Los Ángeles

A continuación os presento un vídeo que os introduce en el universo de los 72 ángeles de la cábala y marca la importancia de seguir todos los días las predicciones del ángel del día, para estar en línea con su energía y conseguir así que las cosas nos resulten más fáciles.

Tenemos una tendencia natural a inclinarnos hacia el esfuerzo, incluso hacia la dificultad, porque ése es el aprendizaje que nos han transmitido nuestros mayores, nuestra sociedad. “Cuánto más te esfuerces, mayor será la recompensa”. Pero lo cierto es que es una consigna que pertenece al pasado, a Binah en el árbol de la Vida, a Jehová, a la antigua cultura.

Hace más de dos mil años un ser vino a encarnarse en la tierra para transmitirnos la necesidad de cambiar patrones, de vivir de una forma distinta, de hacer las cosas más fáciles. Como Dios sabía que somos duros de mollera, además de su hijo nos mandó a 72 de sus operarios, los 72 Genios o Ángeles de la cábala.

Ha llegado el momento de cambiar de orientación y utilizar a estos instructores cósmicos para situarnos en el camino correcto y hacer que las cosas se vuelvan fáciles.

¿Vas a intentarlo?



Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Talleres y seminarios

A continuación encontraréis una breve explicación de cada uno de los seminarios y talleres que desarrollo. También he incluido algunos vídeos para exponer mejor las temáticas. Si queréis organizar uno en vuestra ciudad sobre cualquiera de los temas abajo expuestos, sólo tenéis que contactar conmigo a: nvibracion@ono.com ...

En busca del tesoro interior (nuevo)
¿Cuáles son las principales virtudes que escondemos en los recodos del inconsciente? ¿Cuáles son las herramientas con las que hemos venido a este mundo? ¿Qué nos indica nuestro grado y nuestro signo de nacimiento? ¿Cuál es nuestro tesoro interior?
En este taller teórico-práctico vamos a facilitar las claves para conectar con nuestro ser interno y descubrir el tesoro que esconde. Contaremos con la ayuda de la carta astral, utilizaremos medios audiovisuales y entraremos en estados de relajación.

Interpretación del padrenuestro y otras recetas para la abundancia y la felicidad

La interpretación esotérica del Padrenuestro, que nos ayude a comprender su alcance real. Esta oración, compuesta por 7 oraciones, es la más completa que ha sido jamás escrita. Desglosándola, aprenderemos a conectar con nuestro ser interno, elevar nuestras vibraciones y equilibrarnos. Facilitaré, además unas claves prácticas para plasmar las enseñanzas que contiene el Padrenuestro en la vida cotidiana. He grabado un pequeño vídeo de introducción.

Anécdotas, el nuevo lenguaje de la vida

Quizá éste sea un buen momento para perder el miedo a buscar respuestas, a romper moldes, a desmontar justificaciones, a desnudar significados ante el espejo. Quizá sea el momento de conocer al que puede convertirse en uno de los pilares de la nueva psicología analítica del futuro: el lenguaje de las anécdotas.
Las anécdotas son aquellos pequeños o grandes sucesos que tienen lugar todos los días, ese autobús que se nos cierra en las narices; ese tropiezo con la mesa (que lleva 10 años en el mismo sitio); ese accidente con el coche o la moto; ese derramamiento de leche, aceite, agua o vino; esa persona que nos llama por teléfono y se equivoca…
El objetivo principal de este taller es el de mostrar la importancia que tienen las anécdotas en nuestra vida y apuntar una serie de claves que ayudarán a analizar las propias y las ajenas. Facilitaremos herramientas que nos permitan su interpretación, para evitar que se repitan. Ver el vídeo explicativo.

Bienaventuranzas, una guía para asumir los retos presentes

Cristo dejó un manual de instrucciones sobre el funcionamiento de la vida humana y en este taller se van a dar las claves prácticas para aplicarlo, las que se desprenden de las nueve bienaventuranzas.

En las 9 Bienaventuranzas se enaltecen los valores contrarios a los que la sociedad actual suele proclamar. Descubriremos que para encontrar la excelencia, el equilibrio interior, para hacer frente a los retos del presente, debemos volver la vista hacia otros valores. En las ceremonias de iniciación de las escuelas herméticas, vemos que el candidato, antes de entrar en el templo, es despojado de los metales que lleva encima. Este gesto simbólico corresponde a los preceptos instituidos por Cristo. Los valores del mundo de abajo, no tienen curso en el de arri¬ba.

Astrología, descubre tu personalidad y tu objetivo de vida

En este taller descubriremos nuestro objetivo de vida y el sentido de los 12 signos del zodiaco y de las 12 casas, lo cual nos ayudará a comprender mejor nuestra personalidad, a través de los 12 sectores que la representan.

Los ángeles en el Árbol de la vida

Los Ángeles de la Cábala son instructores cósmicos, como profesores de universidad, cuya principal función es transmitir un programa que facilite la vida al ser humano, ayudándole en la realización de su objetivo de vida. Conocer su forma de trabajo y sus funciones nos permitirá ponernos en contacto con ellos y aprovecharnos de su energía.
El Árbol de la Vida es un esquema simbólico-practico que nos muestra cual debe ser el desarrollo de un proyecto, en cualquier ámbito de nuestra vida, desde que se nos ocurre la idea, hasta que se plasma en el mundo material. Está formado por 10 centros (llamados Séfiras), que representan: la voluntad, la suerte, las normas, el poder, el trabajo, la concienciación, la belleza, la inteligencia y la imaginación. El último simboliza la tierra, nuestro hábitat. En cada uno de lo 9 primeros Séfiras, conviven 8 Ángeles.
Los Ángeles ayudan en el trabajo diario, inyectando dosis de energía para superar situaciones difíciles y en este taller aprenderemos a utilizarlos.

Alcanzar la excelencia a través del Árbol de la Vida (nuevo)

Tu árbol de a vida personalizado te brindará numerosas pistas sobre cómo inclinar tu vida hacia donde te interesa.
Una vida ordenada y feliz se basa en que seamos capaces de equilibrar los diferentes espacios que la componen. El Árbol de la Vida representa al ser humano en su totalidad como microcosmos. Debemos asumir el compromiso de mejorar de forma constante las 9 áreas que componen nuestro Árbol. Y si bien todas las áreas son importantes, descubriremos que existe una jerarquía que ayuda a alcanzar el máximo rendimiento En este taller realizaremos el Árbol de la vida personalizado de cada uno de los asistentes. Resaltaremos, de forma clara y práctica, algunos de los principales cambios que debemos realizar para conseguir una vida armónica.

