Nueva Luna angélica de Piscis

La Luna nueva de Piscis tendrá lugar el 25/2/2009 a la 1.35 (hora solar, una hora más tarde en España) a 6.35 grados de Piscis.

El bloqueo de Netzah en el Árbol de la Vida de la Luna nueva hará que tengamos cierta tendencia a mirarnos el ombligo, nos faltará empuje. Además, la cuadratura del Sol y la Luna con el Ascendente indica que entre el dicho y el hecho habrá mucho trecho. Les costará ponerse de acuerdo a nuestra conciencia con la personalidad exterior. La parte positiva es que la falta de movimiento externo debería llevarnos a una profundización en las relaciones con nuestra personalidad interna...

Para conseguirlo contaremos con la ayuda de 2 genios, Vehuel en el plano emotivo, que nos habla de elevación y grandeza y Habuhiah en el físico, que nos trae curación. El primero une Netzah y Hochmah, el amor-belleza y el amor-comprensión. Y el 2º Yesod y Gueburah, la imaginación y la fuerza. Facilitarán el camino hacia la elevación espiritual y nos dirán la manera de sanarnos, de modificar nuestro tono vibratorio para sentirnos mejor y para ser capaces de ver la vida desde una nueva óptica. Si lo conseguimos, todas las crisis desaparecerán de nuestra vida

A continuación tenéis el programa profundo de cada uno de estos genios, escrito por Kabaleb.

49.- VEHUEL (Dios grande y elevado)

Lo que puede obtenerse de VEHUEL:

1.- Elevarse hacia Dios y glorificarle (a nuestro Dios interno).
2.- Poder convertirse en un gran personaje.
3.- Conseguir la estima de todos por nuestra bondad y generosidad.
4.- Distinguirse en literatura, jurisprudencia y diplomacia.
5.- Protege contra el egoísmo, el odio y la hipocresía.

VEHUEL es el 1º del coro de Principados y se ocupa en Netzah de los asuntos relacionados con Hochmah; sitúa en nuestra morada nº 49 la esencia llamada Elevación o Grandeza.

El genio anterior (Mihael) proyectaba el deseo hacia su punto más bajo y producía la regeneración. Tras él viene VEHUEL para elevar el alma hacia lo grande. Ya sabe el lector que el coro de Principados trabaja bajo las órdenes de Netzah-Venus, el séfira cuya función consiste en elaborar el germen del pensamiento humano en vistas a su implantación en Malkuth, el mundo material. Este germen contiene los materiales procedentes de nuestro Yo divino y de nuestro Yo emotivo. Estos programas de experiencias que vienen de arriba necesitan adquirir una forma mental y los Principados se encargan de crear la semilla de esta forma.

En la elaboración de esta semilla, VEHUEL es el primer operario y lo primero que hace es elevarse hacia lo grande, hacia la eterna sabiduría de Hochmah, para encontrar la inspiración, de cara a su trabajo. En cada coro angélico, el 1º tiene una relación directa con Hochmah, el centro del Amor-Sabiduría, de modo que cuando iniciamos un trabajo determinado, se produce automáticamente una elevación. Aquí se trata de la transición que va del deseo, expulsado por MIHAEL (recuerde el lector que este genio era el último del mundo de Creaciones, o sea del mundo de los sentimientos), al trabajo intelectual (ya que VEHUEL es el primero del mundo de Formación, en el que se elabora un plan intelectual que permite convertir en realidad aquello que ha sido generado por el Yo Superior y el Yo emotivo). Por lo tanto, cuando en la vida ordinaria tomamos la decisión de dejar de actuar movidos por el deseo, se produce en nosotros, de forma automática, una elevación que nos conecta con el Amor-Sabiduría de Hochmah.

Diremos pues que cuando VEHUEL entra en funciones, en sus días y horas de mando, penetra en nuestra morada la esencia que nos eleva y nos permite dejar atrás el deseo para dedicarnos al trabajo consciente de implantar en la tierra, de manera racional, lo que se encuentra en nuestro «cielo», o sea los contenidos del Ego Superior.

El contacto con los nacidos bajo la influencia de VEHUEL favorecerá nuestra inspiración, nuestra elevación hacia el pensamiento divino y hará que nos alejemos del imperio de los deseos. Estas personas serán el perfecto antídoto los bajos instintos y no será necesario que nos sermoneen: bastará con su presencia. Un día, cuando la vida social se desarrolle bajo los auspicios de las fuerzas cósmicas, este tipo de personas se verán requeridas para trabajar en centros de recuperación de drogadictos y de todos los que padecen los rigores de unos deseos mal orientados para que, en su contacto, puedan elevarse hacia el reino de la inocencia, el reino de la Sabiduría.

Este genio sirve para elevarse hacia Dios, para bendecirlo y glorificarlo cuando la admiración por él nos conmueve, dice el programa. Dios, nuestro Dios interno, que es la chispa que la divinidad cósmica puso en nosotros al iniciar su Creación, es la causa primera de todo cuanto nos sucede. Pero su Designio, en el curso de nuestra elaboración, al pasar por los distintos centros internos, se va diluyendo hasta hacerse irreconocible. Elevarse hacia Dios significa volver a la fuente primordial para recibir información directa sobre ese hilo que hemos perdido. Entonces dialogamos con nuestra divinidad, la cual nos explica el sentido de aquello que nos está sucediendo, fruto de las deformaciones que su Designio ha sufrido en el curso del camino hacia su implantación material. Entonces comprendemos el sentido profundo de nuestras vivencias y podemos dar un golpe de timón para rectificar la ruta y enmendar lo torcido.

El Conocimiento, cuando nos viene de repente, como una llamarada interna, siempre es conmovedor y fuerza nuestro llanto. El calor interno que la presencia de la divinidad genera en nosotros calienta nuestra Agua, eleva el tono de nuestros deseos y nos induce a la glorificación, a coronar con laureles esta Sabiduría Divina que disuelve nuestros problemas. VEHUEL nos descubre el Dios creador y ya nunca jamás dudaremos de que es la causa primera de nuestra vida.

