Luna nueva de Géminis

Os presento un vídeo sobre la Luna nueva de Géminis. Encontraréis así a continuación los textos que escribió Kabaleb sobre los ángeles activos en esta lunación, que se ha activado el 24/5/09 a las 14:11 (en España), a 3.28 grados del signo de Géminis. El ángel físico es Iezalel, el que nos inyecta la fidelidad y el emotivo Mehiel, que nos impulsa a ir al fondo de las cosas.



Los programas de los ángeles son los siguientes:

Lo que puede obtenerse de IEZALEL:

1º.- Fidelidad conyugal y reconciliación entre esposos.
2º.- Una feliz memoria.
3º.- Habilidad en la ejecución de cualquier tarea.
4º.- Favores de los superiores.
5º.- Protección contra el error, la ignorancia y la mentira.

IEZALEL es el 5º de los Querubines y se ocupa en Hochmah de los asuntos relacionados con Tiphereth. Sitúa en nuestra morada nº 13 la esencia llamada Fidelidad, que ha de permitirnos ser fieles a las virtudes de Hochmah, es decir al Amor, a la Sabiduría primordial. Y lo haremos de forma que, viviendo en la sociedad de Binah, podamos expresar en ella los valores de ese otro mundo hacia el cual nos dirigimos, siendo ya en esta etapa los impacientes de los que hablaba el Cristo cuando decía que ya habían alcanzado el Reino de los cielos.

En los días de regencia del genio, conviene meditar sobre lo que supone para las personas la fidelidad. La fidelidad relacionada con lo de arriba no es, por supuesto, esa fidelidad-encadenamiento hacia lo de abajo, hacia las pasiones y los hábitos contrarios al orden cósmico. Esa fidelidad a los principios crísticos no es moneda corriente en nuestra sociedad porque es una fidelidad hacia lo que no existe aún, hacia ese mundo de Dios/Hochmah que aún no ha sido instaurado y que sólo estará en vigor cuando se hayan cumplido en nosotros las leyes de Binah, o sea cuando seamos perfectos conocedores y fieles cumplidores de las leyes cósmicas. Entonces pasaremos bajo la jurisdicción de Hochmah y seremos fieles a los principios crísticos.

Al depositar su esencia en nuestros vacíos internos, IEZALEL nos sitúa en condiciones de ser el Ser Nuevo, ese que ha de dejar caducas todas las reglas a las que nos somete Binah, aquel que derrama el Amor de Hochmah, que lo exterioriza, convirtiéndose en el ser que ha invertido los mandos (o sea que ha dado un giro de 180º en su vida) y que se comporta de otra manera.

La corriente de la Fidelidad sale de Hochmah y IEZALEL la sitúa en Tiphereth para que nuestra voluntad ejecutiva, que se encuentra en este centro sefirótico, pueda proyectarla hacia Malkuth, el mundo material. Si nuestra morada interna está llena de esta esencia, ya no nos desviaremos jamás del camino de la trascendencia porque cuando perdamos la brújula, cuando estemos a punto de naufragar en los escollos generados por la dinámica de nuestro comportamiento, podremos soltar un chorro de Fidelidad y volveremos a estar conectados al manantial del Amor de Hochmah y la dificultad quedará borrada.

IEZALEL domina la amistad, la reconciliación y la fidelidad conyugal. La amistad se genera cuando dos personas perciben intelectualmente una misma verdad. En el Zodíaco, el signo productor de amistad es Acuario, es un signo interiorizador del pensamiento cuya función es la de contemplar el universo y comprenderlo. Cuando dos personas lo contemplan y sacan las mismas deducciones, decimos que son amigas. La tarea de IEZALEL consiste en unir por encima del espacio a las personas que comparten una misma visión del universo. La función de Hochmah es precisamente unir todo lo que puede ser unido y al actuar sobre la voluntad ejecutiva encerrada en Tiphereth, deposita en el individuo el motor que lo llevará hacia las personas que están en afinidad con él, aunque se encuentren en la otra punta del planeta. Por ello, las personas que son afines a nivel de ideas están destinadas a encontrarse, porque hay una fuerza cósmica llamada IEZALEL especializada en la organización de estos encuentros, suscitando en los interesados el deseo de viajar o de coincidir en determinados lugares. Este ángel trabaja al servicio de los Angeles del Destino ya que estos encuentros a veces responden a una necesidad kármica de un individuo determinado. Pero otras veces se trata sólo de juntar a grupos con idéntica percepción del universo para que puedan unir sus fuerzas y crear lazos de amistad.

