No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Es curioso a veces constatar el valor profundo que pueden tener los dichos populares.

Estamos viviendo momentos convulsos. Se producen terremotos en distintos puntos del planeta, inundaciones, incendios, corrimientos de tierras, a nivel general. Depresiones, ansiedad, sensación de andar extraviados, pérdida de apetito, desenfoque de objetivos, a nivel personal...

Son numerosas las personas que acuden a mi consulta o a mis talleres para que las oriente o, mejor dicho, para que las re-oriente. Me preguntan la razón por la cual estamos viviendo tantos movimientos por dentro y por fuera.

Se habla del cambio climático, del cambio del eje magnético de la tierra, de cambios en la estructura del ADN, de cambios, de cambios, de cambios…

Esa es precisamente la clave: el cambio. El título de este artículo pretende dar una clave importante para entender lo que está sucediendo: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy:

El universo tiene una paciencia infinita con nosotros y cuando le decimos, “déjame dormir un poquito más… déjame desperezarme… que se está muy calentito en la cama… mañana lo hago…” Cuando le vamos poniendo excusas al cambio inexorable que demanda nuestra vida, el universo nos da margen. Hasta que llega un día en que llegamos al límite y estamos obligados a movernos.

Entonces es cuando llega el cataclismo, entonces es cuando el mundo se nos cae encima, es cuando nos vemos impelidos a dar el paso hacia delante, ese paso que debíamos dar hace mucho.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy significa que demos el paso antes de que las circunstancias nos obliguen, que nos movamos, que iniciemos cambios en nuestra vida, que nos espabilemos.

En tus manos está decidir si te mueves o si esperas a que te muevan.

Tristán Llop, la búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

6 comentarios:

Anahata dijo...

Hola Tristán, como siempre me encanta tu artículo sobre el CAMBIO... justamente estoy en proceso de muchos cambios y hoy lo comentaba con mi marido pero el no lo ve tan claro... supongo que hay que dar tiempo al tiempo y que como bien dices cada uno decide, hasta que la vida te obliga!
Me gustaría pedir-te permiso para publicar parte de tu artículo en mi perfil del facebook, porque lo encuentro de mucho interés para todos..
Muchas grácias y un fuerte abrazo
Fani

Tristán Llop dijo...

Puedes ponerlo en tu Facebook.
abrazos de luz

Ana dijo...

Hola Tristán,estoy totalmente de acuerdo contigo que no hay que dejar las cosas para mañana, el movimiento te lleva a tomar consciencia y hace posible que los cambios se produzcan y tu decidas lo que quieres que cambie en tu vida. Gracias por compatir tu sabiduria y por estar siempre ahí.Un abrazo.

ana baena dijo...

Hola Tristán, estoy totalmente de acuerdo contigo en que no hay que dejar las cosas para mañana, hay que ponerse en movimiento y tomar consciencia de lo que queremos cambiar,la experiencia me ha demostrado que cuando decides moverte las cosas empiezan a cambiar.Gracias una vez más por compartir tu sabiduria y por estar siempre ahí.Un abrazo.

yupario dijo...

Hola Tristan, me parece importante que repitas mucho la palabra cambio. a mi me ocurre ahora con una mayor precisión y decision. siento que la vida me pide cambios. es más me atrevería a decir que la perseverancia en vivir el proceso de tu vida y llegar a una meta final consiste en "cambios continuos", de ideas, actitudes, pensamientos, lugares físicos, personas, disciplinas, etc. Gracias.

Neftalí dijo...

Hola Tristán!

Voy leyendo los artículos que, tanto tus hermanas como tú colgais en el blog, y me encantan!.
Siempre me sirven de inspiración y me hacen pensar y cambiar algunos hábitos incorrectos que a veces desarrollamos todos.

Un abrazo!!

Y muchas gracias por estas reflexiones!