Este genio domina sobre los grandes personajes, y sobre todos los que se elevan y se distinguen por su talento y sus virtudes. Le dijo Yahvé a Salomón, cuando éste le pidió Sabiduría, que le daría todo lo demás por añadidura. Del mismo modo, las personas que abandonan el impulso del deseo y se exaltan hacia el trono de la Sabiduría, tendrán el aplauso del mundo, la sociedad los convertirá en grandes personajes, porque, por naturaleza, serán grandes y su talla humana se reconocerá sin necesidad de que una mano oculta los promueva hacia un clima social ficticio. Cuando los puntos regidos por VEHUEL son transitados por los planetas, los grandes personajes emergen de la costra de la tierra y, sobre todo, emergen de nuestro interior, situando en un trono interno al gran personaje que llevamos dentro.

La persona que ha nacido bajo esta influencia, tendrá el alma sensible y generosa: será estimada por todas las gentes de bien por sus virtudes y sus buenas acciones. Se distinguirá en la literatura, la jurisprudencia y la diplomacia, termina el programa. En el mundo de Formación, en el que se mueve VEHUEL, es donde se «escriben» los hechos que van a acaecer y los que acaecen. De ello se encargan especialmente los arcángeles al servicio de Hod/Mercurio, pero Netzah y sus Principados son las fuentes de inspiración de los escritores; son los que generan la semilla de la escritura y, podríamos decir que VEHUEL es el iniciador, el que escribe el primer capítulo de un germen que ha de dar grandes escritores. Por ello cuando se proyecta en la realidad material, dará escritores de gran talento, de vanguardia, no quizá en el sentido que suelen entenderlo los críticos literarios, más propensos a valorar las aberraciones que los talentos limpios de las grandes almas.

Serán los de VEHUEL escritores que abrirán caminos a la inteligencia, que hablarán con propiedad de esa Sabiduría/Amor que Hochmah/Urano contiene. También brillarán en la diplomacia, que es un don de Hochmah; es decir, en el arte de saber decir las cosas con amor y de tal manera que el otro se vea más favorecido que nosotros mismos. Nada que ver con esa diplomacia de los gobiernos que es el arte de engañar al adversario sobre las auténticas intenciones que uno abriga.

Y finalmente, se distinguirán en la jurisprudencia porque el mundo de Formación está regido por Binah (por ser el tercero de los mundos), que es la fuente de toda jurisprudencia, y dicho mundo es el exteriorizador, ya que la Justicia Divina es una semilla en el mundo de Emanaciones, se interioriza en nuestros sentimientos en el mundo de Creaciones y florece en el mundo de Formación. VEHUEL es el primer estadio de ese florecimiento, representando el primor de la justicia, el capullo que encierra la justicia en su extrema pureza, de modo que el nacido bajo esta influencia será el que sentará la doctrina de la justicia, el justo entre los justos, y esta virtud se expresará a través de su comportamiento. Busquemos a los hombres de VEHUEL, cuando perdamos el sentido de las cosas, y de ellos nos vendrá la noción de lo que es justo.

¿Es extraño que un ser así sea estimado? Dejará tras de sí las huellas de su bondad. Su historia quedará escrita en el Aire, elemento activo en el mundo de Formación, y allí permanecerá para los que quieran y puedan «leer» ese libro, que es un compendio de Justicia, de Diplomacia, de Amor, que habla de Elevación y de Grandeza. Busquemos a VEHUEL, en sus días y en sus horas, dejemos que derrame sus fluidos en nuestros espacios internos y podremos ir más allá de los deseos y a nuestro alcance estará la Grandeza.

VEHUEL del Abismo:
El genio contrario influencia sobre los hombres egoístas; domina el odio y la hipocresía, dice el programa. El Amor de Hochmah, multiplicado en Netzah, el más inferior de los séfiras de la derecha, se convierte en odio cuando nos viene al revés, desde el abismo. Es un odio que procede del Amor y cuya máxima aspiración es la de volver al Amor que lo ha engendrado. Del mismo modo, la hipocresía es una degeneración de la diplomacia, y la diplomacia que practican las cancillerías es en realidad una hipocresía no asumida. También la persona influenciada por el genio del abismo se distinguirá en la literatura, pero su fuente de inspiración serán los bajos fondos, y sus criaturas serán personajes que odian, que matan. Quizás estos escritores reciban el Nobel y sean celebrados en el mundo entero, porque este mundo nuestro de ahora celebra preferentemente lo que viene de abajo y no lo que proceda de arriba.

El egoísmo del VEHUEL del abismo es lo contrario del altruismo que procede del sentimiento de que todos somos uno y de que el otro es una parte inseparable de uno mismo. El que obedece al genio de abajo siente que él es él y nadie más y, por consiguiente, buscará su bien personal, su placer personal, su particular beneficio.

68.- HABUHIAH (Dios que da con liberalidad)
Lo que puede obtenerse de HABUHIAH:

1.- Conserva la salud y cura las enfermedades.
2.- Fecundidad, sobre todo en las mujeres.
3.- Consecución de cosechas abundantes.
4.- Da amor por el campo, la agricultura, la jardinería por lo natural.
5.- Protege contra los parásitos, la esterilidad y el hambre.

