Shungit, el mejor regalo

La Shungit está siendo apreciada como uno de los mejores regalos y más originales de estas fiestas. Primero porque se trata de una novedad, acaba de aparecer en España, y segundo porque sus propiedades únicas hacen que la persona que la tiene note enseguida sus beneficios y quiera después regalarla a un familiar o amigo... (sigue)

Los efectos dañinos del estilo de vida moderno están, desgraciadamente, bien documentados. El ritmo de vida es cada vez más frenético, el estrés hace mella a menudo en el descanso y la relajación. A nuestro alrededor se multiplican los aparatos eléctricos y electrónicos, nos bombardean continuamente con radiación electromagnética, provocando interferencias en nuestro sistema energético, el biocampo. En consecuencia, el organismo se desestabiliza y nos sentimos agotados, nerviosos, deprimidos o angustiados. Aquí es donde es necesaria la Shungit.

La Shungit ayuda a restablecer el equilibrio armónico del cuerpo y reorganiza su biocampo. Las enfermedades, la fatiga y la apatía reflejan un biocampo que sufre alteraciones debido a interacciones medioambientales. Es por ello que cualquier elemento que mejore nuestro biocampo reforzará a su vez nuestra sensación de bienestar. Esta es la función principal de la Shungit.

Shungit es el más antiguo mineral carbónico conocido de origen planctónico, tiene unos 2000 millones de años.

Es único en su composición, estructura y propiedades. Se trata de una mineralización natural con una distribución homogénea de partículas de silicatos cristalinos en una matriz de carbono. Se encuentra en un solo lugar en el mundo, en la región rusa de Carelia, cerca del lago Onega.

A la Shungit se la conoce con 3 nombres que marcan sus cualidades peculiares: “equilibradora”. "agujero negro" y piedra inteligente”. La primera denominación es debida a que equilibra los chacras al entrar en contacto con el ser humano. La 2ª porque absorbe una parte de la energía electromagnética, así como pensamientos y sentimientos negativos. Lo de piedra inteligente es porque se manifiesta en cada persona de forma distinta, bien sea generar mejorías, un equilibrado, una recarga de energía.

La Shungit funciona a modo de escudo de radiación electromagnética para humanos, animales o plantas, ayuda a reducir los efectos producidos por la exposición a ondas electromagnéticas de fuentes tales como ordenadores, microondas, televisores, teléfonos móviles, wifi, routers, viajes en avión, luces fluorescentes. Así se consigue un incremento en la vitalidad y en la energía, menos estrés y ansiedad, mejorar la memoria, ayudar a reducir los dolores de cabeza, facilitar un mejor descanso, claridad mental y concentración.

Encontrarás distintos productos de Shungit en nuestra Web: http://lashungit.net/

Tristán Llop, la Shungit

La Shungit en el agua

La Shungit es un mineral de última generación (en lo que se refiere al descubrimiento de sus cualidades), que proviene de la región rusa de Carelia. Tiene numerosos usos y en este artículo me centro en la que se utiliza para el agua.

Cuando sumergimos la Shungit en el agua, aunque se trate de agua del grifo, la transforma en un agua vibratoriamente elevada y purificada.

• Sanea y dulcifica el agua.
• Suprime el gusto y el olor de cloro.
• Capta y destruye los metales pesados (es una acción de las
fullerenes).
• Reduce los residuos de pesticidas.
• Nos rehidrata mucho mejor, así como a los animales y a las plantas.
• Posee unas propiedades bactericidas naturales... sigue

Cuando consumimos regularmente está agua reactivada por las fullerenes de la Shungit, un cambio se opera en nosotros, en todos los planos.

Un fenómeno de desintoxicación celular se produce en un primer momento, a fin de liberar de la saturación de todo lo que no es conforme en nuestro organismo.

Después, tiene lugar un trabajo de reparación, de regeneración progresiva de algunas situaciones que nos han causado fragilidades y debilidades.

Con 100g de Shungit podemos preparar 1 litro de agua, dejándola en remojo durante 72 horas.

