Nueva Luna angélica de julio

Los ángeles marcan un nuevo periodo y nos ofrecen pistas sobre el camino a seguir durante este mes lunar.

La Luna nueva de julio se produce el 3 a las 2.19 (4.19 hora española), a 11.32 grados del signo de Cáncer.

Los ángeles de regencia de la nueva Luna son el 21 Nelchael (físico) y el 30 Omael (emotivo). Nos transmitirán su afán de aprender y nos ayudarán a multiplicar todo cuanto nos propongamos...

21.-NELCHAEL (Dios solo y único)

Lo que puede obtenerse de NELCHAEL:

1º.- La destrucción del poder de los malos espíritus (contra embrujos).
2º.- Liberarse de una situación opresiva.
3º.- Ayuda a aprender las matemáticas y las ciencias abstractas.
4º.- Hace que la persona sea sumisa a las reglas y a las leyes.
5º.- Preserva de la ignorancia, los prejuicios y los errores.

NELCHAEL es el 5º de los Tronos y se ocupa en Binah de los asuntos relacionados con Tiphereth; sitúa en nuestra morada nº 21 la esencia llamada Afán de Aprender, que nos permite proyectar la inteligencia en todas las direcciones para entender el potencial que encierran los 360 grados del zodíaco, añadidos a las propiedades de las fuerzas que actúan en ellos.

Trabaja en colaboración con LELAHEL, genio 6, que participa en los trabajos de formación de la conciencia, puesto que en ella se deposita lo que aprendemos. A medida que nuestro entendimiento progresa sobre un tema determinado, comprendemos con mayor facilidad temas que están en analogía con él, formándose la constelación de nuestro saber, que primero es un punto de entendimiento, de ese punto nace una línea que avanza en dirección al punto situado a 120 grados, donde se encuentra un saber en afinidad con nuestro punto de conocimiento interior, y de esa recta nace otra recta que desemboca 120 grados más allá, y de ella, otra que va hacia el primer punto.

Se forma así un triángulo de conocimiento sobre tres verdades esenciales. A 90 grados del punto inicial, nace otro punto de conocimiento que sigue la trayectoria del anterior, formándose así otro triángulo que, encajando con el primero, forma una estrella de seis puntas, la estrella de David. Cuando ésta se ha formado en nosotros, estamos en condiciones de comprender lo contradictorio y de integrar armoniosamente el elemento Agua al Fuego, puesto que el primer triángulo enlaza los signos de Fuego, a partir de Aries, y el segundo enlaza los de Agua, empezando por Cáncer.

A esta estrella fundamental del conocimiento se añadirán tres puntas más, formadas por los signos de Aire, y otras tres, por los de Tierra, con lo cual estaremos en posesión de una estrella de doce puntas, que constituye el principio de sabiduría absoluta. Para que este principio alcance su final, tendremos que llevar a cabo la cuadratura del círculo, haciendo que de cada grado del Zodíaco parta una línea a 120 grados, portadora de conocimiento, sin que quede un solo vacío en nuestra constelación. NELCHAEL dispara la inteligencia en todas direcciones, y si en nosotros se encuentra el afán de aprender, acabaremos poseyendo la omnisciencia.

De ello podemos deducir la extrema importancia de NELCHAEL cuando nos enfrentamos a la tarea de comprender el universo. El método de conocimiento que hemos descrito es el natural y por consiguiente, en nuestros estudios, deberemos empezar por entender las fuerzas activas en el primer grado de Aries y pasar luego al estudio de las que trabajan en el primer grado de Leo y luego en el primero de Sagitario, porque estos tres grados forman el triángulo inicial y contienen unas propiedades analógicas, de modo que entendiendo las de un punto, entenderemos mejor las del otro.

Este genio domina sobre la astronomía, las matemáticas, la geografía y todas las ciencias abstractas; ejerce una influencia sobre los sabios y los filósofos, dice el programa. Esto es más que evidente después de lo que acabamos de decir, y en verdad no hay ciencia que sea ajena al dominio de NELCHAEL, ya que todas ellas se encuentran integradas en el zodíaco y ningún conocimiento es ajeno a la rueda zodiacal.

En una vida no se puede abarcar todo y cada individuo aprenderá con mayor facilidad las enseñanzas correspondientes a su punto de luz, es decir, las que emanan del punto zodiacal en que se encuentra situado su Sol natal, porque este es el punto que señala cual es el programa de vida que está iniciando en esta existencia. A partir de ese punto, estudiará preferentemente las que se encuentran en los trígonos de su posición solar. Además, se dedicará al estudio de las enseñanzas situadas en los puntos que su Sol va iluminando por progresión, a razón de un grado por año y a partir del momento en que ha tomado conciencia de la organización cósmica y sabe lo que encontrará en estas fuentes de saber. Lo que importa es empezar a construir esa estrella que ha de convertirse en la cuadratura del círculo que consiste, como hemos dicho, en asimilar los contenidos de todos los grados del zodiaco.

