Luna nueva de Virgo 11

Hoy, 29 de agosto de 2011, a la 5.05 de la mañana (hora española) se ha iniciado la Luna nueva de Virgo, a 5.27 grados de este signo. Entramos en un periodo de purificación, de limpieza en todos los ámbitos de nuestra vida. Las disonancias harán que nos tomemos a mal cuando los demás nos muestren los aspectos que debemos sanear. El bloqueo de Netzah hará que más de uno crea estar todavía de vacaciones cuando lo que toca es poner manos a la obra... (sigue)

Los ángeles de la lunación son el 32 Vasariah (físico), que nos habla de ser clementes, de saber perdonarnos los errores y de hacerlo también con los que nos rodean. Y el 12 Hahaiah, (emotivo), que nos ayudará a encontrar refugio cuando las cosas vienen mal y facilitará la revelación de tesoros.

El jueves 1 de septiembre daré una conferencia online (en Internet) gratuita sobre la influencia de la Luna nueva de Virgo en cada uno de los signos. Para conectarte debes hacer clic en el enlace siguiente, el jueves a las 21.30 (hora española: Conferencia online

A continuación tenéis el texto que escribió Kabaleb sobre el programa de los Genios de la lunación

32.- VASARIAH (Dios Justo)

Lo que puede obtenerse de VASARIAH:

1.- Socorro contra los que nos atacan en justicia.
2.- Ayuda de los superiores y facilidad en los recursos que se dirigen al poder.
3.- Facilidades en lo relacionado con la justicia y la nobleza.
4.- Una buena memoria, facilidad de palabra, amabilidad y modestia.
5.- Combate las malas cualidades de cuerpo y de alma.

VASARIAH es el octavo del coro de Dominaciones y se ocupa en Hesed de los asuntos relacionados con Yesod; sitúa en nuestra morada filosofal 32 la esencia llamada Clemencia, virtud que aparece cuando Júpiter y Luna trabajan conjuntamente (este tipo de indicaciones puede resultar muy útil de cara a la interpretación de los aspectos astrológicos) Nos encontramos pues ante un punto de Clemencia, y no es el único, ya que, bajo diversas formas, la veremos aparecer en los programas de los genios.

Aquí, la expresión exacta sería Justicia Clemente, ya que, como hemos visto a lo largo de la enseñanza, se llama hacer justicia el permitir que un impulso determinado alcance su estadio de plena plasmación en el mundo material. VASARIAH es el último de los genios regidos por Júpiter/Hesed y, por consiguiente, por su mediación, las virtudes de este planeta alcanzan su plenitud de manifestación.

El Poder de Júpiter culmina, llega al estadio de su «Justicia» y la apariencia que toma ese Poder es la Clemencia. De ello se deduce que toda justicia debe ser clemente o no es justicia. El día en que escribo este texto, 1 de Septiembre, estando VASARIAH en su domicilio zodiacal, ha sido juzgado en Gibraltar un senador español por encontrarse en posesión de 30 gramos de cocaína y condenado por ello a cuatro meses de cárcel. Este hombre, por esta condena, se ve expulsado del partido, lo cual supone el fin de su carrera política y el juez lo sentenció, tiró la primera piedra, diciendo que ahora tendrá que vivir con la vergüenza que su adicción a la droga supone. Es el ejemplo de un juicio que no es clemente, ya que lo perdido por el inculpado sobrepasaba en mucho la importancia del delito por el que se le acusaba. Es evidente que ha sido el genio del abismo el que se ha manifestado en este caso.

Se invoca el socorro de este genio contra los individuos que nos atacan en justicia, y para obtener la gracia de los que recurren a la clemencia de los reyes, dice el programa, y añade: hay que nombrar a la persona que nos ataca y citar el motivo, pronunciando después el nombre del genio y el salmo que dice: «La palabra del Eterno es recta y todas sus obras se cumplen con fidelidad». Para obtener la clemencia de los reyes, es decir, la clemencia de los que deben juzgarnos, primero habremos tenido que ejercer esa virtud hacia nosotros mismos. Es preciso que seamos clementes con nuestros errores, lo cual no significa que los justifiquemos.