Para conocer mejor la Shungit puedes comprar el libro: Shungit, extrema protección o visitar nuestra Web: http://lashungit.net

Tristán Llop, la Shungit

Luna nueva de Sagitario

Luna angélica de Sagitario

La Luna nueva de Sagitario tendrá lugar el 5/12/2010 a las 18.36 (hora de España) a 13.28 grados de Sagitario. Los ángeles regentes serán el 51 Hahasiah, el físico, que nos revelará los secretos de la naturaleza. Y el 38 Haamiah, como ángel emotivo de la lunación, que nos protegerá de nuestras propias sombras, de los impulsos que nos llevan hacia caminos erróneos...

51.- HAHASIAH (Dios Oculto)

Lo que puede obtenerse de HAHASIAH:

1.- Elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas.
2.- Vocación por la medicina, llevando a descubrimientos maravillosos.
3.- El verse conferir una misión redentora.
4.- Conocimientos de física y química y revela de secretos de la naturaleza.
5.- Protege contra los que abusan de la buena fe.

HAHASIAH es el tercero del coro de los Principados y se ocupa en Netzah de los asuntos relacionados con Hesed; sitúa en nuestra morada Filosofal 51 la esencia llamada Medicina Universal o Piedra Filosofal, que facilita la comprensión de la obra divina.

HAHASIAH es uno de los rostros más luminosos del zodíaco, puesto que se mueve en el Sendero que va de Netzah a Hesed en su trayecto de retorno. Ya vimos, en nuestras lecciones de Interpretación Esotérica de Génesis, que Luz significa capacidad de entender las cosas, y HAHASIAH es el encargado de comunicárnosla. Se trata del entendimiento de los mundos de arriba, puesto que el genio apunta en esta dirección, al revés de OMAEL, genio 30, que rige el mismo sendero, pero en su dirección hacia abajo y ponía en nosotros la capacidad de entender el mundo material.

El genio 30 tiene una relación con la medicina y de él nos viene la comprensión del cuerpo humano y la técnica para restablecer su buen funcionamiento. HAHASIAH actúa de distinta manera y su esencia, llamada Medicina Universal, es la que cura definitivamente porque nos permite comprender la causa del mal y nos sitúa en condiciones de erradicarla. OMAEL actúa sobre los efectos; HAHASIAH actúa sobre las causas. En sus días y en sus horas podremos entender el por qué de los males que nos aquejan y que afligen a la sociedad y los nacidos bajo su influencia serán los grandes curadores, los dispensadores de remedios universales, que quizá no encuentren en sus pacientes la colaboración necesaria para extirpar su mal. Aunque no tengan conocimientos concretos de medicina, debemos escuchar sus recomendaciones, porque HAHASIAH hablará a través de ellos y sabrán la forma de extirpar definitivamente el mal.

Los antiguos alquimistas llamaban Piedra Filosofal a esa verdad esencial, minúscula que, cuando está dentro de nosotros, es el punto de arranque de todos los razonamientos justos. Sin esa verdad fundamental, por más que razonemos, las ideas no se sostendrán porque estarán apoyadas en una base falsa. La Piedra Filosofal que nos aporta HAHASIAH es esa verdad primera, sin la cual no podemos comprender la dinámica del universo. Por no estar en posesión de esa verdad primera, muchos filósofos han razonado en vano y todas sus elucubraciones no han servido para nada, porque no se apoyaban en esa verdad fundamental que es la piedra angular de todo edificio filosófico.

HAHASIAH, en sus días y en sus horas, la deposita en nosotros, si es que encuentra espacios apropiados para ella. Cuando los puntos de HAHASIAH son transitados por los planetas o cuando una nueva Luna cae en ellos, el genio tiene una actuación estelar, siempre relacionada con el planeta transitante, con la Casa que rige dicho planeta y con el órgano del cuerpo humano que el planeta gobierne. El primer escenario por rotación es un punto de Fuego y actúa sobre nuestra personalidad moral, que percibe instintivamente la verdad; el segundo es un punto de Agua, e impregna los sentimientos de esa verdad; el tercero es un punto de Aire y la esencia del genio penetra en la razón; el cuarto es un punto de Tierra y su doctrina se materializa en el comportamiento; el quinto es un punto de quintaesencia y el genio realiza la síntesis de todos los puntos anteriores.