El primer NELCHAEL, es decir el que rige el grado 20 a 21 de Aries, dará al individuo el afán de aprender a nivel Yod, es decir plantará las semillas de ese afán y la persona se interesará por todo sin quizás profundizar en nada. El segundo NELCHAEL, cuyo dominio se encuentra 72 grados más allá, o sea de 2 a 3 de Cáncer, habrá enraizado el afán de aprender en la naturaleza del individuo, que será como una esponja que impregna todo lo que es conocimiento. Dará como una sed de conocer, pero el individuo tal vez no sea capaz de aplicar sus conocimientos, que pueden amontonarse en él como en una máquina (ese es el activo en esta lunación, ya que rige de 11 a 12 de Cáncer, a nivel físico). El tercer NELCHAEL, cuyo rostro se manifiesta 72 grados más allá, o sea de 14 a 15 de Virgo, será el exteriorizador del saber acumulado, el gran difusor de los más variados conocimientos (Carl Sagan, un famoso divulgador científico, tiene a Neptuno). Este será pues un grado de grandes sabios. El cuarto NELCHAEL, que actúa de 26 a 27 de Escorpio (Marie Curie tiene allí a Venus y Urano), será el portador de frutos, el que poseerá el fruto del conocimiento. Finalmente, el quinto NELCHAEL, de 8 a 9 de Acuario, será el que lo contiene todo y lo manifiesta en las distintas fases y quintaesenciado.

La persona nacida bajo esta influencia amará la poesía, la literatura y será apasionada por el estudio; se distinguirá en las matemáticas y en la geometría. La poesía y la literatura son aquí un subproducto del conocimiento. Cuando se han percibido las armonías cósmicas, la perfecta coherencia de la creación, se experimenta el deseo de expresar el pensamiento de manera armoniosa, de transmitir lo que se ha aprendido.

Este genio protege contra los calumniadores, los encantadores y para destruir el poder de los malos espíritus, dice aún el programa. El arma de NELCHAEL es el conocimiento que da paso al descubrimiento de la verdad. Cuando se conoce, cuando se sabe, la calumnia debe desaparecer porque está basada precisamente en el desconocimiento, por parte de los demás de aquello que el calumniador ataca. Ese desconocimiento hace plausible la calumnia, pero cuando se llega a conocer, los propósitos calumniosos se diluyen, desaparecen. Lo mismo ocurre con los conjuradores y productores de sortilegios, que sólo pueden operar basándose en la ignorancia de su cliente. Cuando éste conoce, pronto se da cuenta de que este conjurador ignora en realidad lo que está haciendo, que maneja fuerzas que no domina, y que sus conjuros no tienen por tanto ninguna utilidad.

En cuanto a la destrucción del poder de los malos espíritus, hemos de decir que éstos aparecen cuando los buenos se retiran, después de haber visto como rechazamos sus servicios. La organización cósmica está pensada de tal manera que una Oleada de Vida tiene como primer deber proteger a la siguiente y a las sucesivas (existen, en nuestro universo físico, cuatro Oleadas de Vida que coexisten juntas: la mineral, la vegetal, la animal y la humana; en los mundos superiores, por encima de la humana, tenemos, entre otras, la Oleada Angélica). Ahí están los distintos coros de ángeles para que utilicemos su potencial y adquiramos la ciencia del universo. Desde cada grado del zodiaco, nos están ofreciendo su mercancía gratuita y desinteresadamente. Pero nosotros, en lugar de aprovechar la oferta para llenarnos de sabiduría, los tanteamos, con actitud reservada, diciéndoles:«a ver, dame un poco de tu ciencia».

Entonces la saboreamos y la rechazamos, porque presentimos que aquello nos obligaría a introducir importantes cambios en nuestro comportamiento y tendríamos que desprendernos de nuestros gustos y hábitos. Ese rechazo produce la aparición de los «malos espíritus», de aquellos que trabajan en el abismo y administran las fuerzas degradadas que el hombre no ha consumido o que no ha digerido. Ellos llenan los vacíos internos que han dejado los otros, porque no podemos funcionar sin energías y si rechazamos las de arriba, nos vendrán las de abajo. Pero cuando por nuestra parte hay demanda de energías creadoras, entonces los de abajo tienen que retirarse de nuestros espacios internos y dejar el campo libre a los que ostentan el título de ocupantes legítimos.


30.- OMAEL (Dios Paciente)

Lo que puede obtenerse de OMAEL:

1.- Paciencia en los avatares y miserias de la vida.
2.- Fecundidad en las parejas y normalidad en los partos.
3.- La venida al mundo de un alma noble a través de la generación.
4.- Éxito en los estudios de medicina, cirugía y química.
5.- Actúa contra la tentación de oponerse a la propagación de los seres.