La clemencia no cierra los ojos ante la culpa: lo que hace es comprender la fuerza de los impulsos malévolos, disculpando la conducta errónea. Cuando Cristo curaba los enfermos o cuando salvó la mujer adúltera de ser lapidada, les decía: «Vé, y no peques más», y su sentencia ejercía sobre los beneficiados una influencia positiva mucho más importante que la condena. Suelen decir nuestros jueces que la condena es ejemplar y que con ella, más que castigar al culpable, lo que se pretende es ejemplarizar al que pueda verse tentado a proceder de la misma forma, pero está demostrado que la Clemencia ejemplariza mucho más. Con ella la culpa se borra, desaparece y con ella se va la fuerza negativa que la estaba potenciando y cuya presencia nos inducía a repetir el error. Si nosotros nos perdonamos, la sociedad también nos perdona y desaparece la deuda que hayamos podido contraer con ella. Los juicios nos serán favorables, y tal vez ni siquiera lleguemos a ir a juicio; la intención de citarnos se borrará, nuestro expediente se extraviará. Retengamos pues que los grados regidos por VASARIAH son puntos de Clemencia y que debemos ejercerla hacia los demás y solicitarla para ellos o para nosotros en sus días y horas de dominio. Si el senador de la anécdota lo hubiese sabido, posiblemente no hubiese llegado a formularse contra él ninguna acusación.

Este genio domina la justicia; influencia sobre la nobleza, los jurisconsultos, los magistrados y los abogados, dice el programa. Como decíamos más arriba, no hay justicia sin clemencia, porque así lo ha elaborado la dinámica cósmica. Júpiter/Hesed pertenece a la columna de la derecha, es una emanación de Hochmah/Urano y, por consiguiente lleva el sello de la bondad, una bondad que puede parecer desdibujada en su elaboración, en los avatares que sufre en su descenso por el mundo de los sentimientos, camino de su materialización. Pero cuando está a punto de materializarse, cuando, en su fase de descenso, se sitúa a nivel de Yesod, a las puertas del mundo material simbolizado por Malkuth, a la Bondad le caen sus disfraces, sus velos, y aparece tal como es, como una Clemencia que lo absuelve todo.

Así sucede que, en nuestro fuero interno, si hacemos acopio de Clemencia a su debido tiempo, puede sucedernos que en la elaboración de un acto nos mostremos crueles, que expresemos nuestro deseo de venganza, pero a medida que nos acerquemos a la realización del acto programado, en el preciso momento en que nos encontremos ante la persona de la que deberíamos vengarnos, trepará en nosotros la savia de la piedad y haremos todo lo contrario de lo programado: nos mostraremos clementes, la clemencia aparece a la hora de la justicia. Por ello la justicia que se practica en nuestros tribunales, generalmente, sólo tiene de justa la palabra, del mismo modo que se llama «hacer el amor» a la pura gimnasia erótica. VASARIAH, por su mediación, hace que la justicia sea como debe ser, Clemente, y es por ello que, al invocarlo, obtenemos la gracia y la clemencia de los tribunales, porque al entrar esa fuerza en los espacios internos de los jueces, les pone la virtud de la clemencia.

Influencia sobre la nobleza. Esto es, la nobleza interna. Cuando en nosotros hay nobleza, VASARIAH la apoya, ya que, como dicen los alquimistas, para fabricar oro es preciso poseer previamente una cantidad de ese metal. Para fabricar nobleza, es preciso poseer un poco en el interior. Entonces el genio adhiere a lo noble y lo produce en cantidad. Ese estado de nobleza, llegado su momento, se exterioriza, ocupa espacios en la sociedad y nos encontramos moviéndonos en un medio noble, hace que encontremos personas nobles, o con un alma, noble y con ellas viviremos una entrañable historia de amistad o de amor.

Influencia igualmente los jurisconsultos, magistrados y abogados. Todos los individuos que buscan de algún modo la justicia, por alejados que estén de ella, acabarán un día por encontrarla; es decir, hallarán esa clemencia que subyace en ella. Si necesitamos un abogado, (¡ojalá Dios nos mantenga alejados de ellos!), conviene buscarlo en los días y las horas de VASARIAH y, a ser posible, busquemos a una persona nacida en sus días y en sus horas. Así se lo aconsejaremos a nuestros consultantes con problemas de abogados y jueces.