Si en nuestro horóscopo particular los puntos de dominio de este genio están activados, significará que la fuerza del genio nos llevará hacia las personas que piensan como nosotros y por consiguiente, tendremos muchos amigos.

IEZALEL domina la reconciliación y la fidelidad conyugal. La labor reconciliadora supone que en un periodo anterior nos hemos unido a los que están en afinidad con nosotros, nos hemos separado después por motivos extra-racionales, para unirnos de nuevo, de modo que IEZALEL establece una primera conexión, y si la vida nos lleva a bifurcar, vuelve a unirnos, asegurando el éxito de la amistad. La amistad prevalece sobre todo lo demás.

En cuanto a la fidelidad conyugal, es un estado que deriva de la comprensión de la dinámica cósmica. En el universo hay una parte masculina y otra femenina, cada uno de nosotros somos un pequeño universo y llevamos al otro sexo interiorizado. Y esa parte interiorizada es la que nos lanza a la conquista de la persona capaz de asumirla, o sea, ser fiel al otro es como ser fiel a sí mismo. La sabiduría de IEZALEL suscita esta comprensión.

La persona nacida bajo esta influencia, aprenderá todo lo que quiera con facilidad, tendrá una memoria feliz y se distinguirá por su habilidad. La sabiduría de Hochmah nos lleva a comprender las cosas sin necesidad de estudiarlas, este saber viene por revelación y es mucho más amplio que el que puede adquirirse en las escuelas. Para indagar acerca de los temas complejos, conviene utilizar las horas y días de IEZALEL. La feliz memoria es la que nos permite conectar de inmediato con las experiencias aprendidas, tanto en esta vida como en otras, surgiendo enseguida en nuestra mente, cuando lo necesitamos, la visión de un hecho pasado que nos da la información que precisamos sobre la actitud a adoptar en el porvenir.

La contrafigura de IEZALEL:

La copia negativa de este genio hace que la ignorancia, el error y la mentira instrumenten nuestras vidas e influencia a quienes no quieren aprender ni hacer nada. Nada hay tan audaz como la ignorancia, sobre todo cuando actúa en personas que están convencidas de su inteligencia, de su cultura, de su ciencia. También los ignorantes se unen, se encuentran, coinciden en asambleas, congresos, programas de radio y televisión. IEZALEL los junta y cuando los ignorantes, los mentirosos y los equivocados ocupan las tribunas da gusto oírles hablar de lo que no saben, con aires de perdonar la vida a los que sí saben algo. La ignorancia, el error y la mentira son los tres obreros traidores que dieron muerte al Maestro en la historia del arquitecto Hiram Abiff. Pero así como el Maestro renació después de haber conectado con su antepasado Caín (tenéis más información sobre esta historia en el libro “la Masonería, el código de la Luz, de Kabaleb y Kashiel, Ed. Arkano Books), así la sabiduría ha de renacer en nosotros, después de haber sufrido el sometimiento a la ignorancia, el error y la mentira porque tanto lo uno como lo otro lo son en relación con una verdad y un día esa verdad que han estado negando se yergue poderosa, como el Maestro Hiram, porque no puede estar muerta por mucho tiempo, y cuanto más se le ataca, con mayor vigor resucita.

64.- MEHIEL (Dios que vivifica todas las cosas)

Lo que puede obtenerse de MEHIEL:

1.- Protección contra el asalto de los instintos y las fuerzas infernales.
2.- Inspiración para escribir y facilidades para la difusión.
3.- Ser famoso en la literatura.
4.- Triunfo en los negocios de imprenta y librería.
5.- Protección contra el influjo de los falsos sabios.

MEHIEL es el octavo y último del coro de Arcángeles y se ocupa en Hod de los asuntos relacionados con Yesod; sitúa en nuestra morada filosofal nº 64 la esencia llamada Vivificación. Es la fuerza que nos permite ir al fondo de las cosas; que nos permite instaurar el pensamiento del Ego Superior, los sentimientos y el pensamiento humano en la realidad material.