Numerología, conoce tus potencialidades

Los números nos envuelven, están por todas partes, forman la sustancia principal de nuestros movimientos. En este taller haremos el cálculo de los principales números que componen nuestra vida, descubriendo así cuales son las cualidades a desarrollar y cuáles son las carencias que debemos minimizar. El cuadrado mágico de Saturno nos ayudará a equilibrar nuestra vida y a saber si la pareja, los familiares o los amigos se complementan con nosotros.

Ritual Formula un Deseo

Formula un Deseo es una iniciativa angélica, que arranca el día 13 de marzo de 2009 a las 3.30 de la mañana, bajo la potente energía de la conjunción Urano-Sol, un momento muy especial en el que el universo esparce polvos mágicos de amor y luz (Urano) e inyecta la voluntad (Sol) de hacer algo por los demás. Su objetivo es aportar confianza, buena suerte e ilusión. Está dirigida a ayudar a la gente que necesita romper con las rutinas negativas, que quiere volver a tener esperanza en el futuro, que desea que le devuelvan la fe en el porvenir. Dirigida a aquellos que quieren tener suerte en la vida, a los que creen en los milagros y a los que están dispuestos a pedirlos. Jesús dijo: “pedid y se os dará”...
Cada solsticio y cada equinoccio nos reuniremos con un grupo de 72 personas para realizar un ritual con los 72 ángeles de la cábala en el cual pediremos que se cumplan nuestros deseos.

Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Agenda de actividades

A continuación encontraréis la agenda de las actividades que tengo programadas para los próximos meses. Para apuntaros podéis dirigiros directamente a la persona de contacto. En la sección seminarios, aparece una breve explicación sobre cada uno de los talleres-seminarios que estoy ofreciendo.

Si queréis organizar un taller en vuestra ciudad, sólo tenéis que contactar conmigo a: nvibracion@ono.com ...

Próximas actividades

Valladolid

Nombre: conferencia sobre anécdotas, el nuevo lenguaje de la vida
Lugar: Valladolid, Librería Astarté
Fecha: 31/05/09, 10.30 a 13.30horas
Contacto: Eloy Parra, Email: eloypara@yahoo.es

Nombre: anécdotas, el nuevo lenguaje de la vida
Lugar: Valladolid, Centro Girasol
Fecha: 31/05/09, 10.30 a 13.30horas
Contacto: Teresa Palomero Email: centrogirasol@hotmail.com

Nombre: Bienaventuranzas, una guía para asumir los retos presentes
Lugar: Valladolid, Centro Girasol
Fecha: 31/05/09, 16.30 a 19.30horas
Contacto: Teresa Palomero Email: centrogirasol@hotmail.com

Marbella

Nombre: anécdotas, el nuevo lenguaje de la vida
Lugar: Marbella
Fecha: 6/6/09, 10.30 a 13.30horas
Contacto: Rosa Garzón, Email: rosariogc@hotmail.com

Nombre: Astrología, descubre tu personalidad y tu objetivo de vida
Lugar: Marbella
Fecha: 6/6/09, 16.30 a 19.30horas
Contacto: Rosa Garzón, Email: rosariogc@hotmail.com

Barcelona

Nombre: Interpretación del Padrenuestro y otras recetas para la felicidad y la abundancia
Lugar: Barcelona, centro Merrylife
Fecha: 8/6/09, 16.30 a 19.30horas
Contacto: Mar Palau, Email: merrylife@merrylife.org

Girona, montaña de los Ángeles

Nombre: Ritual Formula un Deseo
Lugar: Girona, montaña de los Ángeles
Fecha: 20/6/09, (a determinar)
Contacto: Tristan Llop, Email: nvibracion@ono.com

Castelló d’Empúries

Nombre: anécdotas, el nuevo lenguaje de la vida
Lugar: Castelló d’Empúries
Fecha: 27/6/09
Contacto: Anna Arnau. Email: annarnau@hotmail.com



Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior

Mejora tu vida

¿Te has preguntado qué vas a hacer hoy para mejorar tu vida? ¿o vas a pasar un rato más lamentándote de tu suerte?

¿Has mirado qué fuerza angélica es la que está activa en el día de hoy? (ver aquí) ¿Qué vas a hacer para ponerte en línea con ella?

Mueve tu voluntad y se moverá tu vida.

Tristán Llop, la búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Luna nueva angélica de Tauro

Como estamos en periodo de cambios, he decidido entrar la herramienta del vídeo en las Lunas nuevas, para renovarme un poco.

Encontraréis así a continuación los textos que escribió Kabaleb sobre los ángeles activos en la lunación y el resto de la Luna nueva la explico a través del vídeo, realizando una valoración signo a signo.



El ángel físico de la lunación es Cahetel y el emotivo Menadel. Podréis ver compementado el análisis de esta Luna nueva en el blog de mi hermana Soleika...

8.-CAHETEL (Dios Adorable)

Lo que puede obtenerse de CAHETEL:

1º.- Bendición de Dios y echar fuera a los malos espíritus.
2º.- Abundantes cosechas agrícolas.
3º.- Inspiración para elevarse y descubrir a Dios en nosotros y los demás.
4º.- Amor por el trabajo.
5º.- Ayuda contra los encantamientos y sortilegios tendientes a producir la esterilidad de los campos.

CAHETEL por ser el nº 8, participa en las tareas de formación del séfira Hod en nuestra naturaleza y sitúa en nuestra Morada nº 8 la esencia llamada Bendición de Dios, sin la cual todas nuestras empresas están abocadas al fracaso. CAHETEL es el último de los Serafines de Kether, es el brazo más largo de este centro sefirótico, que llega hasta los confines de Yesod, interviniendo más declaradamente en nuestros quehaceres humanos.

La divinidad sólo puede bendecir aquello que es conforme a su dinámica. Las naciones enfrentadas tratan de conseguir, el favor de Dios para que les otorgue la victoria, pero es evidente que CAHETEL, especialista en bendiciones, no ha de escuchar sus plegarias, y será su contrafigura del abismo la que dará a cada ejército lo que merece. La bendición de Dios le fue negada a Caín cuando realizó su ofrenda. Cuando aparece en nuestra vida, tiene un efecto multiplicador. Si en los días y horas de regencia de este genio las cosas nos salen bien y se nos multiplican, significará que estamos haciendo lo que debemos, lo que anhela nuestro Ego Superior. En cambio, si nuestra actividad en estas fechas permanece estéril, será señal de que nuestro Dios interno rechaza nuestra ofrenda y debemos pensar en sembrar en otros campos. Si poseemos esencia de CAHETEL en nuestras alforjas, nuestras cosechas serán abundantes y seremos, para quienes nos contacten, un manantial de fecundidad y progreso.