La persona nacida bajo esta influencia tendrá una feliz memoria y hablará con facilidad; será amable, espiritual y modesta, termina el programa. La feliz memoria nos conecta con los hechos positivos acaecidos en nuestro pasado, tanto los de esta encarnación, como de las anteriores, y esa feliz memoria nos sugiere la línea que debemos seguir en nuestras actuaciones futuras. Hablar con facilidad es algo que depende mucho de Júpiter, porque en él se encuentra la semilla de los sentimientos y, del mismo modo que la semilla de un pino encierra la forma que el árbol tendrá, con todos sus detalles, también en la semilla del deseo está la posibilidad de saber expresarlo. La amabilidad, la espiritualidad y la modestia son un privilegio de los espíritus nobles y bondadosos que no aspiran a impactar al adversario y ganarlo en la controversia, sino que, por el contrario, prefieran que sea el otro quien se lleve la victoria. La modestia es una virtud que siempre va acompañada de la grandeza de alma.

La contrafigura de VASARIAH

El genio contrario domina todas las malas cualidades de cuerpo y de alma. Si Júpiter se manifiesta poderosamente en este genio por su lado positivo, lo hará igualmente con mucha fuerza por su vertiente negativa. Esas malas cualidades afectarán la salud, de modo que la persona puede sufrir graves perturbaciones de los órganos que en su tema se vean afectados por malos aspectos. Las malas cualidades de alma se expresarán mediante tendencias contrarias a las promocionadas por el genio de arriba. La clemencia se verá sustituida por el rigor, la nobleza, por lo innoble y la feliz memoria por el recuerdo de lo peor. La persona será áspera, presuntuosa y materialista.

12.-HAHAIAH (Dios Refugio)

Lo que puede obtenerse de HAHAIAH:

1º.- La facultad de saber interpretar los sueños.
2º.- Protección contra la adversidad.
3º.- Revelación de los misterios.
4º.- Discreción de la sociedad sobre lo que estamos haciendo.
5º.- Protege contra los abusos de confianza, las mentiras y las indiscreciones.

HAHAIAH es el cuarto de los Querubines y se ocupa en Hochmah de los asuntos relacionados con Gueburah y sitúa en nuestra morada filosofal 12 la esencia llamada Refugio que nos permite bloquear en nuestra naturaleza las tendencias destructoras.

En los días de regencia de este genio, estudiaremos en profundidad el tema del refugio. En las leyes que Yavé dió a Moisés, se insiste una y otra vez en la necesidad de construir ciudades refugio a las que puedan acceder los individuos que han matado accidentalmente a un hombre para escapar a los vengadores de la sangre, a los que la ley de Binah da el derecho a vengarse. Allí el criminal escaparía de sus perseguidores, no sería entregado y podría permanecer en ellas hasta que se le hiciera un juicio justo. Si Jehová recomendaba la edificación de tales recintos, es porque en la dinámica interna también existen. Veamos como funcionan y para qué sirven.

Nuestra vasta geografía interna está formada por millares de «pueblos», constituidos por agrupaciones de tendencias afines, entre las cuales hay algunas que se expresan de forma destructora, porque su dinámica tiende a suprimir a las demás, a quitar la «vida» a tendencias hermanas, con las que han convivido hasta que un día se levantan para liquidarlas. Si dejamos que estas tendencias campen libremente por nuestro interior, corremos el riesgo de que actúen como Caín y devoren a las demás, convirtiéndonos progresivamente en una persona de una sola pieza, gobernada por un tirano que va adquiriendo fuerza dentro de nosotros y acaba dominándonos. Cuando esto sucede, esa tendencia destructora debe ser aislada, introducida en el cerco de una «ciudad refugio» de la que no pueda salir. Esta ciudad-refugio interna está constituida por un cerco energético, semejante a las murallas de nuestras ciudades que impide, por un lado que la tendencia destructora sea dañada y por otro que pueda seguir dañando.

Por ejemplo, imaginemos que una persona trabaja en un banco y maneja a diario mucho dinero ajeno. Puede que un día sufra el asalto de una tendencia negativa que le sugiera la idea de adueñarse de parte de estos fondos. Si se deja ganar por esta idea, la tendencia negativa intentará aniquilar a las demás que le dicen que no es lícito, que le va a acarrear problemas, que el dinero no es suyo etc. Si logra «matar» a estas voces-tendencias positivas, entonces la otra, la negativa, se adueñará de todos sus resortes, convirtiendo al individuo en un ladrón que cederá ante sus impulsos y hará un desfalco.