Este genio sirve para elevar el alma a la contemplación de las cosas divinas y para descubrir los misterios de la sabiduría, dice el programa. Hemos dicho muchas veces a lo largo de la Enseñanza que para contemplar lo divino hay que cerrar los ojos, en cierto modo, a lo humano. Tenemos que volver la espalda a lo material y entonces contemplamos lo que está detrás de nosotros. Si este genio eleva la vista desde Netzah hacia Hesed, nos sitúa en condiciones de contemplar lo que hay detrás. La Sabiduría está en Hochmah, pero en Hesed, su lugarteniente en la columna de la derecha, esa Sabiduría se encuentra cristalizada, es más visible y fácil de entender y si la estudiamos primero en Hesed, estaremos en condiciones de mejor entenderla de forma abstracta en Hochmah.

Este genio domina sobre la química y la física; revela los más grandes secretos de la naturaleza, sobre todo la piedra Filosofal y la medicina universal. La persona nacida bajo su influencia amará las ciencias abstractas, interesándose particularmente por conocer las propiedades y las virtudes atribuidas a los animales, los vegetales y los minerales; se distinguirá en la medicina por sus curas maravillosas y hará varios descubrimientos útiles a la sociedad, termina el programa.

En este programa, procedente de la Edad Media, aparecen la química y la física, pero en realidad, el programa debería referirse a la alquimia y a la metafísica, ciencias que en la antigüedad podían conducir a la hoguera. Ya hemos visto la clase de conocimientos que HAHASIAH proporciona y no vamos a insistir. El genio enseña lo que se ha dado en llamar la Signatura de las Cosas, el sello planetario y zodiacal que llevan todos los animales, las plantas y los metales. En el ambiente esotérico existe una gran confusión sobre este particular. No tenemos más que ver las listas de correspondencias de animales, plantas y metales publicadas en distintos libros, para observar cuán grande es la desorientación. Se coincide en unos pocos minerales, como el hierro, el plomo, el estaño, pero en pocos más. El estudio de esas correspondencias dará sus frutos en los días y en las horas de HAHASIAH y los interesados por esta cuestión, tan esencial para el conocimiento del universo material, deberían trazar un calendario de días y horas de actuación del genio y ponerse a trabajar sobre ello. Estos estudios darán mayores resultados si se abordan a través de la inspiración, de la intuición, que no de las observaciones prácticas. En todo caso, lo cierto es que HAHASIAH representa uno de los puntos más activos de la Alta Ciencia, la verdadera, la que viene por vía de inspiración.

La contrafigura de HAHASIAH:

El genio contrario domina sobre los charlatanes y sobre todos los que abusan de la buena fe de las personas, prometiéndoles cosas extraordinarias, dice el programa. De todos es sabido que en el ámbito de las ciencias herméticas pululan los charlatanes, las gentes que afirman poseer un conocimiento cuando en realidad no saben nada, que abren gabinetes de consulta, fundan centros de estudios o de prácticas místicas, mientras desconocen profundamente aquello de lo cual hablan en abundancia. Es el genio del abismo quien los inspira y, a su manera, también contribuyen al descubrimiento de lo transcendente, ya que las personas que acuden a ellos en busca de lo verdadero acaban dándose cuenta del error de esos pretendidos maestros y se alejan de ellos, quizá después de haberse gastado una fortuna, para entrar en el verdadero camino.

Los ignorantes son muy propensos a prometer, porque no saben lo que cuesta una transmutación. Prometen la salud, el bienestar, la riqueza, todo lo que el cliente anhela y lo siguen prometiendo hasta que el otro ha agotado sus reservas de buena fe (o de dinero) y se da cuenta de que allí no está lo que busca. En los días y en las horas del genio será cuando más probabilidades habrá de caer en las redes de un embaucador, pero si lo encontramos fuera, o sea en medio de nuestro camino, podemos estar seguros de que lo hemos estado incubando en el secreto de nuestros procesos internos, ya que es en ellos que la fuerza del genio empieza a manifestarse. Muchos son los individuos que anhelan poderes, y buscan la palabra del poder, sin estar dispuestos a dar nada a cambio; es decir, a promover importantes cambios en su comportamiento, en sus hábitos. Se están engañando a sí mismos al creer que todo depende de una palabra, de una vibración del aire, y entonces el engaño interno los conduce al gran embaucador externo, al gran timador que los despojará de sus valores - sus falsos valores - hasta dejarlos desnudos, hambrientos, a los pies de esa Verdad llamada Piedra Filosofal.

