Luna angélica de Libra

Hoy, 27 de septiembre de 2011, a la 13.10 (hora española) se ha iniciado la Luna nueva de Libra, a 4.00 grados de este signo. Entramos en un periodo de unificación, de búsqueda de equilibrio en todos los ámbitos de nuestra vida. Las disonancias harán que nos armonicemos a la fuerza, siguiendo la consigna de mi profesor de 6º “al revés te lo digo para que me entiendas”... sigue

Los ángeles de la lunación son el 37 Aniel (físico), que nos habla de romper el cerco y saber ir más allá de nuestras fronteras naturales, física, emotiva y mentalmente. Y el 41 Hahahel, (emotivo), que nos lanza hacia el sacerdocio, es decir, hacia la comprensión y la transmisión de la luz-sabiduría.

El martes 27 de septiembre doy una conferencia online (en Internet) gratuita sobre la influencia de la Luna nueva de Libra en cada uno de los signos. Para conectarte debes hacer clic en el enlace siguiente, a las 21.00 (hora española: Conferencia online

A continuación tenéis el texto que escribió Kabaleb sobre el programa de los Genios de la lunación:

37.- ANIEL (Dios de las Virtudes)

Lo que puede obtenerse de ANIEL:

1.- La victoria cuando nos vemos obstruidos por las circunstancias.
2.- Celebridad por la sabiduría sobre los secretos de la naturaleza.
3.- Inspiración en el estudio de las leyes del universo.
4.- Favorece el acceso a las ciencias y a las artes.
5.- Preserva de los charlatanes y embaucadores.

ANIEL es el quinto del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con Tiphereth; sitúa en nuestra Morada 37 la esencia que nos permite romper el cerco y vernos libres de las fuerzas que nos acosan. En la Biblia, encontramos frecuentemente la descripción de sangrientas batallas, y es que la irrupción de ideas y sentimientos nuevos en la esfera de nuestra voluntad ejecutora se presenta como una lucha incesante de lo nuevo contra lo viejo.

Bajan de arriba las ideas, propulsadas por nuestro Yo Eterno y se hacen con los resortes de la voluntad; dominan músculos y nervios y se instituyen como sistema, se institucionalizan, fiscalizando los nuevos impulsos intelectuales y emotivos y obligándolos a adaptarse a las ideas y sentimientos reinantes. Forman así un cerco que nos aísla del pensamiento cósmico y de los nuevos sentimientos que emanan del mundo de Creaciones.

Si no existiese en nosotros esa esencia llamada Ruptura del Cerco, nos pasaríamos toda la vida dando vueltas a los mismos pensamientos y sentimientos, sin avanzar un ápice. ANIEL toma partido por los nuevos impulsos, irrumpe en el cerco establecido por lo viejo y abre una puerta por la que el espíritu puede penetrar y hacerse con los puestos de mando del comportamiento. Esas nuevas ideas, a su vez, tenderán a establecer un cerco para impedir la penetración de las nuevas oleadas, pero ahí estará ANIEL con sus legiones para impedir que los viejos impulsos puedan constituir un reino sólido y cerrado a la evolución.

Este genio sirve para conseguir la victoria y para hacer levantar el sitio de una ciudad. Se trata, tal como hemos avanzado, de la ciudadela anímica, que sufre constantemente el sitio de ideas y sentimientos que ocupan los resortes del poder y que tratan de que reine en nuestra vida una verdad permanente y definitiva, como cuando la sociedad creía que la tierra era plana y tenía un Finisterre más allá del cual se extendía la nada. A veces, el cerco de las viejas ideas y conceptos es muy fuerte y se sacrifican a los que intentan romper el cerco.

Cuando esta lucha interna se escenifica en el exterior, aparece en el individuo la lucha consigo mismo, entre viejos y nuevos sentimientos o ideas. Entonces esta lucha se manifiesta en el terreno social bajo la forma de un viejo y un nuevo amor, o de un viejo y un nuevo partido político que luchan por conseguir la adhesión del individuo. El resultado de su lucha interna se verá en el exterior. Si opta por el viejo amor, por el antiguo partido, será señal de que los nuevos impulsos no han conseguido romper el cerco. Por el contrario, si es el nuevo amor o el nuevo partido que representa las ideas nuevas los que triunfan, significará que el cerco ha sido roto.