OMAEL es el sexto del coro de Dominaciones y se ocupa en Hesed de los asuntos relacionados con Netzah. OMAEL sitúa en nuestra morada filosofal nº 30 la esencia llamada Multiplicación que nos permite, a partir de la posesión de una semilla, obtener abundantes cosechas. Cuando Hesed-Júpiter y Netzah-Venus unen sus fuerzas, todo se multiplica, se expande, tanto en el dominio de las ideas, como en el de los sentimientos y en el orden material, dando lugar al fenómeno de la abundancia.

Los puntos regidos por OMAEL serán pues lugares de multiplicación y de abundancia y todo lo que se haga bajo el impulso de este genio resultará extraordinariamente productivo, sobre todo en su 3º y 4º escenario, de modo que estudiaremos con mucha atención sus puntos de dominio, a partir de la posición de nuestro Sol, de nuestro Ascendente, y del resto de los planetas, y también a partir de cero de Aries, porque cuando un planeta transite por esos puntos o caigan Nuevas Lunas en ellos, la abundancia no se hará esperar.

Conviene invocar a OMAEL para la creación de empresas o negocios y para la generación de criaturas, tanto en el dominio humano como en el animal y también para la plantación de semillas, ya que los árboles plantados en los días y en las horas de OMAEL serán exuberantes y las cosechas serán de una abundancia sorprendente. Los planetas que transiten por los grados regidos por OMAEL producirán un efecto de multiplicación en sus respectivos dominios.

Este genio sirve contra las penas, el desespero y para tener paciencia, dice el programa. El combinado Júpiter/Venus que ofrece OMAEL supone el más fuerte reconstituyente del zodíaco. No puede encontrarse mejor píldora de la felicidad que la aportada por OMAEL, de modo que los desesperados deben orientarse hacia personas que posean en sus temas fuertes dosis de este genio y en su compañía encontrarán de nuevo esperanza y alegría. Los «omaelianos» son como píldoras ambulantes de la felicidad. En cuanto a la paciencia, ya se encontraba como virtud activa en el genio nº7. Netzah/Venus tiene una relación directa con la paciencia que, como dijimos, no es algo desprovisto de valores, sino que, al ser ejercida, aparecen ideas y sentimientos relacionados con aquello que es objeto de la paciencia y que aportan su justa solución.

Este genio domina sobre el reino animal; cuida de la generación de los seres, afín de multiplicar las especies y de perpetuar las razas, sigue diciendo el programa. En el aspecto humano, es un elemento de primordial importancia en la fecundidad, y por ello, las parejas con dificultades para tener hijos deberían utilizar los días y las horas de OMAEL y debe rezársele a este genio para que favorezca la generación. De las 9,40 a las 10 h. después de la salida del Sol será un buen momento para engendrar, y también cuando el Sol se encuentra en tránsito por uno de los grados regidos por OMAEL y que ya hemos indicado más arriba.

En el reino animal, los días presididos por el genio serán los más indicados para aparear a los animales para obtener los máximos resultados en vistas a su multiplicación. Pero, como decíamos al principio, esa fecundidad se extiende a todo lo creado, a los cultivos agrícolas y al mundo de los negocios. Lo que se haga bajo los auspicios de OMAEL se verá multiplicado porque sus legiones trabajan en la multiplicación; es decir, OMAEL sitúa sus agentes en aquello que se hace en sus días y sus horas para producir el efecto multiplicador, ya que nada se obtiene sin que haya unos operarios trabajando en su elaboración.

Si almacenamos en nuestra Morada Filosofal correspondiente ese tipo de entidades, nos convertimos automáticamente en pequeños «Omaeles» y también conseguimos multiplicar aquello que tocamos, aunque no lo hagamos en los días y horas que rige el genio. El lector se preguntará como conseguir ese almacenamiento. El procedimiento siempre es el mismo, desear ejercer como multiplicadores; desear ser agentes de fecundidad.

El deseo canaliza hacia nosotros las fuerzas que deseamos, de ahí que los malos deseos resulten tan peligrosos, ya que introducen en nuestro interior las fuerzas del abismo especializadas en aquel tipo de energías y luego lo difícil es prescindir de ellas.

Este genio tiene influencia sobre los químicos, los médicos y los cirujanos. La persona nacida bajo esa influencia se distinguirá en la anatomía y la medicina, termina el programa. OMAEL no sólo influye en los procesos de multiplicación, sino en las personas dedicadas de alguna forma a ese servicio, las que mantienen en buenas condiciones la vida, las que la prolongan y las que restablecen el buen funcionamiento del organismo, de modo que debemos orientar a tales personas hacia el ejercicio de la medicina y de la química orgánica. Entre ellas pueden encontrarse los descubridores de medicamentos para combatir las enfermedades y, en este sentido, sus días y sus horas serán las más indicadas para tales descubrimientos.

Kabaleb
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/