38.-HAAMIAH (Dios la esperanza de todas las criaturas de la tierra)

Lo que puede obtenerse de HAAMIAH:

1.- La comprensión del ritual religioso de cualquier culto.
2.- Protección en la búsqueda de la verdad.
3.- Adquirir los tesoros del cielo y de la tierra.
4.- Protección contra el rayo y los espíritus infernales.
5. Ayuda a encontrar el camino a los que han perdido el hilo de la vida.

HAAMIAH es el sexto del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con Netzah; sitúa en nuestra morada filosofal 38 la esencia que nos induce a observar un ritual, un ceremonial, un culto religioso, y a pronunciar conjuros.

Convertir nuestra vida en un rito, he aquí el objetivo. En las escuelas iniciáticas, vemos que los actores del ritual se mueven en una armonía perfecta; cada paso conduce a algo que es esencial para poder pasar al estadio siguiente.

Así vemos que al iniciar los trabajos, el maestro de ceremonias va a buscar la luz que se encuentra en el Este, en el pupitre del Venerable Maestro, y con ella alumbra todo el taller, al tiempo que los oficiantes pronuncian las palabras de poder. Una vez se ha hecho la luz, que significa Entendimiento, comienzan los trabajos. El ritual, en el templo indica los pasos que hay que dar para que en la vida profana las cosas funcionen.

Todo el problema del ritual consiste en aplicarlo a la vida ordinaria, a fin de que nuestra existencia sea una perfecta obra de arte. El peligro del ritual consiste en su falta de trascendencia, en que no pase la barrera del templo, de modo que la ceremonia se desarrolle en coto cerrado y después, en el exterior, el individuo observe el mismo comportamiento, como si no hubiese pasado nada. Cuando esto sucede, y lamentablemente, sucede a menudo, nos encontramos ante un ritual muerto: se desempolva el cadáver de su forma, pero se es incapaz de revestirlo de vida y aplicarlo en las actitudes y gestos cotidianos.

De HAAMIAH han salido todos los rituales, todos los ceremoniales, todos los cultos religiosos y conjuros que se practican en las distintas religiones y en las escuelas esotéricas. No queremos decir que HAAMIAH inspire a una persona determinada para que escriba un ceremonial religioso o iniciático, sino que el genio escribe en el interior de cada hombre los gestos rituales que debe realizar en su vida ordinaria para estar en sintonía con su Yo Eterno.

HAAMIAH es el maestro de nuestro comportamiento, el que nos lleva hacia la trascendencia, el que establece en nosotros una ciencia del vivir. La persona que consigue vivir por dentro los rituales de este genio ya no necesita representarlos en el exterior. Pero la que los interpreta externamente puede descubrir en ellos las normas de la rectitud e incorporarlas a su dinámica interna.

Como decíamos más arriba, esto ocurre raras veces, pero los rituales están ahí para que un día puede suceder. Los rituales escritos como obras de teatro también son obra de HAAMIAH, dedicados especialmente a aquellas personas que no han sabido comprender la letra impresa en sus espacios internos.

Las personas influenciadas por HAAMIAH, sobre todo las que lo tienen como regente de su cuerpo mental (las nacidas en los veinte minutos de su regencia diaria), serán las más próximas a vivir sus ritos y las que mejor puedan transmitir información sobre las normas de comportamiento. A través de ellas, la sociedad puede descubrir el recto proceder, las esencias del genio en su fuero interno, de manera que ya no sea necesario recurrir a terceros. Estas personas son de algún modo el camino que conduce a las más altas realizaciones humanas, las que sitúan a los individuos en el camino de la iniciación, no como una ceremonia social y vana, sino como un ritual interno, vivido intensamente en todos los momentos de la vida.

Se invoca a este genio para obtener todos los tesoros del cielo y de la tierra, dice el programa. ¿Qué son los tesoros del cielo? Lo que se entiende convencionalmente por cielo es el mundo cabalístico de las Emanaciones, en el que actúan tres séfiras: Kether, Hochmah y Binah. En términos cristianos: Padre, Hijo y Espíritu Santo. El tesoro de Kether se llama Voluntad, cuyo fruto es la iniciativa. El tesoro de Hochmah se llama Sabiduría, cuyo fruto es el Amor. El tesoro de Binah se llama Inteligencia, cuyo fruto es la comprensión de las leyes universales.