Este genio domina sobre las ciencias y las artes, revela los secretos de la naturaleza e inspira a los sabios filósofos en sus meditaciones, sigue diciendo el programa. Evidentemente, las nuevas ideas y sentimientos son portadores de nueva ciencia y de una nueva plasmación de la verdad, puesto que arrastran consigo un nuevo concepto del universo. Todos somos, de alguna manera, un pozo de ciencia. A medida que nuestro Yo Eterno va llenando nuestros depósitos interiores con sus esencias, la capacidad de entender aparece en nosotros. El que entendamos o no depende de nuestra aplicación, de la utilización o no de la capacidad de razonar, al aplicarla a situaciones específicas. Einstein supo que el átomo podía fusionarse antes de que los sabios que seguían su razonamiento pudieran hacer la prueba material, cuyo resultado fue la bomba atómica. Cada nueva idea que emerge en nuestro cerebro trae su parcela de ciencia y de arte o, por lo menos, su potencial específico para hacer arte o hacer ciencia.

Las personas que derivan su pensamiento hacia la filosofía se ven inspiradas por ANIEL. Son, sobre todo, aquellas que se contentan con un conocimiento a nivel mental de las estructuras del mundo; aquellas que no experimentan la necesidad de la prueba, ni la de plasmar en el exterior aquello que perciben con los ojos del alma, y van transmitiendo sus conocimientos de generación en generación, con el objetivo puesto en el futuro, ese objetivo que nos lleva a la creación de un futuro universo, para cuya tarea nos estamos preparando. No olvidemos que ANIEL trabaja en Gueburah-Marte y que este planeta es, a través de Aries (uno de sus signos de regencia), el que introduce en el hombre el mensaje divino que procede de Kether. Esto hace que los influenciados por ANIEL se encuentren entre los grandes pensadores, los grandes descubridores de verdades cósmicas.

La persona nacida bajo esta influencia, termina el programa, adquirirá la celebridad por su talento y por sus luces y se distinguirá entre los sabios. La celebridad le costará un duro combate, como lo llevó Galileo, que estuvo a punto de perder la vida por ello; o como lo sostuvo Pasteur, portadores ambos de nuevas concepciones científicas que chocaban contra el cerco establecido por las anteriores. No hablemos ya de Sócrates, condenado a tomarse la cicuta por sus ideas filosóficas y de tantos filósofos y sabios que acabaron en las hogueras de la Inquisición.

Los individuos influenciados por ANIEL abrirán la brecha por la que las nuevas ideas penetrarán y detrás vendrán los encargados de establecerlas en el poder y de constituir con ellas nuevos cercos que hagan impenetrables los nuevos conceptos promovidos por el propio ANIEL. Así cada oleada que aporta pensamientos y sentimientos frescos es en una primera etapa la abanderada de la ciencia, del arte y de la filosofía, para ser después el baluarte que defiende a sangre y a fuego lo que ya ha dejado de ser verdad porque el mundo ha evolucionado y ha convertido en arcaicas y desuetas las viejas verdades.

Conviene observar los puntos regidos por ANIEL, sobre todo cuanto un planeta lento los transita o cuando una nueva Luna cae sobre ellos, porque veremos como se producen cambios en la mentalidad de la sociedad y en su forma de sentir. Cambiarán el arte, la ciencia y la filosofía.

La contrafigura de ANIEL:

El genio contrario domina sobre los espíritus perversos, los charlatanes y todos los individuos que destacan en el arte de engañar a los hombres, dice le programa. Ya hemos visto en otras ocasiones que cuando las fuerzas nos penetran desde el abismo, se instituyen a través de los hechos materiales, ya que lo primero que encuentran al penetrarnos es la costra de la Tierra, es Malkuth. El ANIEL del abismo no es una excepción, es exactamente lo que llamamos un espíritu perverso, es el que se basa, para modelar su comportamiento, en hechos materiales, en ideas establecidas, en sentimientos arraigados. Los espíritus perversos son los que dicen: « puesto que nuestros padres, abuelos y antepasados han venerado tal o cual idea, venerémosla nosotros también y defendámosla contra quienes pretendan removerla.» Quien dice idea, dice lengua, costumbre, atavismo, forma de sentir, veneración por una fecha del calendario, por un santo. Para defender esta idea, este sentimiento anacrónico y caducado, estas personas suelen emplear una impresionante verborrea, le escriben poesías, le dedican cantos, glosas, juegos florales, lanzan discursos desde las tribunas, desde los sagrados púlpitos.