Este Genio sirve para echar a los malos espíritus. Ya sabemos que estamos ocupados por fuerzas que pertenecen a un linaje superior al humano: los luciferianos y que por tanto la mayor parte de nuestros ocupantes internos son ángeles caídos e incluso re-caídos al 2º o 3º fondo del abismo (Kabaleb ofrece una explicación detallada de este tema en sus libros «Misterios de la Obra Divina» e «Interpretación Esotérica de los Evangelios»). Ellos son los que nos prestan su aliento para realizaciones torcidas que generan adversidad, dificultades y enfermedades. CAHETEL se ocupa de alejarlos para que puedan acceder a nuestros vacíos interiores las fuerzas positivas -los ángeles superiores- que nos restablecerán. Pero para que los luciferianos se vayan definitivamente, es preciso que renunciemos a las inclinaciones que los han llevado a instalarse en nosotros, de modo que en los días de CAHETEL esas malas inclinaciones pueden desaparecer de nosotros, él nos lleva al cambio de vida que nos permitirá liberarnos.

CAHETEL domina las producciones agrícolas, las que son necesarias a la existencia de hombres y animales. Domina la alimentación, da abundantes cosechas en nuestra naturaleza interna, y lo que crece en nosotros es útil a la alimentación del alma. Para que las producciones agrícolas lleguen a buen término, son necesarios el sol, el agua y una buena tierra, en proporciones equilibradas. Perouna voluntad demasiado fuerte tiene efectos aplastantes sobre los demás, es como un sol excesivamente riguroso que deseca la planta. Demasiada humedad hará que se pudra. A veces las cosas nos fallan, no nutren nuestra divinidad interna porque ponemos en ellas un exceso de voluntad, queriendo a todo precio dejar huella.

CAHETEL inspira al hombre para que se eleve hacia Dios con el fin de agradecerle todos los bienes que nos envía. Los hombres perseguimos objetivos personales: la gloria, el poder, el amor, el respeto, y si realizamos una obra, nos volvemos complacientes hacia ella, nos enorgullecemos. Pero en nuestro despliegue evolutivo, un buen día nos damos cuenta de que aquella obra no ha sido más que un pretexto para que nuestro Ego Superior obtuviera ciertas experiencias. Cuando nos concienciamos de ello, nuestra mirada se eleva hacia Dios (es decir, hacia nuestro Ego Superior) y nos convertimos en sus instrumentos, acatamos sus mandatos. La presencia de CAHETEL en nuestras moradas fisolofales produce esta inspiración. Una voz -la suya- nos dice que trabajamos por cuenta ajena y que no debemos considerarnos propietarios de la obra que realizamos. El agradecimiento es un estado de sumisión hacia el que estamos agradecidos, es un deseo de servirlo, como él lo ha hecho con nosotros. Cuando ese agradecimiento hacia el Eterno se produce, las tensiones para con él desaparecen y ya no nos consideramos propietarios, sino simples subalternos a las órdenes del Maestro.

La persona nacida bajo la influencia de CAHETEL amará el trabajo, la agricultura, la caza, el campo, y tendrá mucha actividad en los negocios. Será una persona activa. Nada como un patrón activo para que sus servidores lo sean también. A veces, llegados a cierta edad, dudamos si conviene poner en marcha nuevas cosas. Pero cuando descubrimos al Patrón y éste nos dice que no hay final, que estamos trabajando para alcanzar un día la categoría de dioses creadores y tener la responsabilidad de un universo, entonces comprendemos que estamos en un permanente comienzo.

La afición por la caza debemos entenderla como un afán de cazar a los animales internos y expulsarlos de nuestros espacios. El Genio produce alimento para los animales. Ese alimento permite a las bestias subsistir y ejercer sus funciones. Ese trabajo de las bestias (los Luciferianos), ya lo sabemos, ha de permitirles un día reintegrarse a los puestos evolutivos de los que se vieron escindidas. Proporcionémosles ese alimento, utilizándolos para concienciarnos de los errores cometidos y después, desalojarlas de nuestros espacios internos y dar por terminada nuestra relación con ellas.

La contrafigura de CAHETEL:

El genio contrario provoca todo lo que es perjudicial a las producciones de la tierra y lleva el hombre a blasfemar contra Dios. Ya hemos visto lo que era perjudicial para la tierra: un sol tórrido, una humedad excesiva, podemos añadir las aguas polucionadas, las inclemencias del tiempo, las plagas de depredadores, el descuido de las tareas agrícolas, etc.. Este genio del abismo insufla a su clientela un personalismo aplastante, un exceso de sentimentalidad, un temperamento demasiado riguroso, lo cual se traducirá en el exterior por oleadas de calor, lluvias torrenciales, aguas de riego polucionadas, plagas, tormentas de granizo, incendios y otros males de esta índole. Blasfemar contra Dios significa actuar en contra de las leyes cósmicas. Todo lo que viene del abismo nos impulsa a actuar de forma invertida, pero no necesariamente a transgredir las leyes cósmicas. El personalismo, por ejemplo, es una materialización de la voluntad, porque viene de abajo y no de arriba, pero no transgrede ninguna regla cósmica, como tampoco la transgrede una pasión entre un hombre y una mujer. En cambio, la homosexualidad sí es una transgresión a las leyes universales. Los cabalistas distinguen muy bien entre los errores que se cometen dentro del orden universal y los que atentan contra ese orden. CAHETEL del Abismo inspira ese tipo de atentados.

36.- MENADEL ( Dios Adorable)

Lo que puede obtenerse de MENADEL:

1.- Conservar el empleo y los medios de existencia.
2.- Protección contra los calumniadores y maledicentes.
3.- Liberación de los hábitos que nos aprisionan.
4.- Tener noticias de las personas que se ha alejado de nosotros.
5.- Encontrar bienes extraviados o perdidos.

MENADEL es el cuarto del coro de Potencias y se ocupa en Gueburah de los asuntos relacionados con el propio Gueburah; sitúa en nuestra Morada nº 36 la esencia llamada Trabajo sin la cual nos perderíamos en la pura contemplación.

Nuestro Yo Divino envía sus cuerpos al mundo para que trabajen para él y le entreguen, a la hora del sueño (o sea, durante el proceso onírico) y al final de la vida, la esencia de sus experiencias. Pero esa esencia llamada Trabajo no suele gustar a los cuerpos, es a menudo rechazada; y algunos, los que pueden, buscan la «paz del convento» para huir de los trabajos humanos y vivir sin conflictividad. En lugar de trabajar para ofrecer experiencias al Ego Superior, le rezamos para que se ocupe de sacarnos de apuros, diciéndole de algún modo: «Anda, trabaja tú, que sabes más que yo, y cuando me llegue la hora de los triunfos, ya me encargaré de recogerlos». MENADEL ha elegido domicilio en los últimos grados de Virgo, en ese punto zodiacal en que todo nos impulsa al abandono, para poner en nosotros ese incentivo que nos llevará hacia adelante. Al mismo tiempo, MENADEL es el genio 36 y se encuentra justo en la mitad del camino. Si hemos llevado a cabo con dedicación los trabajos relacionados con los 36 genios, entraremos en el periodo de recolección de frutos y nuestra tarea consistirá, principalmente, en cosechar.