HABUHIAH es el cuarto del coro de Ángeles y se ocupa en Yesod de los asuntos relacionados con Gueburah; sitúa en nuestra morada filosofal nº 68 la esencia llamada Curación. El don que nos trae HABUHIAH es el de insuflar en nosotros los principios de la conservación de la salud. Es el don que procede de Gueburah, que tanta responsabilidad tiene en la pérdida de la salud, porque es el séfira que, a título de ejecutor de Júpiter, hace que arraigue en nosotros el deseo, un deseo sin leyes y sin normas, el cual, una vez instalado en nuestra naturaleza interna, succiona todo lo que, en el exterior, propicia la satisfacción de ese deseo. Pero Gueburah/Marte es también el ejecutor de Binah/Saturno y, a este título, es el encargado de instituir la Ley en los Deseos. En ésta, su última intervención antes de que la experiencia decretada por el Ego Superior desemboque en Malkuth, el mundo material, Marte/Gueburah nos otorga la capacidad de reglamentar nuestros deseos, de ordenarlos y ajustarlos a la dinámica cósmica.

La recuperación de la salud consiste precisamente en esto, en reajustarse a las normas divinas, en la perfecta integración a las funciones de la máquina cósmica. Si estudiamos la moderna maquinaria que existe en nuestros talleres, vemos que hay piezas fundamentales y otras que no lo son; hay piezas que si no ejercen sus funciones correctamente, todo lo demás falla, y otras, complementarias, que aunque fallen, nada pasa: son piezas ornamentales, de lucimiento de la máquina, que están al margen de su funcionamiento. Por consiguiente, en el mantenimiento de la maquinaria a unas piezas se les exige más que a otras y los mantenedores les dedican especial cuidado. Valga este ejemplo para ilustrar el hecho de que en el tema de la salud, las mismas reglas no son válidas para todo el mundo. Auténticos crápulas, juerguistas empedernidos, viven en un perfecto estado de salud, mientras que personas virtuosas están permanentemente enfermas. ¿Cómo es posible que yo, tan virtuoso - piensan los interesados -, no logre alejar las enfermedades, cuando otros individuos, malvados de solemnidad, tienen una salud a prueba de bombas? La respuesta es que ellos son piezas fundamentales y los otros no.

Suele ocurrir que ciertas personas se elevan de pronto por encima de su nivel ordinario, eligen el camino de la espiritualidad, se convierten en luces para los demás, pero son reacias a abandonar los privilegios de su vida anterior: pretenden ser piezas fundamentales en el engranaje cósmico, pero siguen comportándose como piezas de segundo orden. Ese desfase entre lo que quieren ser y lo que son produce alteraciones en su estado de salud, y HABUHIAH se encarga de hacérselo comprender. O permanecen como piezas del montón y reciben el tratamiento reservado a esas piezas, o bien ocupan puntos esenciales en la mecánica y tienen que someterse a un tratamiento especial. El ser el Dr. Jeckyll de día y Mr. Hyde por la noche siempre trae consecuencias funestas para la salud.

Al ascender por la montaña sagrada del conocimiento, afloran nuevas melodías, nuevos ritmos, nuevos mensajes que comportan nuevas formas de vida, nuevas ideas, nuevos sentimientos. El tejido de esta ascensión espiritual puede compararse al de un disco de vinilo, en el que cada microsurco expresa una parte de la melodía y no podemos escuchar a la vez la música grabada en los microsurcos finales y la que contienen los primeros. Si el músico que hay en nosotros toca dos melodías a un tiempo, una de inspiración elevada y otra sensual, con mucho bombo y mucho rock, la segunda ahogará la primera y nuestro organismo no resistirá el concierto. No se puede andar con un pie en la montaña y otro en el valle sin pasarlo muy mal.

HABUHIAH nos habla de todas estas cosas. Restablece nuestra salud, no diciéndonos las píldoras qué debemos tomar, sino indicándonos en qué sintonía debemos vivir para estar en orden con el universo: el secreto de la buena salud está ahí y todo lo demás son parches que aguantarán más o menos, pero que al final dejarán las cosas como estaban. Vivir integrados al puesto que nos corresponde significa que recibimos los servicios de mantenimiento correspondientes a nuestra condición por parte de los obreros cósmicos, mientras que si estamos fuera de nuestro lugar o en dos sitios a la vez, los servicios de reparación que recibimos no son los adecuados.

Pero HABUHIAH hace mucho más que informar sobre los principios de la conversión de la salud y la curación. Este genio nos presta su ayuda cuando, con nuestro comportamiento, hemos vulnerado las reglas del buen vivir, y así se ha visto que personas que de acuerdo con los cuadros médicos deberían estar muertas, siguen vivas, en espera del día en que se produzca en ellas la necesaria reacción. Los influenciados por HABUHIAH conservarán la salud, por así decirlo, contra viento y marea. Busquemos pues la salud en los días y en las horas presididas por este genio, pero no esperemos el milagro gratuito, sino la comunicación de la ciencia que nos permitirá vivir en armonía con el universo, según el puesto que deseemos ocupar.

Este genio domina sobre la agricultura y la fecundidad. La persona nacida bajo esta influencia amará el campo, la caza, los jardines y todo lo que se relaciona con la agricultura. La caza que el hombre de HABUHIAH ama es la de los animales internos, nombre que se da en la jerga esotérica a las entidades que trabajan en el abismo y que son las que, con sus impulsos, nos llevan a construir el mundo al revés y nos separan del puesto que deberíamos ocupar, convirtiéndonos en una anomalía y, por consiguiente, abocándonos a la enfermedad y a la muerte prematura. Cuando esa caza interna no se lleva a cabo, aparece la figura del cazador que caza fuera los animales que no ha cazado dentro, disparándose una dinámica a través de la cual su Yo Eterno intenta llamar su atención sobre su necesidad de cazar dentro y no fuera.