En nuestros estudios sobre Hod y sobre el coro de Arcángeles a su servicio hemos dicho que Hod/Mercurio se encarga de recoger las pulsiones procedentes de los distintos séfiras y con ellas traza el guión de nuestras vidas. MEHIEL, el último del coro de Hod, es el encargado de trasladar a Yesod el guión perfectamente elaborado, en vistas a su Vivificación en Malkuth, es decir, en nuestro mundo material, puesto que Yesod elabora el negativo, el cliché, que luego aparecerá positivizado en forma de teatro: el teatro de nuestra existencia ordinaria.

A lo largo de nuestra Enseñanza hemos abordado muchas veces el tema de la exteriorización de nuestros impulsos internos. Hemos dicho que esos impulsos, en el ser evolucionado, no deberían llegar a su materialización, asimilando por dentro las experiencias derivadas de nuestros sentimientos y de nuestros pensamientos, sin necesidad de plasmarlos en actos, con personajes que los interpretan, ya que de esta forma, nos ligamos kármicamente a esos personajes y ello nos hará volver una y otra vez a las arenas de la vida para pagar las deudas contraídas con ellos.

Si organizamos el teatro dentro de nosotros, otorgando papeles de buenos y malos a personajes imaginarios, como si escribiéramos una novela, no convertiremos en malos de carne y hueso a personas para las cuales tendremos que interpretar en otra vida el papel de malos por su cuenta, ni materializaremos a los «buenos», a los cuales tendremos que pagar la deuda de bondad. Pero el caso es que son muy pocas las personas que son capaces de vivir intensamente una experiencia dentro de sí y sacar de ella todo el provecho que sacan los que la viven por fuera.

Mientras no seamos capaces de experimentar odio, amor, deseos de destrucción, de ser héroes o tiranos en nuestro fuero interno, necesitaremos la fuerza vivificadora de MEHIEL para que nuestro estado interno se haga carne en el exterior, ya que, lo peor que pudiera ocurrirnos, es que no fuéramos capaces de asimilar las experiencias sin que se manifestaran físicamente, y que tampoco tuviéramos la fuerza necesaria para plasmarlas en el exterior. Entonces nos quedaríamos amputados de esas experiencias y no podríamos sacar el jugo que ha de permitirnos adquirir el conocimiento que contienen. Seríamos esos tibios que Dios vomita de su boca y, después de una existencia gris, sin acontecimientos, volveríamos al Padre con las manos vacías, habiendo vivido una existencia en balde.

MEHIEL se encuentra en la terminal de un largo proceso, y si bien todos los tramos del proceso son importantes, el tramo final lo es más aún, ya que de él depende el que el guión de nuestra vida llegue o no al mundo real. Si los puntos regidos por MEHIEL se ven perturbados por disonancias planetarias, su trabajo vivificador se verá alterado y, según la naturaleza de esos malos aspectos, ciertos episodios pueden verse suprimidos o deformados, como cuando hay censura en un país, o serán muy exagerados en un sentido u en otro. Esto puede producirse transitoriamente cuando un determinado planeta transita por sus grados. Las perturbaciones en esos puntos harán que en nuestro guión haya lagunas, que no sea claro, que esté confuso, que sea ininteligible, etc. En los días y en las horas de MEHIEL podemos mejorar la escritura, corregir los errores y aportar más claridad a nuestra existencia, movilizando nuestra voluntad para proyectar en nuestro camino el afán de transparencia.

Este genio protege contra la rabia y contra los animales feroces, dice el programa. En términos herméticos los animales feroces son los habitantes del abismo, cuya puerta de entrada, en la naturaleza interna del individuo, es precisamente Yesod, el Séfira hacia el cual MEHIEL se encamina. Los animales feroces están ahí al acecho, para ver si pueden hincar el diente a los alimentos que proceden de arriba. Dado que esto es así, MEHIEL lleva consigo algo parecido a un antídoto contra la mordedura de los del abismo de forma que su cliente quede inmunizado contra su rabia. De esta forma, el guión que el genio vivifica no sufrirá las interferencias de las huestes del abismo, las cuales llegan a veces a suplantar a los auténticos guionistas, sustituyéndolos para escribir la obra de una existencia que estará marcada por la provisionalidad y la amargura propia de las bajas regiones. Habría mucho que escribir sobre este punto, pero el lector ya dispone de datos para comprender el alcance de esas interferencias.