Al hablar de Trabajo, tenemos que referirnos al trabajo humano, por decirlo de alguna manera. MENADEL actúa en la esfera de las emociones y construye en nuestro interior situaciones emotivas para que las vivamos a fondo y saquemos de ellas la experiencia que contienen. Este es por ejemplo el trabajo que realiza el novelista al imaginar la trama de su novela: experimenta las emociones de sus personajes y resuelve las situaciones dramáticas en que se encuentran. Ese es el auténtico trabajo humano, el que realizamos por dentro al conciliar sentimientos contrapuestos, aprendiendo a someter los sentimientos al designio que emana de nuestro Ego Superior. Cuando ese trabajo interno no se realiza, o se hace mal, se escenifica en el exterior para que, al verlo con nuestros propios ojos, podamos corregir los errores y adquiramos la experiencia que no hemos podido adquirir cuando el trabajo se hacía por dentro. En ese sentido, lo que hacemos materialmente nos indica lo que debíamos haber hecho emocionalmente y no hicimos. Así el individuo que trabaja en una fábrica de detergentes, es porque no ha sabido blanquear sus emociones por dentro; el que trabaja en prendas de vestir, es porque no ha sabido dar una apariencia a sus emociones, vistiéndolas, esto es dándoles forma, configurándolas para que los demás puedan reconocerlas en el mundo del Deseo, donde se mueve nuestra personalidad emotiva.

Cada trabajo externo nos revela el trabajo interno que debería ser el nuestro. El que construye coches, aviones, debería facilitar a la sociedad los medios para acelerar su marcha evolutiva. Claro que si fuéramos perfectos, si hiciéramos el trabajo por dentro, el mundo físico estaría de más, pero este mundo físico no va a durar eternamente. Ha sido formado como vía sustitutoria, ante nuestra incapacidad para aprender por dentro. Cuando hayamos adquirido esa capacidad, el mundo físico desaparecerá y pasaremos a vivir en el mundo del Deseo. El mundo físico es una necesidad perentoria, no el objetivo supremo de la Creación. Dado que existe, debemos explorarlo, analizarlo, pero llegaríamos a los mismos resultados si lo exploráramos mentalmente y emotivamente, porque las partículas materiales no son más que la cristalización en grado máximo de las que existen en el mundo del Pensamiento y en el mundo del Deseo. Hermes Trimegisto decía que el mundo es pensamiento y llegará un día en que el Trabajo consista en pensar.

Pero dado que las cosas son como son, las esencias de MENADEL producen en quienes las interiorizan actividad, trabajo, y por consiguiente, en sus días y en sus horas aparecerá el trabajo, si no lo tenemos. Si viene a consultarnos alguien que se encuentra sin trabajo, debemos aconsejarle que lo busque en los días que preside MENADEL y en sus horas, de las 11.40 a las 12 h. después de la salida del Sol. (las horas correspondientes a cada genio han sido indicadas en el libro «Los ángeles al alcance de todos»).

Se invoca a este genio para protegerse de las calumnias y para liberar a los prisioneros, dice el programa. MENADEL conduce a la verdad por la vía del trabajo. Son muchos los caminos que conducen a la verdad y quizás la vía del trabajo no sea la más corta, pero es la que lleva a una verdad más patente, más incontrovertible, es una verdad que salta a la vista. En el reino material, cuando la técnica construye un aparato, éste funciona o no funciona. Si no funciona, ya puede volver a empezar. Lo mismo sucede en el dominio emotivo y en el mental. El trabajo sobre una idea hará que florezca en ella lo verdadero. Y en una conquista amorosa si insistimos, si la trabajamos con ahínco, es muy posible que acabemos obteniendo lo que buscamos. El trabajo prolongado da un fruto, y ese fruto consiste en una realización material, en algo patente, que en el campo de las ideas, no necesita ser demostrado porque la evidencia interna es tan fuerte, que una demostración no le añadiría nada. Los demás nos pedirán demostraciones que no podremos dar, pero cuando ellos hayan realizado el mismo trabajo que nosotros, llegarán a la misma evidencia. Por ello este genio arruina los propósitos de los calumniadores. Hace que nuestra verdad se estrelle contra ellos y reduzca a cenizas sus argumentos. El trabajo nos llevará a la verdad y la verdad nos hará libres. Nuestros prisioneros internos saldrán de las cárceles en que les había recluido un régimen interno injusto y volverán a ocupar los lugares que les corresponden en nuestros reinos internos.

Este genio da luces sobre las personas alejadas, de las que no se han tenido noticias desde hace tiempo; hace que los exilados regresen a sus patrias y descubre los bienes extraviados y sustraídos, termina el programa. Vimos que el genio anterior nos reconciliaba con tendencias que habían ido a parar a nuestro subconsciente. Con MENADEL recibimos noticias de los alejados, que son en realidad los exilados. El exilio se produce sólo cuando una sociedad determinada vive bajo un régimen injusto que ahoga las voces de aquellos que piensan de forma distinta a la oficial. Al volver a resplandecer la verdad, los exilados retornan; las distintas tendencias que se habían alejado de los centros de poder vuelven a sus patrias, enriqueciéndose nuestra personalidad con ellas.

Esta estampida de fuerzas internas, cuando tiene lugar, empobrece nuestros distintos cuerpos: se reducen nuestras ideas, nuestros sentimientos y esa disminución repercute en nuestro estado físico, reduciéndose nuestra vitalidad. Cuando la verdad vuelve en nosotros, arrastrada aquí por el trabajo, recuperamos lo perdido, es decir, esos bienes que habíamos extraviado y que ahora nos son devueltos. El trabajo nos devuelve la plenitud y hay que interpretar esta idea de una manera muy amplia: el intenso trabajo interno nos llevará a la opulencia, a la riqueza, a la recuperación de los potenciales perdidos que nos amputaban, nos disminuían, de modo que los individuos que son activos, los que trabajan todos los días del año con su pensamiento, con sus ideas, alcanzarán una permanente situación de bienestar. No ocurrirá así con el trabajo físico, ya que cuando vemos a personas muy atareadas, con pluriempleo, es señal de que no realizan por dentro el esfuerzo que se ven obligadas a realizar por fuera. Podríamos decir que son los parados intelectuales y emotivos los que se ven obligados a realizar un trabajo agotador, mediante el cual la vida intenta decirles que deben trabajar más por dentro.

