamos, ya que el comercio, al principio, era eso, un intercambio de excedentes. Así pues, amar el comercio significará estar abiertos a ese trueque. Hay personas que no quieren intercambiar nada, sino vaciar sobre los demás sus ideas, sus emociones, pero sin darle al otro la oportunidad de comunicar lo que piensa o siente.

Ser industrioso significa ser activos, poner muchas cosas en marcha y cuando lo hacemos por dentro, no vivimos anclados a ciertos principios inamovibles, no somos fieles a ciertos ideales o sentimientos, sino que la corriente mental y la emotiva circulan y nos movilizan hacia infinidad de cosas. Generamos ideas, sentimientos que fecundan las mentes y los corazones de los demás y los activan; si somos portadores de vida, a nuestro alrededor nunca habrá hambre ni miseria. Toda esta actividad interna, en la fase Vav se derrama al exterior y nos convierte en comerciantes, en hombres de industria, con ideas amplias y generosas.

La contrafigura de YEIAYEL:

El genio contrario domina sobre los piratas, los corsarios y los esclavos; influencia sobre las actividades marítimas, dice el programa. Tenemos aquí la figura del usurpador, del aprovechado, del que en lugar de esforzarse para conseguir la fortuna y el renombre, se aprovecha de quienes han realizado este esfuerzo y se apodera de sus bienes, reduciendo sus víctimas a la esclavitud, esto es, a la impotencia ente el atropello del que son objeto. Cuando el YEIAYEL del abismo actúa en su primer escenario (YOD), el individuo ejercerá como «pirata» (entiéndase este término en un sentido amplio, no sólo literal). En el segundo (HE) será víctima de la piratería. En el tercero (VAV), convertirá la piratería en doctrina social y en el cuarto (2º HE) la cultivará al por mayor, estableciendo sucursales por toda la tierra (Mario Conde y Ruiz Mateos tienen planetas en estos escenarios).

Para completar el análisis de la Luna nueva debéis consultar las páginas de mis hermanas Soleika y Milena

Tristán Llop y Kabaleb, la búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Descubre tus cualidades con la astrología

La clave de un buen desarrollo de la personalidad está en conocerse. Una buena manera de conseguirlo es a través de las claves que nos ofrece la astrología cabalística o astrocábala.

Te presento una guía que escribí hace un tiempo pero creo que está de actualidad.

Descubre tus principales cualidades a través de la astrología cabalística, si has nacido bajo el signo de:...

Según el signo astrológico bajo el cual hemos nacido, nos definen unas características determinadas. Descubrirlas nos ayudará a conocernos mejor y a ponernos en línea directa con nuestra órbita de universo, ayudándonos a descubrir nuestro objetivo de vida. El conocimiento te abrirá las puertas de la felicidad.



Fuerzas de PenetraciónFuerzas de PermanenciaFuerzas de Salida
FuegoAriesLeoSagitario
AguaCáncerEscorpioPiscis
AireLibraAcuarioGéminis
TierraCapricornioTauroVirgo


A continuación vas a encontrar desarrollados los doce aspectos más importantes de tu personalidad, sólo tienes que hacer un clic en tu signo (representa tu personalidad profunda). Si sabes tu ascendente (representa tu personalidad exterior, cómo te muestras a los demás), también debes mirar ese signo, porque complementará el otro.

Si ignoras cuál es tu signo, búscalo en la Lista de Signos y encontrarás las fechas que corresponden a cada uno.

Astrología: Lista de Signos:

Aries: 21 de marzo al 20 de abril
Tauro: 21 de abril al 20 de mayo
Géminis: 21 de mayo al 21 de junio
Cáncer 22 de junio al 22 de julio
Leo: 23 de julio al 23 de agosto
Virgo: 24 de agosto al 22 de septiembre
Libra: 23 de septiembre al 23 de octubre
Escorpio: 24 de octubre al 22 de noviembre
Sagitario: 23 de noviembre al 22 de diciembre
Capricornio: 23 de diciembre al 19 de enero
Acuario: 20 de enero al 19 de febrero
Piscis: 20 de febrero al 20 de marzo

Si quieres, puedes tener una consulta personal (presencial o por Skype) en base a la astrología cabalística con el creador de este artículo.

©Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior
www.lashungit.com
Añadir leyenda

Luna nueva angélica de Leo

La Luna nueva cae a 17:25 grados de Leo y se activa a las 5.08 a.m. (hora española). Será un buen momento para volver a sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos, para sacar lo mejor que hay en nosotros mismos...