El amor por la naturaleza es inherente al que vive en estado natural; al que ha conquistado la categoría de lirio del valle y está dentro del orden, justo en el lugar que le corresponde según su nivel evolutivo. La ciudad, las modernas babilonias, representan aquello que ha dejado de funcionar de manera natural y que ya no tiene remedio. La ciudad externa está en analogía con la ciudadela anímica de cada uno, con su barrio chino, sus zonas altas y zonas bajas, su suciedad, su miseria, su polución. Después de haber sido habitantes de esa ciudad, sentimos un día la necesidad de huir hacia el campo, que simboliza el espacio libre en el que puede ser levantada otra cultura, otra civilización. El amor por lo natural, por el espacio libre, que HABUHIAH nos otorga, nos induce a crear en ese espacio abierto, a probarlo, a sembrar unas ideas, unos sentimientos, unos conceptos conformes a los parámetros universales y el genio ya se encargará de que esa cultura divina se desarrolle con fecundidad y que su grano llegue a los más apartados rincones de la tierra. Los influenciados por HABUHIAH disponen pues de espacios libres para realizar una obra; una obra que tardará más o menos en desarrollarse según su importancia, ya que si para cosechar una lechuga hace falta un mes lunar, para que un cedro de sombra son necesarios muchos años. Si la persona influenciada por HABUHIAH planta unos cultivos que le han de sobrevivir, tendrá que trabajar en ellos largo tiempo y tener mucha paciencia. El que sea incapaz de poner manos a la obra, será el simple amante de los paisajes, el hombre de campo y caza, el sencillo agricultor que trabajará en lo simbólico y no en lo real.

HABUHIAH del Abismo:
El genio contrario domina sobre la esterilidad, causa el hambre y las plagas e influye sobre los insectos que dañan los productos de la tierra, dice el programa. El genio de abajo nos induce a la doble vida, a estar en dos lugares a la vez, de manera que no somos propietarios ni del uno ni del otro y no disponemos de espacio en el que crear y desarrollar nuestros cultivos. Siendo extraños, parias, exiliados, ahí donde estemos, nos vemos excluidos del reparto de alimentos cósmicos y permanecemos con las mismas ideas, los mismos sentimientos, hasta que se pudren en nuestro interior y causan todo tipo de infecciones. Sobrevienen todas las plagas que asolaron Egipto hasta que la legalidad se restablece en nosotros y podemos volver a nuestra patria, a ocupar el puesto que Binah nos concedió al nacer para desarrollar nuestros poderes creadores.
Kabaleb Talismanes, reflexiones y ángeles para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

La desconexión

Me acaban de pasar una película que me ha enganchado a la pantalla del ordenador durante una hora y media. Es dulce, inteligente, ingeniosa, agradable. Creo que es la mejor película espiritual que he visto en años.

Refleja lo que ha sido o lo que será nuestra vida cuando seamos capaces de desprendernos de los ropajes de la materia. Su título es La Bella Verde, pero yo la llamaría la desconexión. Después de verla te quedas como flotando en un mar de tranquilidad.

Si queréis verla sólo tenéis que hacer un clic en: la desconexión.

Espero que la disfrutéis tanto como yo.
Tristán, Talismanes y Reflexiones para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Echar los intrusos internos

Os presento aquí un texto que he extraído del libro de la Interpretación esotérica de los Evangelios de Kabaleb y que nos habla de los trabajos que deben llevarse a cabo para desalojar a nuestros huéspedes internos, a los molestos, a los que nos impiden elevarnos. Precisamente ahora es el momento de hacerlo porque entra el Sol el Piscis (el 18/2 a las 12.46, hora solar)…

1.- Juan nos refiere en su crónica (11, 13 17) cómo Jesús, habiendo fabricado él mismo un látigo con cuerdas, arrojó del templo a los mercaderes. Se trata de un hecho simbólico, ya que en la naturaleza crística, que es todo amor, no cabe el que de pronto se convierta en Superman y la emprenda a latigazos con sus semejantes.

Dice la crónica que cuando esto sucedió, la Pascua estaba próxima y que por ello Jesús subió a la ciudad santa de Jerusalem. La Pascua significaba para los judíos la conmemoración de la salida de Egipto. Cuando el pueblo de Egipto, guiado por Moisés escapó al yugo del Faraón después de que el cordero divino hubiese derramado su sangre sobre la puerta de los habitantes de Israel para salvarlos del ángel de la muerte.

En la Pascua cristiana, es el propio Cristo el que derrama su sangre para salvar el nuevo pueblo elegido formado por aquellos a quienes el Padre, a través de Cristo, ha llamado. Este episodio simbólico nos enseña que al aproximarnos a la Pascua debemos arrojar a los mercaderes de nuestro templo interno y esparcir por el suelo sus monedas y sus estructuras comerciales, soltando las bestias para que se dispersen y vuelvan a su recinto natural.

En el ciclo anual, la Pascua tiene lugar en el plenilunio de abril, cuando el Sol se encuentra en Aries y La Luna en Libra que es cuando se derrama simbólicamente la sangre del cordero divino puesto que el signo de Aries está simbolizado por un cordero.

La Pascua se aproxima cuando el Sol atraviesa el signo de Piscis que, como saben los estudiantes, marca el periodo anual en que los bajos deseos deben ser expulsados de nuestro interior para quedar limpios de ellos. En el lenguaje simbólico, esos deseos son las bestias encerradas en nuestra naturaleza humana, es decir, en nuestro templo. La Cuaresma, con su ayuno ritual, tenía por objeto ayudar a los hombres a expulsar de sus templos internos a las bestias que se habían alojado en ellos, y Jesús realiza simbólicamente este gesto, anunciando una dinámica que todos debemos protagonizar.
2.- Por otra parte, la expulsión de los mercaderes del templo señala la necesidad de separar lo sagrado de lo profano. En el signo de Piscis que el Sol ilumina cuando la Pascua se acerca, se produce una elevación de los sentimientos y el alma busca y descubre la divinidad que quizás había perdido al transitar por Escorpio, que representa la etapa anímica anterior a Piscis. Ese redescubrimiento de lo divino en los sentimientos conduce fácilmente a su sacralización: es decir, a considerar que los sentimientos son sagrados y que, como tal, deben ser respetados y venerados. Si en el lenguaje simbólico, los deseos son las bestias internas, ese proceso de sacralización de los deseos corresponde al acto de poner las bestias en el templo.