Con sus discursos engañan a los hombres, empezando por ellos mismos, claro está, porque toda veneración de una idea, de un sentimiento o de un lugar material en el que se encuentra un monumento, una estatua, un santuario, una virgen, es como una muralla que cerca lo establecido e impide que las nuevas corrientes espirituales penetren en la sociedad. El espíritu perverso es el que adora a lo que está en la tierra, en lugar de utilizarla como campo de tiro, esto es, de proyección y pruebas para los impulsos que proceden de arriba, de manera que, después de haberlos experimentado, se puede desmontar el campamento, con todos sus sagrados monumentos, para utilizarlo en nuevas experiencias.

41.- HAHAHEL (Dios en tres personas)

Lo que puede obtenerse de HAHAHEL:

1.- Que la fe arraigue en la naturaleza humana y promueva un cambio.
2.- Inspiración en las pláticas religiosas.
3.- Vocación para las misiones.
4.- Grandeza de alma y energía para dedicarse al sacerdocio.
5.- Protege contra los impulsos que llevan a renegar de Dios.

HAHAHEL es el primero del coro de Virtudes y se ocupa en Tiphereth de los asuntos relacionados con Hochmah; sitúa en nuestra Morada 41 la esencia llamada Sacerdocio. Hemos visto que en el genio anterior se procedía a la liquidación de un mundo. En HAHAHEL encontramos el comienzo de otro. Lo primero que hizo Noé al pisar la nueva tierra fue elevar los ojos al cielo y dar gracias a Dios. Ese es el gesto que nos invita a realizar HAHAHEL: levantar la vista y comunicarnos con el Eterno para recibir de él la inspiración en la conducta de nuestra vida.

HAHAHEL trabaja en el canal que conduce de Tiphereth a Hochmah, el receptáculo que contiene el Amor Universal, cuya existencia Cristo vino a revelarnos. Ese sacerdocio al que HAHAHEL nos conduce es el sacerdocio consagrado al Dios universal, a la divinidad unitaria que engloba a todos los hombres sin distinción de razas.

En los días y en las horas de HAHAHEL tenemos la posibilidad de conectar con el espíritu crístico y de exteriorizar ese Amor universal, esa sabiduría que se desprende de Hochmah. Si nuestra empresa humana está en crisis, si todo se desploma a nuestro alrededor, conviene crear una segunda empresa en esos días, y conseguiremos que funcione con los ritmos divinos. Será una empresa útil, que irá penetrando lentamente en todos los estamentos de la sociedad y que ha de dar sus frutos naturales, que tal vez no sean los que esperamos de ella, ya que los hombres buscan la riqueza, la gloria, el poder, y todo ello ha de darlo la empresa promovida por HAHAHEL, pero como su dinámica no es la del mundo convencional en que nos movemos, ni su riqueza, ni su gloria ni su poder serán utilizados para sojuzgar a los demás.

Cuando trabajamos con las esencias de HAHAHEL, nos vemos cada vez más inducidos al desprendimiento y nuestra gloria es la de ser el último en el presente orden social, para poder ser el primero cuando la sociedad reinvierta su dinámica. En nuestra sociedad, vemos que el hombre rico, si no se ve atacado por el demonio de la tacañería, financia obras sociales, obras benéficas y sostiene diversas organizaciones. El hombre rico de HAHAHEL sostiene, con su riqueza espiritual, a entidades humanas que desfallecen, que necesitan ser revitalizadas, pero su influencia se ejerce a distancia, sin necesidad de conocerlas personalmente. Su gloria no es de este mundo y se ejerce en lo invisible, lo mismo que su poder. Su personalidad emotiva y mental se despliega por el Mundo de los Deseos y el del Pensamiento, sin que las personas sean conscientes de ello, infundiendo fe y esperanza a todo aquel que sintonice con él en esos Mundos.

Así se expresa el auténtico Amor de Hochmah, de forma impersonal, invisible, para beneficio de todos los que estén necesitados de este Amor. Ese es el auténtico sacerdocio de HAHAHEL, no el de los sacerdotes convencionales que hablan del tema del amor, pero que están lejos de poder infundirlo a sus fieles. Por consiguiente, en los días y horas de HAHAHEL las personas que sintonizan con él deberían reunirse para ejercer su sacerdocio y purificar la sociedad con la exteriorización de los contenidos de este genio que hayan almacenado en su interior.