La contrafigura de MENADEL:

El genio contrario protege a todos los individuos que tratan de huir al extranjero para escapar a la justicia, dice le programa. Es decir, lo que protege es la dispersión de nuestras fuerzas internas, debido a que no estamos realizando el trabajo que deberíamos realizar. Cuando abandonamos todo esfuerzo y ya no albergamos sentimientos ni pensamientos dominantes que pongan en nuestra vida un afán, un objetivo, las tendencias que representan el idealismo no ejercido huyen de nosotros, se van al extranjero para escapar a una justicia que sólo tiene de justicia el nombre. El extranjero es la esfera que escapa al control de nuestra conciencia; es la esfera en la que nuestra voluntad ejecutora no tiene ni voz ni voto. Hay periodos, cuando nuestro mundo interno está gobernado por un tirano que ha usurpado el poder, en que lo mejor que hay en nosotros huye al extranjero y nos quedamos extremadamente empobrecidos, reducidos a una simplicidad muy esquemática. Pero el tirano no puede gobernar eternamente y cuando el MENADEL de arriba actúa con fuerza, el trabajo interno nos lleva al advenimiento del reino de la justicia y al retorno de los exilados.

Tristán Llop y Kabaleb
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Próximos eventos

Quiero informar de que el próximo 24 de abril daré una conferencia en la librería Floralia de Torrelavega (Santander, España), para presentar los dos talleres que impartiré al día siguiente.

En el primero explicaré para qué sirve el Padrenuestro, esa oración universal, y cómo se interpreta, teniendo en cuenta que se compone de 7 oraciones en una y que tiene una fuerza inusitada.

En el segundo voy a desarrolar el tema de las anécdotas, ese lenguaje mágico que nos ayudará a descifrar los acontecimientos de nuestra vida y a evitar que nos sucedan las cosas sin control. Qué son, cómo se interpretan, para qué sirven, cómo se pueden evitar. Para más información podéis llamar a Floralia: 942080920

También aprovecho para comentaros que el 29, 30 y 31 de mayo estaré dando cursos en Valladolid. Én los próximos días confeccionaré una agenda y explicaré que puedo realizar talleres en cualquier ciudad con un mínimo de 20 personas y a precios muy asequibles.
Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

La motivación

Lola Carabia me ha mandado un vídeo sobre un hombre australiano de 60 años, que después de pasarse años preparándose, ha conseguido realizar un triatlón con su hijo. La peculiaridad es que el hijo tiene parálisis cerebral y que el padre lo ha llevado consigo los 4km a nado, los 180 en bicicleta y 42.5 de maratón que componían la prueba (para ver la prueba haz clic aquí). El evento estaba pensado para un máximo de 12 horas, pero por la peculiaridad del reto, las autoridades mantuvieron las calles cortadas las 17 horas que tardaron nuestros héroes en llegar.

Se trata de un hombre que ha luchado por mantener viva su motivación, la motivación que le ha llevado a luchar durante toda su vida por sus hijos.

Este tema ha suscitado una reflexión, más aún cuando mi entrenador personal, Robert, una hora después de que yo viera el vídeo, me animó a hablar de la motivación, porque veía que la gente anda un poco desanimada y desorientada.



Tristán Llop, La búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

La búsqueda se plasma en la realidad

Os paso el comentario que me ha mandado mi amiga Rosa, como ejemplo de cómo la búsqueda del Tesoro interior se plasma en la realidad.

Querido Tristán, me parece todo un acierto los videos que has introducido en tu blog. Por dos motivos: por la idea en sí, como una forma rápida y sencilla de transmitir un mensaje profundo en muy pocos minutos, y, por otro lado, por el contenido de estos vídeos. Te felicito de corazón.

Como le ha ocurrido a tantos miles de personas, me emocioné viendo y escuchando a Susan Boyle. No sabía nada de la historia de esta mujer, ni de la repercusión mediática y social que estaba teniendo, hasta que la vi en tu blog. Pero además de eso, también me emocionó tu planteamiento sobre la búsqueda de nuestro tesoro interior.
Esa noche, cuando miré el blog, yo venía de Hellín, un pueblo de Albacete, donde por la tarde había presentado mi última novela, "El juego de Dios". Vine muy emocionada por el cálido recibimiento de la gente y por la sintonía tan extraordinaria que tuve allí. Supongo que fue esa sintonía la que me hizo "salir del armario" espiritual, y contar ante aquel auditorio cosas que no había dicho nunca en público. Al llegar a casa y ver tu blog, relacioné una cosa con la otra y me dí cuenta de que lo que en realidad había estado haciendo era mostrar mi tesoro interior. Me di cuenta también de que ahora se trabata de eso, ni más ni menos, de descubrir ese tesoro y mostrarlo y compartirlo con los demás, porque todos, absolutamente todos, llevamos desntro ese tesoro que hay que compartir. Y cuando alguien lo hace, provoca una reacción en el otro para que él también mire en su interior, busque su tesoro y lo exponga públicamente.

Fue para mi una experiencia liberadora, porque me dí cuenta que, como Susan Boyle, yo transmitía emociones a través de mis palabras, al escribir y al hablar. Y me identificqué contigo porque también tú transmites emociones con la palabra, escrita y hablada.

Me ayudó mucho verte y oirte, porque últimamente leo y escucho muchas cosas complicadas relacionadas con la espiritualidad. Demasiadas meditaciones y "trabajos" complicados para acceder a nuestro Yo Superior. Mi forma de percibir es mucho más simple, yo percibo y encuentro respuestas a través de la vida cotidiana, de las anécdotas de todos los días, del contacto con los demás... No sé. Y cuando a veces veo ejercicios tan complejos, me pregunto si no será que soy yo la que no estoy a la altura de las circunstancias. Gracias tus videos y a lo que transmiten, he visto que mi camino -como el tuyo- es el de comunicarme con los demás a través de la sencillez de la vida cotidiana, y eso me ha ayudado mucho en estos momentos.

Bueno, no me extiendo más. Sólo te mando un fuerte abrazo, te felicito y espero seguir viéndote y oyéndote en mi ordenador.
Rosa
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Los hijos y nuestras proyecciones

Parece que le he cogido el gusto a esto de los vídeos, así que temblad... Además, todo esto me está llevando a replantearme muchas cosas y a cambiar estrategias en mi vida (para que veáis que predico con el ejemplo, jejeje). De momento ya he modificado el título del blog y creo que éste va más en la nueva línea que quiero seguir. Tengo que dar públicamente las gracias a mi buen amigo Juan Carlos Gómez de Colombia por sus juicios iluminados. También he modificado un poco el Menú Principal y he puesto debajo un apartado de Productos y Servicios, para que quede claro que lo primero es la busqueda del tesoro interior y los productos sólo son medios que pueden ayudar a alcanzar ese objetivo principal.

Espero que os guste el nuevo enfoque y que me mandéis a menudo vuestros comentarios para ir rectificando el ángulo.