Lo ángeles que iluminarán esta lunación son Seheiah (28), como físico y Manakel (66) como emotivo. El primero nos ayudará a vivir de una forma equilibrada y feliz y nos protege de los rigores de nuestro destino (muy útil en estos tiempos). El segundo nos ayudará a comprender la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal en nuestra vida.

A continuación encontraréis el programa profundo de estos dos ángeles escrito por Kabaleb.

28.-SEHEIAH (Dios que cura a los enfermos)

Lo que puede obtenerse de SEHEIAH:

1º.- Protección contra incendios (cólera, abusos) y ruina de los edificios.
2º.- Protege contra las caídas, accidentes y catástrofes.
3º.- Longevidad: vivir mucho tiempo de forma equilibrada y feliz.
4º.- Prudencia, buen juicio y circunspección.
5º.- Protege contra los rigores del propio destino.

SEHEIAH es el cuarto del coro de Dominaciones y se ocupa en Hesed de los asuntos relacionados con Gueburah; sitúa en nuestra morada nº 28 la esencia llamada Longevidad, que nos permite llegar al final de nuestro ciclo de vida en buenas condiciones físicas. Este ciclo es de 84 años para los hombres y 72 para las mujeres. Pero estos ciclos, que son los naturales, se ven alterados por la actuación del ser humano y a una vida que termina antes de alcanzar el final de su ciclo, le corresponde otra vida (en una próxima encarnación) en la que el ciclo se ve sobrepasado. SEHEIAH actúa en el mundo de las emociones, regulándolas. Cuando son negativas, siempre son el primer factor causante de muerte ya que el principio de la vida, que es Fuego/luz, no puede circular cuando las emociones negativas se concentran en el individuo, cubriéndolo con sus sombras. Aparece entonces la mala circulación, la paralización de las extremidades y posteriormente, de todo el organismo. SEHEIAH desatasca y gracias a su acción la luz penetra en las tinieblas internas y todo vuelve a funcionar correctamente.

Este genio es el sanador por excelencia del Zodíaco y las personas nacidas bajo su influencia serán los mejores curanderos del mundo, si es que son sensibles a sus impulsos. Si en un momento dado necesitamos la asistencia de un curandero, conviene que levantemos su tema astral para comprobar si tiene activados los puntos de SEHEIAH. Y para proceder a nuestra propia curación, utilizaremos las horas y días del genio, sobre todo los días en que el Sol transite sobre su tercer y cuarto escenario, o sea los puntos Vav y 2º He. Las personas nacidas en sus puntos de dominio respecto a nuestro Sol serán nuestros curanderos naturales y puede que su sola compañía sea suficiente para restablecernos en caso de malestar o enfermedad. Sin embrago, habida cuenta de que la enfermedad siempre es provocada por una dinámica de comportamiento errónea, el restablecimiento será provisional si esta dinámica no cambia y la enfermedad reaparecerá una y otra vez mientras no expulsemos de nuestro organismo a los portadores de sombras.

Este genio sirve contra la parálisis y el trueno, dice el programa. La parálisis aparece cuando las huestes del abismo ocupan nuestros espacios en permanencia y esto ocurre solamente cuando hay por nuestra parte una demanda constante de sus servicios, ya que las fuerzas de abajo no pueden permanecer en nosotros de manera estable. No hay en nuestro fuero interno moradas para ellos y esa ocupación sólo es posible, repitámoslo, cuando existe por nuestra parte una voluntad permanentemente renovada de mantenerlos. La intervención de SEHEIAH los obliga a huir. En cuanto al trueno, Júpiter es quien lo maneja, en la Mitología fulminaba a ciertos mortales con un rayo. Los individuos que escapan al control jupiteriano, aquellos cuyos deseos son excesivos y sobre los que han fallado todos los intentos de volverlos a su cauce, son fulminados por Júpiter, pueden ser víctimas de un rayo o de una enfermedad derivada de un Júpiter negativo, por ejemplo del hígado. SEHEIAH restablece el buen funcionamiento de los órganos regidos por Júpiter.