Este genio sirve contra los enemigos de la religión, los impíos y los calumniadores, dice el programa. En sus escenarios de actuación, HAHAHEL actúa contra los enemigos internos, es decir contra las tendencias que nos impulsan a actuar al margen de nuestro Yo Superior. Al proyectar su chorro de Amor sobre ellas, las refunde, las hace vibrar a una intensidad superior y les abre los ojos, por así decirlo, permitiéndoles contemplar el espectáculo de la divinidad actuando sobre sus cuerpos, de manera que ya no les queden dudas sobre la relación cuerpo-espíritu y puedan salir de su impiedad. Cuando esto nos ha sucedido por dentro, lo exteriorizamos y podemos actuar sobre los impíos y enemigos de la religión abriéndoles los ojos. Pero, como decíamos, podemos llevar a cabo esta labor a través de nuestros cuerpos superiores, sin necesidad de utilizar el cuerpo físico. Los calumniadores son aquellos que emiten propósitos que no son verdaderos, maliciosamente o no. La verdad desintegrará la calumnia y los calumniadores se verán en la imposibilidad de ejercer.

Este genio ejerce una influencia sobre el cristianismo, as almas piadosas, los prelados, los eclesiásticos y sobre todo lo que se relaciona con el sacerdocio; protege a los misioneros y a todos los discípulos de Cristo, que anuncian las palabras del Evangelio a las naciones, dice el programa. El dominio sobre el cristianismo debemos entenderlo, como decíamos al principio, como la revelación del Dios universal. HAHAHEL conduce hacia ese Dios a quienes practican todavía religiones de raza, haciendo que abandonen sus religiones arcaicas para penetrar en el mundo de la unidad. Esas religiones arcaicas, no sólo existen en el exterior, ubicadas en determinados pueblos, sino que se encuentran arraigadas en nuestros pueblos internos, de modo que aunque externamente nos declaremos cristianos, lo somos tal vez en un diez por cien, pero en lo interior actuamos de acuerdo con los criterios del Dios de raza, el Dios excluyente, separativo, jerárquico.

Muchas veces hemos dicho que el catolicismo actual está regido por el orden jerárquico del judaísmo y de otras religiones de raza. Lo único que ha cambiado es el nombre y allí donde se decía Sumo Sacerdote, ahora se dice Papa. El Cristianismo vino a abolir la jerarquía y nos hizo a todos herederos directos de la fuerza llamada Padre. El amor de Hochmah, difundido por las fuerzas de HAHAHEL, es el amor hacia todo. Si amamos a unos y excluimos a otros, ya no estamos practicando ese Amor, sino el preconizado por el Dios de raza. Si exaltamos lo particular, la belleza de un lugar, las virtudes de un pueblo, estamos actuando según las pautas del antiguo Dios y no del unitario, proclamado por Cristo, enviado de Hochmah. HAHAHEL funde esas tendencias particularistas y protege a los que difunden la nueva doctrina, a los discípulos del universalismo cristiano y a los que anuncian las palabras del Evangelio según su espíritu y no según la interpretación que dan de él quienes supuestamente hablan en su nombre. Los de HAHAHEL no son pues los que se disfrazan de sacerdotes, sino los que ejercen el mandato del Amor de manera recatada y eficaz.

La persona nacida bajo esta influencia se distinguirá por su grandeza de alma y su energía; se dedicará por completo al servicio de Dios y no temerá sufrir el martirio por Cristo, termina el programa. El privilegio de las almas grandes es de no aparentar lo que son, porque cuando se quiere aparentar una cosa y se tiene que disfrazar de aquello, es que no se es en realidad. La grandeza de alma conduce a los últimos lugares de una sociedad montada a la inversa de como debe ser. No busquemos pues a las grandes almas en los primeros palcos de la sociedad actual, ni en los periódicos o en los salones donde se reparten las distinciones, los premios Nobel u otros por el estilo, porque nos las encontraremos allí. Ellas ejercen sus funciones en lo invisible, y disponen de inmensos caudales de energía para llevar a cabo su mandato.

La consagración al servicio de Dios es la consagración a la personalidad eterna que mora en cada uno de nosotros; consiste en ser los instrumentos de ese Yo Superior y poner nuestros cuerpos a su disposición para ejecutar sus designios. El martirio por Cristo consiste en soportar las burlas, el desprecio de la sociedad, y hasta la persecución o el odio. Ese martirio debemos vivirlo internamente porque cuando pasa al exterior, es señal de que ha fallado cuando se desarrollaba por dentro. Cuando las tendencias particularistas que llevamos en nuestro interior, las procedentes del mundo antiguo, se levantan contra las promovidas por HAHAHEL, se desata una guerra interna que se expresa mediante depresiones, angustias, enfermedades físicas y psíquicas que nos sitúan al borde de la locura. Si lo soportamos todo sin protestar y sin morirnos (han sido numerosos los adeptos que han puesto fin a su vida ante lo insoportable de sus dolencias físicas o psíquicas), lo nuevo acaba imponiéndose ante lo viejo y se produce una recuperación, como en la historia de Job. Pero si ese martirio interno se hace insoportable, entonces lo transferimos al exterior y buscamos voluntariamente la persecución de la sociedad. La provocamos, mediante actitudes externas contrarias al orden establecido: nos rapamos la cabeza, nos vestimos con túnicas o hábitos, luchamos contra la polución, contra el servicio militar, contra el orden establecido. Entonces recuperamos la salud porque las fuerzas que representan el futuro han abandonado la batalla.