En este vídeo os hablo de una conversación que he tenido en el mercado, con una amiga que trabaja allí, sobre los hijos y la manera de conseguir que sean felices.

http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

Busca tu tesoro

Mi hermana Milena me mandó un link para ver un artículo en el que podía apreciarse la actuación de Susan Boyle, una mujer inglesa que se ha presentado a un programa de televisión para ser cantante. Lo curioso de esta historia es el revuelo causado por su actuación, ya que en pocos días millones de personas la han visto en Youtube.

He aprovechado este tema para empezar a utilizar una nueva herramienta (para mí), el vídeo. Así que a la derecha del blog encontraréis un enlace para ver el vídeo que he grabado sobre lo que me sugiere el fenómeno Susan Boyle:



Espero vuestros comentarios y vuestras sugerencias.

Tristán Llop, la búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

La resurrección

Escribo este texto el día de la resurrección porque creo que es un buen momento para tomar conciencia de los cambios que debemos llevar a cabo para conseguir que las cosas funcionen mejor en nuestra vida.

Un día como hoy, hace más de dos mil años, resucitó Cristo, un alma muy elevada que vino a encarnarse en la tierra para tratar de transmitirnos unas consignas, la principal: trabajar con el amor...

Como somos un poco duros de entendederas, pues todavía andamos detrás de las palabras del maestro, sin enterarnos demasiado de su significado y sin saber aplicarlas a nuestra vida.

El otro día estaba paseando por el puente de Bach de Roda (del arquitecto Calatrava) con mi mujer y me preguntaba si se podía definir de forma sencilla el sentido de la vida. Le dije que para mí la vida es un cúmulo de acontecimientos que nos llevan a acumular experiencias. Después llevamos la quintaesencia de estas experiencias a nuestro Ego Superior (el jefe interno) y éste nos manda de nuevo a la vida.

¿Pero cómo saber si la orientación que le damos a nuestra vida es la correcta, si es lo que quiere nuestro Ego? Volvió a preguntar. Es muy fácil saberlo, si vamos por el buen camino, las cosas saldrán bien. Si vamos por mal camino, saldrán mal y el error (o el dolor) nos hará darnos cuenta que nos hemos equivocado, entonces deberemos rectificar.

¿Y cómo evitar el karma que nos llevará a vivencias dolorosas? Siguiendo una de las consignas que proclamó el maestro Jesús-Cristo: haz el bien sin mirar a quien, de este modo plantarás buenas relaciones y eso es lo que recolectarás más tarde. De aquí podemos deducir que hacer el bien va mucho más allá de una regla moral y es cuestión de pura lógica.

Volvamos a lo que me ha llevado a escribir este texto, la necesidad de cambio. La resurrección de Cristo en nuestro interior todos los años, nos brinda la oportunidad de plantar una nueva semilla espiritual en nuestra vida, de enfocar las cosas (aunque sea en un pequeño apartado), de una forma distinta.

Ahora que pasamos por momentos especialmente difíciles para muchas personas y que la crisis nos brinda la oportunidad de modificar nuestro comportamiento y nuestros hábitos, os propongo que pongamos manos a la obra.

Para dar ejemplo, mi mujer y yo nos hemos propuesto una serie de cambios (que ya hemos empezado a aplicar) de orden práctico. Solíamos mirar alguna serie de televisión antes de acostarnos, hemos dejado de hacerlo y nos vamos juntos a leer a la cama, acostándonos más temprano. También hemos decidido levantarnos 1 hora antes por la mañana para tener tiempo de meditar, de relajarnos (yo de trabajar con los ángeles) y de planificar la jornada y empezarla con mucha energía. Además, vamos a apuntar en la agenda la planificación de la semana, revisando el domingo las desviaciones que se han producido, para ver si somos capaces de cumplir con nuestros objetivos.

Son pequeñas cosas que os muestro a título de ejemplo, pero os animo a que utilicéis la energía del signo de Aries (el iniciador) para realizar cambios en vuestras vidas que os ayuden a afrontar mejor los acontecimientos y a modificar las cosas que os molestar o que os lastran.

Os deseo buenos cambios y espero que me escribáis al blog para contármelos.

Tristán Llop Talismanes y Reflexiones para una nueva Era
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

El peregrino de la Vía Láctea

Para evitar que os aburráis leyendo sólo mis textos, he tenido la suerte de poder fichar una de las escritoras más sensibles de nuestro panorama actual, Rosa Villada, que nos enriquecerá con sus cuentos maravillosos. Os la recomiendo.

Inicio en este blog una nueva sección que he llamado “El peregrino de la Vía Láctea”, y que recogerá relatos, anécdotas y reflexiones sobre el Camino de Santiago.

Como primera entrega podéis leer un relato titulado “La Luz”, con el que obtuve el primer premio en el certamen convocado por el albergue de peregrinos de Ventosa (Logroño), en el año 2004...
Mi nombre es Rosa Villada Casaponsa, tengo 53 años y resido en la ciudad de Albacete, que es donde nací.

En la primavera del año 2000 hice a pie el Camino desde Roncesvalles a Santiago, y esta experiencia me cambió la vida. Cuando regresé a mi casa, después de un mes caminando por la ruta de las estrellas, me di cuenta de que no podía llevar la misma vida ni hacer lo mismo que había venido haciendo en los últimos veinte años.

Como periodista y comentarista política, ejercía mi trabajo colaborando en varios medios de comunicación de mi ciudad, en corresponsalías e incluso en un periódico digital propio, que en su día fue pionero en Internet. Sin embargo, las experiencias vividas durante la peregrinación a Santiago, me transformaron interiormente, cambiaron mi forma de percibir el mundo y, al modificarse mi mirada, mi vida dio un giro de 180 grados.

Entonces dejé la crónica política y el periodismo y decidí dedicarme a desarrollar mi vocación literaria. Desde ese momento hasta ahora, he escrito cinco novelas.
Cuatro de ellas están publicadas en el formato habitual de papel, mientras que la quinta novela, que acabo de terminar, aún no está editada.