Este genio domina sobre los sabios, los profesores, los oradores y los autores, influencia sobre la imprenta y la librería y sobre todos los que comercian con ellas. La persona nacida bajo esta influencia se distinguirá en la literatura, dice el programa. Hemos visto ya que el coro de Arcángeles de Hod escribe los guiones, y que esto significa ir en busca de los personajes que han de teatralizar la historia de nuestra vida. Cada Arcángel trabaja en una parte de este repertorio. Así tendremos que NEMAMIAH, genio 57, que trabaja en los temas de Hochmah, se encargará de buscar los personajes activados por Hochmah/Urano, los cuales desempeñarán un papel providencial en la vida de la persona. YEIALEL, genio 58, especializado en temas de Binah/Saturno, hará lo mismo con los personajes activados por dicho séfira, cuyo mandato es cumplir con la ley cósmica. HARAHEL, genio 59, a quien incumbe la parte del guión relacionada con Hesed/Júpiter, se encargará de reunir los personajes que darán al individuo autoridad y poder. MITZRAEL, genio 60, especializado en asuntos de Gueburah/Marte, buscará nuestros personajes conflictivos, por cuya acción nuestros deseos tendrán que integrarse a la ley cósmica, o de lo contrario recibiremos el correspondiente palo. UMABEL, genio 61, localizará los personajes generados por Tiphereth/Sol, cuyo papel consistirá en activar nuestra voluntad para llevar al mundo de Formación, y de ahí al mundo físico, el Designio divino y el programa elaborado por nuestros deseos. IAH-HEL, genio 62, encargado de la parte del guión relacionado con Netzah/Venus, buscará los personajes que han de aportar al individuo belleza, armonía, claridad, amor a nivel particular y todas las cualidades inherentes a este Séfira. ANAUEL, genio 63, encargado de los negocios con el propio Hod/Mercurio, localizará los personajes que han de influir de forma decisiva en la formación de nuestra inteligencia, y así llegamos a MEHIEL, el último de los Arcángeles.

MEHIEL se encuentra con todo un casting y su trabajo consiste en montar la película y coordinar la acción de los personajes, de modo que no actúen todos en tropel, sino de forma ordenada y coherente. Sus funciones podríamos compararlas a las de un director de escena, que marca las pautas en el desarrollo de la obra y dice cuándo un personaje debe entrar en acción. Hay una tiempo para cada cosa, nos dice el Eclesiastés y MEHIEL, como ejecutor de Saturno que es, dado que Hod es el Vav de Binah, el exteriorizador de su ordenamiento cósmico, se ocupa muy particularmente de que los distintos personajes se manifiesten a su tiempo: los de Urano cuando este planeta sea aspectado por la Luna, y así con todos los demás personajes. Hay vidas que tienen un gran casting, con personajes muy variados y muchos primeros papeles, mientras otras vidas tienen un elenco muy reducido, incluso puede darse el caso de que no haya personajes, como en ciertas obras teatrales en las que actúa un sólo actor. También puede suceder que casi todos los personajes procedan de Saturno y Marte, lo cual hace prever una vida difícil o, al revés. Todo ello hará que en la vida real, al exteriorizarse la dinámica interna del genio, aparezcan los autores teatrales, los novelistas, profesores, oradores, sabios y todos los que intervienen de algún modo en el proceso de difusión literaria.


La contrafigura de MEHIEL:

El genio contrario domina sobre los falsos sabios; influencia sobre las controversias, las disputas literarias y la crítica, dice el programa. El genio del abismo realizará las mismas funciones que su colega de arriba, pero con los personajes generados por las copias perversas de los séfiras que se encuentran en el abismo. También él dispondrá de un elenco, pero los personajes de inspiración uraniana serán desintegradores por excelencia; los de Saturno, represivos en grado máximo; los de Júpiter nos inducirán a ser tiranos; los de Marte, promotores de guerras y peleas; los del Sol serán los falsos sabios; los de Venus, perseguidores de goces; los de Mercurio, autores de pornografía, de novela negra y falsos profesores de ética o de moral, plagiarios y críticos (nos referimos aquí a los distintos planetas en los escenarios de actuación de este genio, aplicados al tema astral de una persona). Si en el individuo ha habido un rechazo generalizado a las esencias procedentes de arriba, entonces todos los personajes del guión procederán de abajo y su vida será un auténtico caos.

Tristán Llop y Kabaleb, la búsqueda del tesoro interior
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/