SEHEIAH protege contra los incendios, las ruinas de los edificios, las caídas, las enfermedades; domina la salud y la longevidad, dice le programa. Júpiter-Hesed, siendo el primer Séfira del Mundo de Creaciones o de los sentimientos, trabaja en el Agua, aunque parte de su naturaleza es de Fuego, por ser el 2º He del Mundo de Emanaciones. Gueburah (ya que este genio se ocupa en Hesed de los asuntos de Gueburah) se encuentra situado en el corazón del Agua, podríamos decir, siendo el He del Mundo de Creaciones. Por consiguiente, este genio es portador de Agua en alto grado. Internamente, los incendios se producen cuando hay una acumulación de Fuego en estado puro y no encuentra cauces naturales para expresarse. El Fuego nace en Kether-Aries como una voluntad y ésta debe circular en dirección al mundo físico, para tomar forma. Si no lo hace, si el individuo acumula en sí voluntades, intenciones, una tras otra sin llegar a materializarlas, las voluntades acaban generando un tal calor interno que la persona literalmente se quema, tiene la sensación de asfixiarse, de tener dentro un ardor que la llevará a buscar algo con que aplacarlo: quizá alcohol, droga, tabaco, sexo, etc.. SEHEIAH aporta el agua necesaria para apagar ese incendio. Los nacidos bajo signos de Fuego, y principalmente Aries y con acumulación de planetas en el signo, son los más propensos a este tipo de incendios.

Los incendios externos de bosques, edificios etc. obedecen a las mismas causas, pero en el plano colectivo. Cuando una sociedad determinada no utiliza la fuerza de la voluntad para generar vida a su alrededor, bien sea vida humana o vida social, acaba siendo víctima de un incendio. Claro que hay otras causas, como es la utilización de la voluntad perversa, la que viene de abajo y que los hombres se ven obligados a consumir cuando apelan a ella. Si de golpe se detienen, si quieren poner fin a la relación con el espíritu de abajo, éste puede seguir bombeando energía y generar incendios a su alrededor para poder seguir manteniendo su hegemonía. Ha ocurrido a veces que se han encontrado a ciertas personas en las proximidades de un incendio, y luego las vuelven a encontrar en las inmediaciones de otro, lo cual acaba designándolas como presuntos culpables de haberlo provocado, aunque luego se comprueba que no lo eran. Pero en realidad sí lo han provocado, no encendiendo una cerilla, sino con su sola presencia; son portadores natos de incendios y éstos se producen allí donde están. Se ha dicho que los incendios acabarán convirtiendo la tierra en un desierto, pero el fenómeno se produce antes en el interior. También los individuos que sufren incendios internos acaban convirtiendo su vida en un desierto, sin amigos, sin relaciones, sin afectos, sobreviven en su tórrida realidad interna, habiéndolo quemado todo a su alrededor.

SEHEIAH protege contra la ruina de los edificios. Debemos entender que se trata ante todo de nuestro edificio humano, que cae en ruinas cuando hemos vulnerado las leyes cósmicas, cuando nos dejamos llevar por nuestros bajos instintos. Las ruinas exteriores son la proyección, la cristalización de nuestra ruina interna y el genio, al expulsar de nosotros a las fuerzas subterráneas, nos ayudará a edificar en terreno firme y a eliminar, en el interior y en el exterior, el estado de ruina. SEHEIAH protege contra las caídas y enfermedades, restablece las armonías vulneradas y todo vuelve a funcionar.

La persona nacida bajo su influencia tendrá mucho juicio y actuará con prudencia y circunspección, termina el programa. Hay un juicio que nos viene por la vía de las experiencias y otro que llega por la vía de la inspiración. Este último es el que SEHEIAH se ocupa de aportarnos, es el juicio inspirado que nos permite acertar. Tener juicio significa contemplar un caso determinado desde todas las perspectivas posibles. Cuando actuamos en este sentido, somos prudentes y circunspectos porque los hechos no son nunca como aparecen a primera vista. En cualquier asunto, siempre existen puntos oscuros que no percibimos, y éstos sólo aparecen cuando se le arroja al asunto mucho juicio.

La contrafigura de SEHEIAH:

El genio contrario domina sobre las catástrofes, los accidentes y causa apoplejía, influencia las personas que nunca reflexionan antes de obrar, dice le programa. La contrafigura de SEHEIAH es productora de catástrofes, accidentes y enfermedades, del mismo modo que su contrapartida positiva se ocupa de evitar todos estos escollos. Las personas nacidas bajo la influencia del genio, si no cultivan las cualidades positivas, acabarán manifestando las negativas y serán portadoras de catástrofes, de caídas, de ruina y convendrá mantenerse alejado de ellas.