En cambio, si este individuo posee esencias de HAHAIAH en su fuero interno, es decir si conoce la existencia de este Genio y lo invoca en sus días y horas, entonces las tendencias positivas lograrán rodear y cercar al «ladrón», es decir a la tendencia negativa, y ésta no será operativa.

SI las huestes de HAHAIAH trabajan en nuestra organización anímica, seremos capaces de encerrar en estos cercos a las tendencias «criminales» y al no poder actuar por dentro, tampoco actuarán fuera, de modo que nunca llegaremos a levantar la mano contra un semejante. Los actuales establecimientos penitenciarios proceden de una degeneración de la idea de ciudad-refugio, cuyo propósito era que el criminal pudiera meditar sobre su crimen, reconsiderar su actitud y salir de allí depurado y con la agresividad disuelta. La construcción de esas ciudades-refugio tendría que ser uno de los objetivos de la sociedad del futuro. A nivel filosófico, observemos que cuando el amor de Hochmah penetra en Gueburah, en el segundo ciclo (ya que hemos vuelto a empezar desde Kether con el Genio 10), el de Agua, se forma la barrera protectora, para el delincuente y para la sociedad. En cambio, las cárceles actuales no protegen ni al uno ni a la otra.

Nos dice su programa que este Genio protege contra las adversidades, y ya vemos cómo: trazando un cerco alrededor de la tendencia destructora para que no pueda seguir actuando. Si somos ricos en esencias de HAHAIAH, no sólo seremos capaces de eliminar nuestras propias tendencias destructoras, sino que podremos actuar sobre los demás para protegerles, no mediante discursos o pláticas, sino con nuestra sola presencia. En efecto, si somos ciudades-refugio, estando a nuestro lado, ni el vengador de la sangre los alcanzará, ni ellos mismos podrán seguir matando. Las personas nacidas en los días y horas de regencia de HAHAIAH, serán para sus semejantes «ciudades-refugio» y a ellas le tocará, en la vida social, conseguir que las modernas cárceles se conviertan en ciudades penitenciarias en las que los delincuentes puedan vivir de forma positiva y desprenderse de su agresividad.

HAHAIAH domina sobre los sueños y revela los misterios ocultos a los mortales, dice el programa. Hemos visto que este genio tiene como misión ayudar al hombre atribulado, al que ha perdido los estribos y la emprende a pistoletazos contra los demás. Si este hombre tuviera que ser tratado por Binah, sería sometido a la Ley del talión, ojo por ojo y diente por diente, tanto has hecho, tanto pagas, y así aprendes. Pero sabemos que la dinámica de Hochmah (no olvidemos que nos encontramos en el segundo ciclo de genios, o sea el que corresponde a Hochmah-Urano), no va por ahí, y aunque las ciudades-refugio sean una institución de Binah, han sido inspiradas por Hochmah, por lo tanto Binah se ve obligada a institucionalizar ese amor que un día se enseñoreará del universo y será la fuerza dominante.

La dinámica de Hochmah es la del amor y lo que hace es instruir al hombre atribulado porque si se comporta de manera contraria a las leyes, es señal de que no ha comprendido y entonces hay que instruirle. La sabiduría de Hochmah actúa en nosotros como una revelación y a través de los sueños podemos entender lo que no comprendemos mediante las imágenes reales de los sucesos de nuestra vida. En sus días y horas, conseguiremos este tipo de revelaciones. Anotemos nuestros sueños cuando rija HAHAIAH e indaguemos acerca de los misterios de la obra divina, porque en sus días los comprenderemos. Si llevamos en nosotros las esencias de HAHAIAH, ya no necesitaremos a nadie para que interprete nuestros sueños, nosotros mismos generaremos las revelaciones.

La persona nacida bajo esta influencia, sigue diciendo el programa, será sabia, espiritual y discreta; tendrá maneras dulces, fisionomía agradable y será amable. Será en la fase terminal de los trabajos de las legiones de HAHAIAH que la persona se manifestará de esta manera, una vez descubiertos los misterios y descifrados los sueños, ya no será la misma.

La contrafigura de HAHAIAH

El genio contrario trabaja con la indiscreción y la mentira, influencia a todos los que abusan de la confianza de los demás. Hará que el individuo, en lugar de buscar las ciudades-refugio para expiar sus crímenes, intente ocultarlos con la mentira, negando que los ha cometido y para protegerse, inspirará en los demás una confianza que luego se verá desmentida.

Tristán Llop, Kabaleb

http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/