Cuando el ser humano está en posesión de estos tres tesoros, su vida se ordena de acuerdo con sus valores. Será el hombre que inicia constantemente nuevas cosas que dan movimiento a su existencia y lo alejan del marasmo de la rutina. Será el hombre cuya sabiduría lo convertirá en un faro de luz para quienes vivan en su esfera. Entenderá el discurrir universal y acabará adaptando su comportamiento a ese discurrir. Los tesoros del cielo le darán acceso a los de la tierra, porque en la tierra se hacen patentes las virtudes o los defectos existentes en el interior de las personas.

El tesoro terrestre que se obtiene mediante la proyección de la voluntad es la experiencia. El que se obtiene a través de la sabiduría es la Unidad con todo y con todos. El tener todas las cosas por añadidura, como le dijo Dios a Salomón. El tesoro que se obtiene mediante la inteligencia es el discernimiento, que nos permite saber lo que es bueno y lo que no lo es, lo que se puede o no hacer, el saber reconocer el lugar de uno en el orden de la creación.

Por todo ello, los escenarios de HAAMIAH serán altos lugares de ciencia trascendente, sobre todo en su tercer y cuarto escenario. Utilizaremos pues sus grados de poder para iniciar ritos, ceremonias, cultos y conjuros, siempre que el planeta que rige el grado y el signo forme ese día aspectos positivos.

Este genio nos protege contra el rayo, las armas, los animales feroces y los espíritus infernales, dice el programa. Ya sabemos que los animales feroces y los espíritus infernales son una misma cosa. El poder de HAAMIAH los mantiene a raya, e incluso cuando se han adueñado de los resortes del cuerpo físico, su acción se ve neutralizada por las virtudes de este genio. Sugerimos al lector que consulte lo que hemos dicho a propósito del genio 3, que también se ocupa de combatir a los animales feroces. El mejor antídoto contra los rigores del destino, es decir contra el envite de los animales feroces, es el entendimiento de los procesos naturales y la adopción de un comportamiento conforme a ese entendimiento.

En cuanto al rayo, es manejado por Júpiter para poner fuera de combate a los individuos que, movidos por un comportamiento contrario al orden cósmico, deben ser neutralizados antes de que alcancen su punto de destrucción. El rayo, a niveles mentales y emocionales, es una inyección súbita de luz que transforma al individuo, como la que recibiera Pablo en el camino de Damasco. Esa luz súbita y brutal puede destruir los cuerpos que la reciben. HAAMIAH evita esa destrucción, modulando la frecuencia de esa luz, de manera que nos llegue de forma asimilable. Las armas aparecen en nuestra vida cuando la violencia interna alcanza tales niveles que se concretiza, se cristaliza y se convierte en algo material y tangible. El genio evita esa coagulación y disuelve la violencia en el interior para que no se derrame su copa y aparezcan las armas, en nuestras manos o esgrimidas contra nosotros.

Este genio protege a todos los que buscan la verdad. En sus días y horas, la verdad nos será revelada, si la buscamos, no ya intelectualmente, sino mediante nuestros deseos y actos. El afán de comportarse al unísono con el universo será atendido.

La contrafigura de HAAMIAH:

El genio contrario domina el error y la mentira e influencia a todos los individuos que carecen de principios y de religión, dice el programa. Lo contrario de la verdad es el error; lo contrario del principio es la finalidad material, lo contrario de la religión es el ateismo. Cuando las virtudes del genio nos entran desde abajo, se produce un vuelco en su dinámica y el individuo, en lugar de acompasar su ritmo con el del universo, generado por su Yo Eterno, se orienta hacia lo contrario a fin de que, en lo más profundo de su error, resplandezca la verdad; hasta que su mentira sea tan evidente que le sirva de repulsivo y se dirija hacia lo contrario. Cuando actúan en nosotros los principios, las eternas normas, nos vemos impedidos de realizar ciertas cosas que resultarían ventajosas para nuestra naturaleza física, emotiva o mental. Si estos principios no actúan, nuestro único móvil es la finalidad material, que guía y orienta nuestra conducta. Sin religión, sin sentirnos atados a nada es evidente que, hagamos lo que hagamos, pensaremos que nuestros actos no tendrán ninguna repercusión trascendente y que podemos matar y robar, con la condición de no ser descubiertos. Así, el individuo influenciado por HAAMIAH del abismo puede cometer los peores atropellos porque no conoce ninguna norma.

Tristán Llop y Kabaleb
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/