66.- MANAKEL (Dios que secunda y mantiene todas las cosas)

Lo que puede obtenerse de MANAKEL:

1.- Calmar la cólera de Dios.
2.- Liberarse de los sentimientos de culpabilidad.
3.- Poder conciliar el sueño.
4.- Conseguir la amistad y la bondad de gentes de bien.
5.- Protege contra las malas cualidades físicas y morales.

MANAKEL es el segundo del coro de Angeles y se ocupa en Yesod de los asuntos relacionados con Binah; sitúa en nuestra morada filosofal nº 66, la esencia llamada Conocimiento del Bien y del Mal. Al hablar del primero de los Angeles de Yesod (el anterior), decíamos que los séfiras, en el momento de dar vida material a una experiencia elaborada por dentro, le conceden un don. El don de Hochmah-Urano se llama Sabiduría. El don de Binah/Saturno se llama conocimiento del Bien y del Mal. Los dones de los séfiras nos vienen de nacimiento, de modo que hay en nosotros ocho moradas que reciben esencias de los ocho Séfiras de oficio, sin necesidad de pedirlas. ¿Qué significa conocer el Bien y el Mal?

Cada séfira es un centro de datos. En el comienzo de la Creación, los séfiras sólo contenían unos principios que el Dios Creador les había inoculado, de acuerdo con la sabiduría acumulada en el anterior Día de Manifestación (Kabaleb se refiere aquí al Tercer Día de la Creación). Ahora se trataba de explorar y colonizar un espacio sideral vacío, un espacio virgen, en el que no había existido jamás la vida, y nuestro Yo Divino se fabricó cuerpos para esa exploración y esos cuerpos fueron trayéndole nuevas experiencias con las que incrementar su saber. De esas experiencias, absorbió las positivas y desechó las negativas, acumulando de esta forma datos sobre lo que daba buenos y malos resultados. Lo que resultaba positivo era el Bien y lo que resultaba negativo era el Mal. No se trata de valoraciones de orden moral, tema en el que hemos venido insistiendo a los largo de la Enseñanza, sino de resultados concretos. Pongamos un ejemplo práctico: En el interior del cuerpo humano existen unos «obreros» que trabajan en los átomos de los distintos órganos, asegurando su buen funcionamiento, pero hay ciertas sustancias con las que no han aprendido a trabajar porque no forman parte de los elementos positivos que ellos conocen. Cuando un individuo ingiere de forma reiterativa tales sustancias, como el alcohol, el tabaco, las drogas u otros productos fermentados o que producen fermentación, puede ocurrir que los «obreros» angélicos se retiren y dejen la parte del cuerpo implicada en ese consumo sin asistencia. La ausencia de esos «obreros de mantenimiento» puede llegar a provocar el derrumbamiento de la estructura física, lo cual lleva a la muerte a corto o largo plazo. Cuando los obreros de arriba se retiran, aparecen los depredadores, o sea, los llamados luciferes que empujarán el cuerpo hacia su destrucción. Como sea que este proceso no podía ser entendido por el ser humano, en lugar de referirle esa verdad, se le dijo que el alcohol o las drogas eran malos y él lo entendió como si fuera un principio de orden moral y se lo saltó a la torera.

Lo que nos otorga MANAKEL es la capacidad de reconocer lo positivo y lo negativo antes de iniciar una experiencia determinada. Ya hemos visto cómo el ser humano se deja llevar por impulsos procedentes del abismo. Cuando esos impulsos triunfan en nosotros y realizamos algo que acabará destruyéndose o destruyéndonos, suena en nosotros una voz que nos advierte: «cuidado, vas por mal camino». Pero solemos hacer caso omiso a esa voz y continuamos en el error porque en él encontramos una mayor satisfacción. Cuando la catástrofe sobreviene, decimos ingenuamente que no sabíamos que aquello era malo, pero sí lo sabíamos, sólo que preferíamos hacer como si lo ignoráramos. En todo caso, si andamos tan extraviados, tan despistados, que no somos capaces de distinguir entre el Bien y el Mal, conviene que acudamos a MANAKEL, en sus días y en sus horas, o busquemos a uno de sus representantes (es decir una persona cuyo Sol de nacimiento se ubique en los grados regidos por este genio) en la tierra para que nos informe.