Para todo aquel a quien puedan interesarle, estas cuatro novelas- “Vidas imaginadas”, “Laberinto de sueños” “El color de las palabras” y “El camino de los locos” - también están disponibles en soporte digital, para leerlas o descargárselas gratuitamente, en mi página web: Rosa Villada

Espero que esta colaboración que inicio, gracias a la generosidad de Tristán Llop, sea fructífera para todos y pueda llegar a transmitiros la riqueza que se esconde en esta ruta iniciática y de transformación interna que es el Camino de Santiago, y que está al alcance de cualquiera que se adentre en ella. Y ahora, os dejo con “La luz”

PRIMER PREMIO WANDERLUST “EL PLACER DE CAMINAR”
Relatos breves sobre el Camino de Santiago, convocado por el albergue de Ventosa (Logroño) en 2004

LA LUZ

Estrella no sabía qué estaba haciendo allí. A su alrededor todos dormían, pero ella no podía conciliar el sueño. Y no era por los ronquidos de los peregrinos que tenía en las literas de alrededor. No podía dormir porque durante toda la penosa jornada de ese día, una pregunta había resonado una y otra vez en su cabeza: “¿Qué haces aquí?”
Aunque ya llevaba tres semanas andando por el Camino de Santiago, aún no sabía la razón que le había llevado a recorrer aquella ruta milenaria, y algo en su interior le exigía una respuesta a su pregunta. Removiéndose en su saco, recapituló sobre los motivos que la habían llevado a emprender aquella peregrinación.

Ella nunca se había planteado recorrer el Camino de Santiago pero, en los últimos meses, todo le hablaba de la ruta de las estrellas. Si ponía la televisión, un anuncio le recordaba que ese año se celebraba el Xacobeo, o bien emitían un reportaje sobre los miles de peregrinos, de todo el mundo, que llegaban hasta Compostela.
Si viajaba por carretera, unos enormes paneles publicitarios le anunciaban la histórica ruta. En las librerías, numerosas guías del Camino parecían llamarla desde los expositores. Eso sin contar con las conchas que veía por todas partes, o la necesidad que experimentaba cada noche de elevar la mirada hacia el cielo estrellado, para distinguir el Camino celeste de la vía láctea, extendiéndose en el infinito.
Empezó a sentir en su interior que el Camino de Santiago la llamaba y, poco a poco, la posibilidad de emprender esa ruta milenaria fue tomando cuerpo en su cabeza. Primero como una remota idea. Después, como una absoluta certeza.
“De acuerdo –se dijo un día para sus adentros¬- no sé por qué, pero está claro que tengo que hacer el Camino de Santiago”.

Los potentes ronquidos de un peregrino alemán atronaban las paredes del albergue. Algunos compañeros de habitación se removían en sus camas, y los muelles de las literas chirriaban en una especie de acompañamiento musical al sonido gutural de los rugidos. Estrella seguía sin poder dormir, y continuó repasando los motivos que la habían empujado a recorrer el Camino de Santiago.

Recordó el día en que, sorprendida de su firme resolución y, sin dudarlo más, fijó una fecha para comenzar la peregrinación y empezó con los preparativos del viaje. No fue fácil encontrar a alguien que pudiera hacer su trabajo, y disponer de un mes para recorrer a pie el Camino desde Roncesvalles a Santiago.
Sus amistades le decían que no tenía por qué hacer el Camino completo, que podía elegir un tramo más corto. Los últimos 100 kilómetros, como hacían muchas personas para obtener la Compostela, o dejarlo a medio para continuar en otra ocasión. Pero Estrella no contemplaba esa posibilidad y a todo el mundo respondía: “Si lo hago, quiero hacerlo entero. Quiero andar los casi 800 kilómetros que separan Roncesvalles de Santiago. Para menos no me pongo”.

Ella no había hecho en su vida nada parecido. Su trabajo y su familia la absorbían por completo, y dejar su casa y su empresa durante tantos días, fuera del periodo vacacional veraniego, era algo muy complicado. Pero estaba decidida. Sus hijos eran ya mayores, podían valerse por sí mismos. En cuanto al trabajo, pensó: “Nadie es imprescindible. Somos nosotros los que nos creemos necesarios. Que se apañen sin mí”.
Un mes antes de la fecha elegida para iniciar el viaje, Estrella dedicaba una hora diaria a andar por su ciudad, para entrenarse y para “domar” las botas que se había comprado. Luego, ya en el Camino, se daría cuenta de que su entrenamiento –siempre por terreno llano- era a todas luces insuficiente para acometer la dureza de algunos tramos por los que transitaba la ruta.

Además de entrenarse físicamente, Estrella compró la mochila, el saco, y una guía del Camino que le ofrecía información pormenorizada sobre las distintas etapas. También empezó a leer todo lo que caía en sus manos sobre la peregrinación a Santiago, despertando con ello sus ansias de emprender cuanto antes el Camino.
Conoció a un joven que lo había recorrido a pie varias veces. Y ahora, acostada en la parte de arriba de la litera, Estrella recordó las palabras que éste le había dicho:
“El Camino no se hace con las piernas, sino con la cabeza. Si piensas que puedes terminarlo, podrás. Además –añadió- estoy seguro de que tú llegarás a Santiago porque tienes pinta de hippie”. Recordando esta frase, Estrella sonrió. A sus 45 años no tenía muy claro si “tener pinta de hippie” era un piropo o una conclusión preocupante.

El insomnio proseguía. Estrella sacó una pequeña linterna del bolsillo interior del saco, y miró el reloj que llevaba puesto en la muñeca izquierda. Eran las dos y veinte de la madrugada. El tiempo seguía pasando y ella, no sólo continuaba sin poder dormir, sino que cada vez se encontraba más despejada.
Alumbrándose con la linterna, y procurando hacer el menor ruido posible, abrió la cremallera de su saco rojo y negro, y bajando por los barrotes de la parte trasera de la litera, llegó al suelo. Notó el frío en sus pies desnudos y, de puntillas, salió de la habitación, sorteando botas y mochilas, para llegar hasta el servicio. Allí vació su vejiga y, con el mismo sigilo, volvió a la cama.

Cuando terminó de acomodarse nuevamente en el saco, le vino a la memoria la mala noche que pasó en otro albergue, cuando llevaba sólo seis días de Camino. Desanimada, con fiebre y un intenso dolor por todo el cuerpo, no tuvo fuerzas suficientes para bajar de la litera –siempre le tocaba arriba- y llegar hasta el servicio.
Tampoco aquella noche pudo dormir y cuando inició el Camino al día siguiente, estuvo a punto de arrojar la toalla y volverse a casa. Sin embargo, conforme iba andando, el dolor y la fiebre cedieron y su ánimo, aunque había conocido días mejores, fue acomodándose al ritmo de los pasos y, poco a poco, abandonó las tierras sombrías para tornarse algo más luminoso.

Ese día fue cuando Estrella descubrió que el Camino se parece mucho a la vida. Que hay momentos buenos y malos, tristes y alegres, gozosos y dolorosos, pero que si estamos aquí es para continuar andando y no permitir que nada nos paralice.
Recordando ahora esos momentos, tan cercanos y tan lejanos a la vez -porque en el Camino el tiempo vivido tiene una dimensión distinta al de nuestra existencia cotidiana- Estrella se dio cuenta de que fue después de esa primera semana cuando estuvo más abierta y receptiva a todo lo que el Camino le decía.
Y desde entonces -ahora lo veía- fueron muchas las ocasiones en las que percibió el paralelismo entre Vida y Camino. Comprendió el sentido que tenía la mochila en la peregrinación. Esa mochila que al principio le destrozaba la espalda y cuyas correas se le clavaban en los hombros, debido al excesivo peso que cargaba.