Pero los deseos no pueden entrar en nuestro mundo sagrado sin profanarlo. Actualmente, la humanidad vive con las bestias en el templo y vemos cómo las leyes que elaboran y aprueban nuestros políticos proceden de una sacralización de los sentimientos. La Ley del Divorcio, por ejemplo, es una ley que aprueba el “sagrado deseo” de desunirse. Cuando alguien dice «Tengo el derecho de disponer libremente de mi cuerpo», está sacralizando sus sentimientos, elevándolos por encima del nivel en que deberían moverse y el legislador recogiendo ese sentimiento sacralizado dicta la ley del aborto que da a la sociedad el derecho de suprimir la vida antes de que adquiera una forma física. Hoy vivimos bajo una legislación dictada casi exclusivamente por los sentimientos, a los que se ha reconocido una dignidad que, por su rango, no les corresponde. La corriente crística, cuando aparece en nuestra naturaleza interna, pone fin violentamente a ese desorden y las cosas vuelven a su cauce.
3.- Cuando lo sagrado y lo profano se mezclan, como sucede actualmente en nuestra sociedad, la confusión aparece. En su estado natural, lo blanco y lo negro se reconocen perfectamente, pero cuando lo blanco blanquea lo negro y cuando lo negro se diluye sobre lo blanco, aparecen tonalidades que dificultan mucho el reconocimiento de lo que primigeniamente era de un color o de otro. Entonces ocurre que lo malo parece lo bueno y viceversa.

La Astrología profana nos dice que el signo de Piscis rige los grandes almacenes, como genuinos representantes de un vasto mercado en el que se encuentra de todo. Esto corresponde a las funciones exteriorizadoras de los sentimientos que Piscis tiene. En efecto, nuestro mundo sentimental es lo más parecido a un mercado, dado el múltiple interés que suscitan en nosotros las cosas que nos penetran por la vía de los sentidos. Ese mercado pisciano debe desacralizarse, debe desarrollarse fuera del templo. Fuera del edificio de la espiritualidad que estamos construyendo. En otras palabras debemos desapasionarnos. Nuestros sentimientos han de colaborar en la construcción de nuestro edificio psíquico desde fuera, no desde dentro. En nuestra naturaleza sentimental las leyes eternas aparecen reflejadas como los edificios en un río, al revés, y si esa naturaleza sentimental se superpone a las estructuras cósmicas, será como si un edificio recto y otro al revés trataran de fundirse en un sólo: el resultado será una grotesca confusión.

La proximidad de la Pascua debe inducirnos a poner fin a nuestra confusión interna. Debemos separar los sentimientos que emanan de nuestra naturaleza emocional, de los sagrados principios que emanan de nuestro Ego Superior. Los sentimientos deben estar al servicio del Ego, es decir, de nuestro Dios interno, poniendo el enorme caudal de fuerza fecundadora que conllevan al servicio de lo sagrado, sin confundirse, sin revestirse ellos mismos con la túnica sagrada que les conferiría una inmortalidad que los sentimientos no deben tener. Los sentimientos deben morir y renacer mil veces y no perpetuarse e instituirse en leyes que rijan nuestra organización interna y que se reflejen después en la vida social mediante leyes defendidas por el aparato del Estado

4.- Así pues, sacar las bestias de nuestro templo interno y expulsar de él a todos los mercaderes que se hayan instalado ha de ser una de las tareas a llevar a cabo por el hombre cristiano. Y hacerlo de la manera que lo hizo Cristo, ya que de otra forma no dará resultado: violentamente. Si nuestro Cristo interno no actúa con fuerza, las bestias y los mercaderes no se moverán. El Cristo que vive en nosotros, el que ha promulgado las reglas de conducta que figuran en el Sermón, el que ha restablecido el funcionamiento de las corrientes internas, consiguiendo la salud, ha de ser capaz ahora de hacerse un látigo y emprenderla a latigazos contra los sentimientos infiltrados en las estructuras sagradas.

Vemos así que la corriente crística se irá manifestando en nosotros sucesivamente, siguiendo un orden que aparece reflejado en los Evangelios: Cristo nace: los tres Magos de Oriente, que representan una tendencia lejana de nuestros tres cuerpos, lo reconocen; el niño crece lejos del reino de Herodes, el señor que gobierna en nuestra psique y así esa fuerza va penetrando en nuestra vida, primero en el aspecto teórico y doctrinal, para establecerse poco a poco con mayor firmeza. La expulsión de los mercaderes del templo, con todas sus bestias, corresponde a la etapa en que Cristo pone orden en los sentimientos, designándoles el lugar que con toda justicia deben ocupar.

5.- Este trabajo debemos llevarlo a cabo todos los años en la proximidad de la Pascua, o sea en la época de Cuaresma. El ayuno, del que ya hemos hablado en un capítulo anterior, será el látigo que permitirá esa expulsión. Los deseos saldrán por la ventana de Piscis, arrojados con fuerza por la espiritualidad triunfante, una espiritualidad que el ayuno hará fuerte, al tiempo que convierte los deseos en claudicantes, como esos mercaderes que no se atrevieron a defenderse de la divinidad atacante.

Pero en el ciclo diario hay también un periodo cuaresmal, en el curso del cual debemos arrojar las bestias de nuestro templo humano. Es el periodo que precede la hora crepuscular y que está regido por Piscis. Los estudiantes ya saben que las horas que van del amanecer al mediodía están bajo el dominio de los signos de Fuego; las que van del mediodía a la puesta del Sol, están bajo el dominio de los signos de Agua; las que van de la puesta del Sol a medianoche se encuentran bajo el dominio de los signos de Aire, y las de medianoche al amanecer, bajo el dominio de los signos de Tierra.