Este genio sirve para calmar la cólera de Dios y para curar el mal caduco, dice el programa. La cólera de Dios es la que se expresa a través de sus fuerzas caídas en el abismo. En ellas todo aparece al revés y su Bondad nos viene desde el abismo como una cólera, como una furia y su Fuego Creador se convierte en fuego de quema. Pero cuando aparece en nosotros el Conocimiento del Bien y del Mal y cuando nos disponemos a obrar de acuerdo con ese conocimiento, la cólera de Dios se calma y las enfermedades debidas al desgaste de los tejidos, a raíz del abandono de los obreros angélicos, se ven curadas porque los obreros vuelven a reconstruir nuestro templo. Acudamos pues a MANAKEL para liberarnos de las fuerzas subterráneas que conducen a la destrucción de nuestro organismo.

Domina sobre la vegetación y los animales acuáticos, e influencia sobre el sueño y los sueños, sigue diciendo el programa. Hay en nosotros una flora y una fauna; una naturaleza vegetal, formada quizá por lirios y amapolas, o por cardos y espinas, según que nuestra Tierra Humana propicie lo uno o lo otro. Si repasamos los trabajos en los distintos Días de la Creación, vemos que en el Primero se plantó el germen del ser humano; en el Segundo el germen de los animales actuales y en el Tercero el germen de los actuales vegetales. Al mismo tiempo, en el Primer Día se construyó la Personalidad Divina; en el Segundo, el Yo Emotivo y en el Tercero el Yo Mental. Por consiguiente existe una relación entre el reino animal y nuestros deseos, y entre el reino vegetal y nuestros pensamientos. Si nuestra flora interna está compuesta por bellas flores y árboles frutales, ello significará que nuestros pensamientos son armoniosos, bellos y útiles. En cambio, si nuestro paisaje interno está lleno de ortigas, de arbustos espinosos y sin fruto, significará que nuestras ideas son agresivas, salvajes, estériles. La composición del paisaje en que vivimos nos dará una idea de la calidad de nuestra flora interna, de modo que un cambio de ideas nos llevará a un cambio de domicilio.

En cuanto a los animales que viven en nuestras aguas, corresponden a los luciferes que actúan en nuestra naturaleza emotiva. MANAKEL, como hemos visto, hace que nuestras aguas queden limpias de tales animales al inducirnos a actuar al unísono con la ley cósmica.

La persona nacida bajo esta influencia, reunirá todas las bellas cualidades de cuerpo y de alma, conseguirá la amistad y la benevolencia de todas las gentes de bien, por su amabilidad y la dulzura de su carácter, concluye el programa. La bella cualidad de cuerpo se consigue cuando los obreros internos están todos en activo, sin huelgas, sin plantes, y las buenas cualidades de alma se obtienen cuando los impulsos internos proceden de arriba y no de abajo. Si nuestra naturaleza obedece a lo superior, la ley de afinidades nos pondrá en contacto con las gentes de bien, que nos ayudarán y a las que ayudaremos a realizar nuestros mutuos programas. La dulzura de carácter aparece cuando no hay contradicciones en los impulsos internos y cuando pensamientos y sentimientos avanzan en una misma dirección, bajo las órdenes de nuestra divinidad interna.

La contrafigura de MANAKEL:

El genio contrario influye sobre todas las malas cualidades físicas y morales, dice el programa. En el abismo, la noción de normas desaparece y la única norma que subsiste es la del goce material: lo que produce un goce es bueno y lo que causa dolor es malo. Buscando el placer y matando el dolor, que es una advertencia de la naturaleza sobre algo que no funciona como es debido, el individuo que recibe energías del MANAKEL de abajo, no tarda en paralizar la actuación de los obreros internos con la correspondiente pérdida de la salud. Desorientado, sin normas, negando la existencia de esas mismas normas, navega en un mundo sin principios, sin valores, buscando goces, dinero, consideración social, hará amistad con los gente malévola, su carácter se agriará, hasta que, al iniciar algo, vuelva a recibir el regalo de MANAKEL del Conocimiento del Bien y del Mal y pueda aplicar la norma a sus actuaciones anteriores y acceder a un comportamiento adecuado. Resaltemos, de paso, el valor de la iniciativa, puesto que al comenzar algo, al iniciar una obra, al tener un hijo, todo el proceso creativo vuelve a su comienzo y recibimos los regalos de los nueve Séfiras y tenemos la oportunidad de cambiar radicalmente la orientación de nuestra vida.

Kabaleb y Trsitán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/