El Proceso de Kafka

Durante un desayuno estuvimos reflexionando con mi esposa sobre el miedo y cómo nos frena y nos pone en situaciones de ridículo, de baja autoestima, de impotencia.

A menudo alargamos estas situaciones diciendo: “no entiendo lo que me está pasando, no comprendo por qué me pasa a mí”, cuando en realidad se trataría de decir lo contrario. Si al universo le decimos que no comprendemos algo, él, con su paciencia y amor infinitos, nos dará una ración doble de aquella experiencia para que tengamos más tiempo para comprender. En cambio, si pasamos página, es más fácil que nos deje pasar y podamos seguir nuestro camino.

Mientras filosofábamos sobre estos temas me acordé del Proceso de Kafka, os hago un pequeño resumen.

Un individuo se encamina hacia una puerta que representa el objetivo de toda su vida. Se encuentra al llegar que hay un portero delante de ella. Entonces piensa que si el portero le dice que no le deja pasar, será una frustración demasiado grande y decide instalarse con su tienda de campaña delante de la puerta y hacerse amigo suyo para que le deje pasar. Así pasan los años hasta que se siente morir. Como se han hecho ya muy amigos, el hombre le confiesa al portero que su intención inicial fue hacerse amigo suyo para que le dejara pasar. El portero le contesta: mi única función aquí era esperar a que tú pasaras la puerta. Ahora que te vas, cerraré con llave y me iré.

Os invito a que paséis la puerta sin tener miedo a que el portero os impida el paso.

Tristán Llop, en busca del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que la representación de ese portero en la historia de Kafka que nos has contado, no es más que la representación de nosotros mismos, ya que creo que nosotros somos nuestros porteros, los que nos abrimos las puertas o nos las cerramos en función de lo paralizados que estemos por el miedo que nuestra mente nos provoca.
Es muy comodo asentarse en la posición de creer que son otros quiénes són los culpables de nuestras alegrias o tristezas,
desgracias o felicidad, logros o decepciones.
No es fácil, es más diria que es muy difícil llegar a conocerte, a conectar con tu yo interior y encontrar el equilibrio en ello, pero teniendolo claro es más fácil seguir para adelante en busca de la paz, la tranquilidad, la felicidad y la fuerza para seguir luchando contra lo que nos paraliza.
En respuesta a tu comentario, dices entonces que es mejor no intentar entender, no profundizar en lo que nos ocurre y no entendemos, sólo para evitar así que el Universo no nos siga manteniendo en esa situación que nos hace débiles?
Se trata entonces de evitar las situaciones que nos provocan el miedo? No crees que es mejor enfrentarlo, luchar contra él, hacernos quizás como estrategia, "amigos", para llegar así tal vez a hacerle/nos entender que el miedo no puede paralizar nuestro crecimiento y nuestra felicidad?.
Tritán quiero agradecerte todo lo que me/nos aportas, tus consejos, tus primeros acordes para que nosotros sigamos la música, esa forma tan sutil que tienes para hacer que nuestra cabeza y sobre todo nuestro corazón trabaje al ritmo que nosotros mismos le marcamos pero siempre sin dormirse, sabiendo que el crecimiento es continúo y no podemos quedarnos dormidos. Gracias por estar siempre ahí, grscias por existir.
Te mando mil besos de agua y cientos de abrazos de luz para que te quedes con los que necesites y los demás los repartas para cada una de las personas que tienes en tu corazón.
Con todo mi cariño,LOLA CARABIA

Eva dijo...

Lo que yo entendi acerca del tema de "Porque esta pasando esto?" es que cuando hacemos esa pregunta es como si dijeramos "Elijo no aceptar responsabilidad alguna sobre esta situacion". Pero si elejimos parar un momento, mirar la situacion sin apegos y con tranquilidad, podremos discernir el porque sin necesidad de que nos lo repitan. Para mi esta situacion tiene que ver con una eleccion entre tener el coraje de abrir los ojos a la verdad, o permanecer en la oscuridad porque nos resulta familiar.
e
P.s: Mumiah es un genio muy guay.

Adriana Alba dijo...

Hola Tristán, es cierto el miedo nos paraliza, "el portero" en este caso sería nuestros pensamientos negativos?, nuestros prejuicios?, aquello que nos frena de manera inconsciente? en ningún momento el portero nos frenó, son nuestros propias creaciones! porque todavía tenemos miedo?

Abrazos mil!!! no te olvides de pasar a visitarme, tus comentarios para mí son valiosos!!!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Eva, cada vez que nos pasa algo, podemos explicarlo si somos objetivos y recordamos que hemos hecho o dicho para que nos pase, si nos vuelve a pasar es porque repetimos el patrón, juzgamos a alguien, nos reímos de alguien y pagamos.
A veces me sorprendo viviendo situaciones que critiqué pero cuando caigo en cuenta de que estoy "pagando", como que aprendo del error y me vuelvo más buena y o no me vuelve a pasar o vivo la experiencia de otro modo más sereno y a veces pienso esto es como una lección para ser más humilde, el universo sabe... y si prestamos atención nosotros tambien pero si seguimos como papagallos preguntando Porque a mi, porque me pasa a mi, es porque no nos detuvimos a pensar y el universo, la vida o que se yo nos va a dar la misma lección hasta que entendamos.

Isabel dijo...

Isabel dijo

Gracias Tristán por tus reflexiones, es la primera vez que escribo, tu escrito me ha llevado a quitarme el miedo de escribir y poder plasmas unas líneas de agradecimiento para ti y todos los que haceis posible este blog, adelante, nos aportas mucho.

alas de vida dijo...

La vida es una cárcel con las puertas abiertas, somos nosotros los únicos que ponemos puertas, rejas y candados, y los únicos que tenemos las llaves para abrirlas.
Exelente manera de empezar el día con tu esposa...
Besos.

Hiram Abiff dijo...

Hola A Todos!!! es la primera vez que comento algo, aunque ya tengo tiempo recibiendo infotmacion de este Blog, y en efecto es muy interesante el tema, aunque yo veo en dos temas diferentes, uno es la aceptacion y entendimiento de las cosas qeu nos pasan como aprendizaje, y por otro lado es el miedo a andar senderos desconocidos o inciertos, el temor alcambio, a una responsabilidad o simplementa a arriezgar algo, pero como dijo Franz Grillparzer " Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo."

Reciban Un Triple Abrazo Fraternal...

Anónimo dijo...

Qué recuerdos tan gratos! Te acuerdas Tris que este cuento, entre otrosmuchos nos lo contó Papá en uno de nuestros habituales desayunos familiares el domingo por la mañana hace tantísimos años, éramosaún peques. Qué suerte hemos tenido, que herencia nos dejó, qué bien que tú lo hayas recordado en tu blog para compartirlo con todos!!!. Un gran besazo Hermano.
Milena

Jesús dijo...

Es una tragedia que seamos nosotros mismos los que nos impidamos el paso a vivir una dimensión más plena de nuestro ser .
en la pelicula "El dia de la marmota"
hasta que no se comporta como un ser humano se le brinda la opotunidad de cambiar y se repiten los dias hasta que se da cuenta ,yo creo que tambien a nosotros se nos dan señales, avisos para atrevernos a acceder a esa puerta , si es el miedo lo que nos impide pasar es el miedo a nosotros mismos???????
no se ..... a nuestra divinidad ???????
gracias por la pagina con cariño Jesus.