De acuerdo con este cómputo, Piscis rige las dos últimas horas de luz solar y las bestias deben salir de nuestro cuerpo porque si permanecen en él, su fuerza será utilizada por los poderes de las tinieblas, que inician su actividad en el mundo cuando la luz del Sol se va. Ese sacrificio ritual de los deseos, se exterioriza bajo el aspecto de las corridas de toros, en las que vemos cómo las bestias son sacrificadas por el hombre con vestido de luces, símbolo de la personalidad espiritual, justo antes de que la luz del Sol descienda bajo la tierra.

Esa corrida de toros debe tener lugar todos los días en nuestra naturaleza interna. Los deseos que nuestra jornada alienta, deben morir con la luz del día. No debe quedar en nosotros fuerza emotiva al ponerse el Sol, ya que a partir de ese momento, la luz estará dentro de nosotros y no fuera, y si esa luz calienta los deseos en vida, les dará un relieve y un protagonismo que no debieran tener y será entonces cuando esos deseos se convertirán en sagrados y movilizarán nuestras fuerzas espirituales para cumplirlos por encima de todo.

Si cada día matamos los deseos, evitaremos que éstos se introduzcan en nuestro templo y de esta forma Cristo no tendrá que expulsarlos. Por ello este episodio, que aparece en el Evangelio de Juan, no figura en los demás evangelios, ya que esa expulsión se produce tan sólo en el caso de que las bestias hayan penetrado en el templo. Ni que decir tiene que éste es el caso del hombre en su estado evolutivo actual.
Kabaleb Talismanes y Reflexiones para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

El árbitro, el agente del karma

Estaba, como cada semana, viendo el partido de futbol de mi hijo y, una vez acabado, tuve una especie de iluminación (otros lo llamarían una tortilla de neuronas) y empecé a plantearme el auténtico rol que juegan los árbitros.

Es evidente que un árbitro es un juez en el terreno de juego y se encarga de administrar la justicia, pero ¿acaso tiene otras atribuciones cósmicas, alguna función secreta, un objetivo misterioso que nadie se imagina? ¿Son agentes del karma? ¿Puedo liquidar mi karma haciendo de árbitro?...

Pensaréis que he visto algún platillo volante este fin de semana, y lo cierto es que estoy un poco alucinado con mi descubrimiento. Me explico.

Desde hace 14 años, vengo asistiendo de forma ininterrumpida a partidos de futbol dentro de mi pasión de padre, pero nunca y repito, nunca he visto un encuentro en el que las dos aficiones estén de acuerdo con la actuación del árbitro. Es más, en el 99.9% de las veces, lo más suave que le han dicho al colegiado es inútil.

Hasta aquí nada nuevo, ya que cualquiera que haya acudido a un encuentro (o que lo haya visto por televisión con amigos, familiares), sabe de qué hablo. La novedad estriba en que me he planteado la labor profunda de los árbitros. Primero, el hecho de que vayan vestidos de negro (aunque algunos ahora se cambian de color) ya marca una relación con el planeta Saturno, el que se asocia más directamente con el karma. Y segundo, ¿conocéis alguna figura en cualquier ámbito de nuestra sociedad que sea capaz de aglutinar tanta rabia y tantos insultos hacia su persona, semana tras semana?

Fijaros que los árbitros tienen la habilidad de mover las más bajas pasiones de la gente y personas que, aparentemente, son muy tranquilas durante la semana, cuando se ponen delante de un partido se transforman. ¿Sucede esto por casualidad?

Yo acabo de llegar a la conclusión de que los árbitros son agentes del karma. Para llegar a ella me he formulado esta pregunta ¿y si, de forma inconsciente, ellos hubieran pedido liquidar cada domingo (o sábado) una ración intensiva de su karma? Imaginaros por un momento lo que representa que te insulten todas las semanas durante años. La paga es mísera y nadie se dedica a ello como profesión, sino por vocación. Así, voluntariamente, uno se pone delante de un grupo de gente que escupe todas sus bajas emociones durante 180 minutos. Es como esos payasos de feria que ponían la cara para que hicieran puntería con tartas y les dieran en la cara.

Pero este pensamiento me lleva más lejos, siguiendo el hilo argumental, ¿y si decidiéramos, para liquidar una parte de nuestro karma, hacer de árbitros una vez por semana? Es decir, ¿y si estuviéramos dispuestos a dejar que los demás se metan con nosotros, nos digan lo mal que trabajamos, que amamos, que cocinamos, sin reaccionar? ¿Os imagináis la cantidad de karma que podríamos liquidar de una sola tacada?, me suena a la 3ª Bienaventuranza: “Bienaventurados los mansos, ya que ellos heredarán la tierra”.

Algún día tendré que plantearle mi teoría a un árbitro, quizá cuando mi hijo deje de jugar al futbol.

Tritán Llop, Talismanes y Reflexiones para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

¿Qué será mi hijo cuando sea mayor?

Tercera entrega de los textos de Kabaleb.
La tradición astrológica parte de la base de que cada persona nace con un programa determinado, elaborado por él yo trascendente de cada uno, el cual habilita al mismo tiempo los medios para llevarlo a cabo. Si nos dejáramos llevar por los impulsos de este yo superior, no tendríamos problemas de trabajo. Pero nos desentendemos de él y escuchamos voces procedentes de la sociedad o de nuestras propias emociones, que nos dicen que en esto o aquello ganaremos más dinero. Con este criterio, nos mezclamos en asuntos que no figuran en nuestro programa de vida y todo se complica.

El estudio de cada tema particular permite saber qué es lo que debemos hacer y cuando la astrología penetre más hondamente en la vida cotidiana, tendremos una sociedad más armoniosa, menos desgarrada. En este apartado, sólo podemos trazar en grandes líneas las aptitudes de los niños, signo por signo. Es evidente que este artículo debería completarse con un estudio personal en cada caso, que orientara el niño hacia dónde sus esfuerzos deben dirigirse. Pero por lo menos servirá de guía para los padres que no sepan hacia dónde orientar sus retoños...