La contrafigura de HAHAHEL:

El genio contrario influye sobre los apóstatas, los renegados y todos los individuos que deshonran el sacerdocio por su conducta escandalosa, dice el programa. Cuando el servicio a Dios nos parece demasiado lesivo para nuestras posesiones; cuando el «deja todo lo que tienes y sígueme» del exhorto de Cristo es desproporcionado respecto a lo que estamos dispuestos a dar, aparece en nosotros la apostasía y el reniego, es decir, optamos por el combate declarado contra aquello que no hemos podido ser. ¡ A ver, no faltaría más que tuviéramos que darlo todo! ¡Con lo que ya nos cuesta dar una moneda a un pobre! ¡Con lo que nos cuesta asistir a un ritual todas las semanas y en algunos días señalados del año! Hay que combatir la doctrina que lo exige todo y que tan mala conciencia nos da. El HAHAHEL del abismo convierte sus adictos en apóstoles de lo contrario.

Tristán Llop y Kabaleb
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Se cumplen los sueños?

Os presento aquí una interesante conferencia que debate sobre las actitudes que debemos tener o variar para que se cumplan nuestros sueños.

Vemos como las intereferencias causadas por nuestra incoherencia retrasan el cumplimiento de nuestros deseos.

¿Cuál es entonces el camino a seguir para conseguir pareja, ganar más dinero, para ser feliz? Haz clic abajo para ver algunas respuestas (aviso: entre el minuto 27.25 y el 29.45 se produce un silencio por razones técnicas)...

Se cumplen los sueños?

Recuerda que si te gusta la conferencia puedes realizar una aportación económica haciendo clic en el botón de abajo:




Espero tus comentarios y que compartas este enlace en las redes sociales.

Tristán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

La vuelta al cole y la crisis

Hola seguidores de la luz, por fin encuentro un hueco para volver a escribir en el blog. Desde que he vuelto de vacaciones que ando corriendo arriba y abajo, sin tiempo para respirar.

Hemos vuelto al colegio de la vida y ésa ya es una noticia estupenda y además yo he regresado libre de síndromes, que también parece algo estupendo, visto lo que se lee estos días…

Cada año la vuelta de las vacaciones suele resultar traumática para mucha gente, porque se ven obligados a enfrentarse de nuevo a situaciones difíciles, al estrés, a los problemas laborales. Este año el tema se agrava por la tan cacareada crisis, que al mismo tiempo sirve de cobertura y de excusa a más de uno.

Aprovechemos pues para volver a incidir en el tema. La crisis debe representar una nueva oportunidad para enfrentarse a la vida desde una óptica distinta a la habitual. Es un recurso para salir de la rutina, para romper moldes, para ir más allá.

La crisis llega cuando hemos mantenido en la vida una situación contraria a nuestra alma durante tiempo, entonces las circunstancias se hacen propicias al cambio. La respuesta debería ser inmediata por nuestra parte, y en lugar de lamentarnos debemos arremangarnos y empezar de inmediato a cambiar, a enfocar las cosas de otra manera. Si lo hacemos, nuestra vida volverá a tomar la orientación adecuada, de lo contrario, estaremos a la deriva como esos náufragos que se agarran al trozo de barco que ha quedado intacto, esperando que los vayan a recatar.

La crisis es algo real, nadie lo duda, pero enfrentémonos a ella como si fuéramos los únicos habitantes de la tierra, en lugar de tomar como excusa la situación de los demás para ralentizar nuestra reacción.

Los demás sólo existen de forma virtual cuando los necesitamos para plasmar una realidad interna, lo único real somos nosotros.

Bienvenidos de nuevo a ese gran colegio que es la vida y recordar que cada cierto tiempo es preciso salir a jugar al patio.

Si quieres pistas para enfocar bien las cosas, asómate al blog Tristán Llop Canal Online, en el que encontrarás conferencias de temas variados.

Tristán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/