Para aliviar ese peso, Estrella tuvo que ir abandonando en los albergues cosas que había llevado “por si acaso”, y que en realidad eran innecesarias. Y esa noche, acurrucada en su saco, fue consciente de que también en la vida cotidiana es imprescindible aligerar tu equipaje. De pensamientos, personas, circunstancias y aspectos de tu pasado que te pesan y te impiden avanzar en tu camino. Supo que hay que llevar sólo lo necesario y prescindir de lo superfluo.
El Camino también le había enseñado, a través del contacto diario con la naturaleza, que vivimos en un mundo de opuestos. Día y noche, frío y calor, luz y oscuridad, y que esos ritmos y ciclos naturales también existen en nuestro interior, formando parte de nuestra esencia como seres humanos.

Pero la lección más importante que le había proporcionado el Camino de Santiago era la de la aceptación. Estrella se había dado cuenta de que caminando por la ruta de las estrellas, el peregrino acepta, con total estoicismo, todo lo que le depara el día, y se amolda sin protestar a cualquier circunstancia.
Pensó que allí, en el Camino, se esta más predispuesto que en la vida cotidiana a aceptar las cosas que no se pueden cambiar. “Si llueve te mojas y no te enfadas con la lluvia –dijo para sus adentros- si hace sol aguantas el calor. Si al llegar al albergue hay agua caliente te duchas con ella, y si no con agua fría. Si no quedan literas duermes en el suelo. No intentas modificar lo que no tiene remedio, no te creas problemas ficticios”.
Con una repentina lucidez, Estrella, acompañada por el sonido monótono de los ronquidos de varios peregrinos, empezó a darse cuenta de que, después de tres semanas de ruta, ya no era ella la que andaba el Camino de Santiago, sino que era el Camino el que la había poseído y transitaba a través de ella, empezando a descubrirle sus secretos.
Con esta íntima satisfacción instalada en su mente, se relajó y, finalmente, cayó en un profundo sueño.

Los susurros de otros peregrinos y un ruido de cremalleras y bolsas de plástico la despertaron. Los primeros rayos de sol empezaban a colarse por las ventanas del refugio, y provocaron que Estrella saltase de la cama precipitadamente. Una de las cosas que más le gustaban del Camino era salir al amanecer, ver cómo el sol ascendía a sus espaldas, escuchar el canto de los pájaros, y respirar el aire fresco de la mañana.
Mientras guardaba todo en la mochila se dio cuenta de que ese día se había levantado de muy buen humor. Las escasas horas que había dormido aquella noche le proporcionaron un profundo descanso. Pero sobre todo, lo que más alegraba su ánimo eran las conclusiones a las que había llegado durante la madrugada.
Por eso, cuando abandonó el refugio e inició la marcha, el corazón latía rítmicamente en su pecho, mientras en su cabeza rondaba un pensamiento de esperanza: “Quizás el Camino me diga hoy qué es lo que estoy haciendo aquí”.

“¡Buen Camino!” se decían unos a otros cuando coincidían a lo largo de la jornada. Después de varias horas caminando, Estrella seguía reflexionando sobre los motivos de la peregrinación, y deseó de corazón que todos los peregrinos encontrasen lo que habían ido a buscar al Camino de Santiago. Sin embargo, una sombra de duda empezaba a empañar su alma.
- Y yo, ¿lo encontraré? –dijo en voz alta.

Continuó andando y al rato, se respondió de viva voz:
- ¡Cómo voy a encontrarlo si ni siquiera sé lo que estoy buscando!

La ruta que había previsto para ese día no tenía excesiva dificultad. Después de tres semanas, sus pies se habían habituado a recorrer kilómetros y su espalda se curvaba flexiblemente para acoger a la mochila, como si ésta ya formara parte de su anatomía. Aún así, los ocho kilómetros de subida hasta el monte O Cebreiro, le estaban resultando más duros de lo que se imaginaba.
Su intención era la de pasar este emblemático lugar, situado a las puertas de Galicia, y continuar camino hasta el albergue siguiente. Pero cuando llegó hasta arriba, algo llamó su atención. En una especie de panel, se hablaba de un milagro que se había producido hacia el año 1.300, cuando un pastor, en plena tempestad, subió hasta allí para escuchar misa. El sacerdote le recriminó su esfuerzo, y en ese momento la sagrada hostia se convirtió en carne y el vino en sangre, conservándose allí el grial del milagro.
Estrella ya había leído sobre esta leyenda en la guía del Camino que llevaba, sin embargo, algo en su interior la obligó a detenerse. Sin saber muy bien hacia dónde iba, pero con gran decisión, llegó hasta una ermita. Las puertas estaban cerradas pero ella, con curiosidad, se asomó por una grieta que había en la madera.

La iglesia estaba a oscuras pero la luz del sol se filtraba por unas ventanas situadas en el muro detrás del altar, donde se encontraba la imagen de Cristo crucificado. La magia de aquellos rayos de luz, formando un triángulo y concentrándose en el centro de la ermita, sobrecogieron el ánimo de Estrella.
Fue en ese preciso momento cuando supo qué estaba buscando en el Camino de Santiago y qué es lo que pediría al apóstol cuando se postrara ante él en el pórtico de la Gloria: Iluminación. Luz interior que alumbrase su camino, como alumbraba la oscuridad de esa iglesia.
Con gran emoción, Estrella escuchó una voz en su cabeza que le decía: “Y las puertas se abrirán” Al mismo tiempo, una mujer le dijo a sus espaldas:
- ¿Quieres pasar?
- Sí, me gustaría –respondió ella- pero la puerta está cerrada.
- Yo tengo la llave –dijo la mujer sonriendo.
Al abrir las puertas, Estrella pasó dentro y se acercó a la imagen del Cristo, mientras la luz le bañaba el rostro cubierto de lágrimas. A la derecha, vio el cáliz del milagro y una preciosa talla románica de la Virgen y el Niño.

No supo decir cuánto tiempo permaneció allí sola, porque todo lo vivido en esos momentos pertenecía a otra dimensión distinta. Al salir de la ermita de Santa María la Real, ya no era la misma persona.
Con su mochila a cuestas, emprendió nuevamente su marcha por el Camino de Santiago. Ahora ya sabía qué estaba haciendo allí y, además, acababa de descubrir que su nombre era presagio. Porque ella era una de las muchas estrellas que conforman la ruta mágica y milenaria. Por fin había encontrado su Camino.
El Camino de Santiago /Rosa Villada
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/