Si tu hijo es Aries

Su programa profesional está relacionado con la dirección de empresas, de una forma independiente y creadora. Debe ser orientado hacia los altos estudios empresariales, si su mentalidad da para ello. Un Aries puede igualmente ser arquitecto, ingeniero, maestro de obras, capataz y, a niveles inferiores, albañil, obrero en empresas de construcción.

Puede también ser funcionario en el Ministerio de Obras Públicas, en empresas mineras. Los Aries son seres llamados a desempeñar un importante papel en la vida política de su país y deben ser preparados en esa perspectiva.

Si tu hijo es Tauro

De alguna manera, en su programa humano figura el inventar, el descubrir, innovar. Será un gran especialista en el mundo de la técnica, de las ciencias o de la filosofía y por consiguiente, es preciso que lo ayudes a formar su pensamiento para que tenga la madurez suficiente como para ser operativo. Su inteligencia se despertará lentamente, pero estará en progreso constante hasta alcanzar las más altas cotas que un ser humano puede escalar.

Domina perfectamente todo lo relacionado con la electrónica, la cibernética, la programación de máquinas, las ondas, comprendiendo en ello el cine, la radio, la televisión, siempre en el plano técnico, lo cual no significa que no pueda tener aptitudes artísticas.

Si tu hijo es Géminis

Es señal de que está hecho para ser un gran comerciante, alguien que sabrá convencer a la clientela, en grado eminente, de que debe comprar esto o aquello, de modo que debe ser orientado hacia las ventas y hacia los negocios en general. Sabrá comunicar a la perfección con los demás y ello lo hace igualmente apto para el periodismo, la literatura, la publicidad.

Puede triunfar en negocios como restaurantes, hoteles, campings, grupos, pubs, discotecas, bares, cafeterías, comercios en general, grandes almacenes, mercados. Debe pues dársele una preparación comercial. Puede igualmente ser funcionario del ministerio de sanidad o prestar servicio en hospitales y cárceles.

Si tu hijo es Cáncer

Edúcalo para la comunicación con la divinidad; enséñale a buscarla con el pensamiento; pregúntale cómo le parece que funciona la máquina llamada mundo y déjalo que busque en su cabecita soluciones, porque es un especialista nato en trascendencia y debe dejarse llevar por su yo superior, el cual le indicará, a su tiempo, en qué debe trabajar.

Su programa interno lo lleva a trabajar en cosas que se inician. Que nunca se han llevado a cabo y, por analogía, en comercios o industrias dedicadas a los niños o a la fabricación de objetos para la cabeza, como sombreros, champús. También su signo está relacionado profesionalmente con todo lo que sean conquistas, hazañas, récords, exploraciones: hay que prepararlo para la heroicidad.

Si tu hijo es Leo

Su programa interno lo llevará a ser un perfecto dominador de todo lo que se refiere a la economía y a las finanzas y puede convertirse en un eminente banquero, en un ministro de economía o un alto funcionario en ese ministerio, de modo que será preciso orientarlo hacia los estudios económicos.

Puede, de igual modo, ser un administrador de fincas y de negocios dedicados al ocio o a los juegos, como un casino, o el organizador de un complejo turístico. También un creador de moda, de belleza, de arte, de artesanía, será un especialista en todo lo que está más allá de lo utilitario y un gran organizador de la vida de los retirados.

Si tu hijo es Virgo

Será, con toda seguridad, un especialista en difusión, bien sea a título de escritor, editor, librero, impresor o cualquier otra forma de expresión de la cultura por consiguiente debes darle una carrera literaria y enseñarle a expresarse con refinamiento.

A niveles inferiores, puede trabajar en industrias relacionadas con la difusión, como fábricas de papel, de aparatos telefónicos, o bien puede ser viajante de comercio, representando una editora, o una fábrica de máquinas de escribir, de ordenadores. Es un persuasor nato que maneja las ideas de manera imparable y debe cuidarse sobre todo de su formación intelectual, a pesar del desinterés por los estudios que demuestre en los primeros años.

Si tu hijo es Libra

Su programa lo llevará a ocuparse de muy diversas cosas, sobre todo relacionadas con los productos alimenticios, desde su creación, o sea, en trabajos agrícolas, como su explotación y distribución en el mercado. Puede ganar mucho dinero explotando aguas minerales, elaborando bebidas refrescantes, fabricando helados.

Puede ser funcionario del Ministerio de Cultura, y hasta ministro, de modo que hay que orientarlo hacia el estudio de las ciencias de la alimentación, porque puede llegar a ser un gran especialista en ellas y un creador de productos dietéticos o propietarios de una tienda de productos de régimen. El comercio de artículos de temporada le conviene perfectamente.

Si tu hijo es Escorpio

Sus impulsos superiores lo llevarán a ser de algún modo profesor de moral. Es decir, deberá procesar la moral donde quiera que se encuentre; ser ejemplo vivo del bien hacer, de las buenas maneras, en un sentido muy amplio. Deberás darle pues una moral muy estricta de manera que sepa distinguir en todo momento el bien y el mal.

La vida lo llevará a ocupar altos cargos, en el Ministerio de Educación, en la diplomacia, como consejero del rey, del primer ministro. Puede ser lo que se llama una eminencia gris y evitar, con sus consejos, muchas catástrofes. Podría igualmente ser un célebre y reputado especialista en creación de joyas y en la venta de oro. O médico especializado en enfermedades del corazón.

Si tu hijo es Sagitario

Será el hombre que sabrá hacerlo todo con suma perfección. Es algo así como un archivo vivo de datos y por ello mismo es muy difícil darle una orientación, porque es especialista en todo y su formación debería consistir en hacérselo estudiar todo, como sucede con los Reyes, que pasan por las distintas escuelas del saber.

Sin embargo, algo que les va, como anillo al dedo, es la informática, la memoria de datos y los trabajos de investigación en laboratorio. También abordarán con éxito el comercio y fabricación de relojes, de máquinas de precisión, y serán excelentes en una empresa de servicios, de derribos, o como anticuarios. Serán además sabios astrólogos.

Si tu hijo es Capricornio

Lo que mayormente dominará cuando sea mayor, serán las leyes, de manera que debes encaminarlo hacia la abogacía y la jurisprudencia. Puede convertirse en un abogado famoso, un juez justo. Será experto en litigios y sabrá llevar a la convivencia a las partes enfrentadas, tanto si se trata de particulares, como de colectivos.

Puede ostentar altos cargos en el ministerio de justicia o de interior, en los sindicatos, en ligas de defensa de algo. Y, por otra parte, tendrá unas facultades artísticas muy desarrolladas, sobre todo en la pintura y podrá ser un pintor famoso. Es preciso pues que en la infancia acuda a una escuela de bellas artes.

Si tu hijo es Acuario

Cuando sea mayor, tu hijo tendrá un gran conocimiento del alma humana y puede ser un experto psicólogo, psiquiatra, psicoanalista, de modo que es preciso formarlo en estas disciplinas. Pero también será experto en problemas industriales y puede convertirse fácilmente en un director de fábrica o en un funcionario del ministerio de industria. No deberá descuidarse su formación en ese sentido.

Otras profesiones hacia las que puede sentirse orientado por su vocación, son las de cirujano, sexólogo, comadrona, y también podría verse lanzado hacia las carreras de militar y policía. Si tiene un temperamento impetuoso o muy vehemente, conviene que se oriente hacia esas profesiones porque podrá ejercer la violencia dentro del orden y no por su cuenta y riesgo.

Si tu hijo es Piscis

La vida lo llevará lejos del punto en que se encuentra, bien sea en kilómetros o lejos de la mentalidad familiar. Tendrá una vocación redentora y podría conducirlo al sacerdocio y a las misiones en países extranjeros. Pero también puede ser médico eminente, llevado por su vocación a restablecer la armonía en los cuerpos maltrechos. Debe dársele una formación humanística, con fuerte enseñanza ética.

Su afición por lo lejano hará, en otros casos, que encuentre su espacio en una agencia de viajes, en organizaciones turísticas, en compañías de ferrocarriles, de aviación o en el comercio de importación-exportación. Puede finalmente ser animador de movimientos religiosos u ocultistas.
Kabaleb, Talismanes y Reflexiones para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

El plagio

Como son numerosas las personas que me han comentado estar asombradas por las coincidencias que existen entre la obra de Kabaleb y la de Haziel, me he decidido por fin a explicar la historia. Lo primero es comentar que este autor ha fusilado literalmente toda la obra de Kabaleb en Francia y está haciendo lo propio en Italia y Portugal.

Kabaleb y Haziel fueron amigos de infancia, ambos nacieron en la ciudad española de Gerona. Kabaleb se distinguió en sus estudios, al punto que le hicieron saltar dos cursos escolares porque sus profesores dijeron que se aburría en clase. A la edad de 15 años comenzó a trabajar como redactor en el Diario “Los Sitios”. A los 18 años se le concedió una beca para estudiar la carrera de periodismo. Haziel, por el contrario, dejó el bachillerato y más tarde se alistó en la legión extranjera, donde nunca pasó de ser un soldado raso (aunque en su currículum ponga que fue capitán de la marina)…

El destino quiso que los dos fueran a parar a París durante la época del franquismo. Cuando Kabaleb escribía artículos, Haziel se los compraba y los publicaba a continuación con su nombre. Así, en los años 50, Haziel ya había comenzado a plagiar.

En 1978, Kabaleb comenzó a escribir, en España, su gran obra. En 1975, publicó “El Significado de los Sueños” y “El Horóscopo Chino”, ambos fueron plagiados por Haziel, el segundo incluso después de haber sido publicado en Francia bajo el título: "l' Horoscope Chinois", firmado Soliatan Sun, un seudónimo utilizado por Kabaleb).

En los inicios de la obra y de la creación de la escuela cabalística ETU (que llegó a tener ramificaciones en muchos países del mundo) Haziel vino a vivir una temporada en España y Kabaleb solicitó su ayuda. Así Haziel se encargaba de hacer las copias y responder a las distintas preguntas de los estudiantes por correspondencia. Al cabo de un determinado tiempo se volvió a Francia (abandonando definitivamente a su mujer y a su hija, de las que no habla en su biografía, en la cual miente sobre sus estudios, su carrera militar y su trabajo en el instituto Charlemagne, donde dice que era profesor de filosofía, cuando en realidad era el conserje).

Después de su vuelta a Francia, Haziel comienza el plagio de la obra de Kabaleb a gran escala. Éste es informado por un amigo algunos años más tarde y le amenaza con denunciarlo a los tribunales. Haziel hace ver que se arrepiente y paga una parte de los beneficios a Kabaleb, jurándole que nunca más volverá a plagiarle. Pero en 1991, después de la muerte de Kabaleb, vuelve al ataque y sigue el plagio masivo de las obras de Kabaleb. Haziel no dudó siquiera en publicar los distintos artículos que kabaleb había publicado en España en la revista Más allá y en Guía zodiacal, bajo su propio nombre.

En 2006, los herederos de Kabaleb empezamos un pleito por plagio, contra él y contra su editora Bussière (quien fomenta en él el plagio, según dijo el propio Haziel). El pleito sigue abierto y a la espera de un veredicto, con 14 plagios documentados y presentados ante el juez.

Kashiel (hijo de Kabaleb)
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/