Nueva Luna angélica de Escorpio 2012


La Luna nueva de Escorpio de activa el 13 de noviembre a las 23:09 hora española, a 21:57 de este signo. Escorpio nos hace trabajar la autoestima, ayuda a que seamos conscientes de cuál es nuestro potencial.

Los genios que activan esta lunación son el 47 Asaliah (físico) que nos ayudará a ver las cosas en conjunto, desde una óptica más abierta. Y el 16 Hekamiah (emotivo) que nos ayuda a obtener la victoria ante nuestros enemigos, los internos y los exteriores.

A continuación tienes el programa profundo de estos dos Genios, que nos legó Kabaleb...


47.- ASALIAH (Dios justo que señala la verdad)

    Lo que puede obtenerse de ASALIAH:

1.-  Loar a Dios y elevarnos hacia él.
2.- Conocer la verdad en los procesos, internos y externos.
3.- Contemplación de las cosas divinas y su comprensión.
4.- Tener un carácter agradable y justo.
5.- Protección contra las inmoralidades y los escándalos.

    ASALIAH es el Séptimo del coro de Virtudes y se ocupa en Tiphereth de los asuntos relacionados con Hod; sitúa en nuestra morada 47 la esencia llamada Contemplación, una virtud que nos permite tener una visión de conjunto sobre  todas las cosas. Cuando en el Curso de Astrología estudiamos a Hod-Mercurio, vimos que era el encargado de escribir el guión y de buscar los personajes con los que edificar la historia de nuestra vida. Para ello es necesario poseer una visión de conjunto, que consiste en observar las pinceladas que cada séfira le ha ido poniendo a las experiencias que vivimos y trazar con ellas un cuadro coherente. Esa función de Hod es similar a la contemplación de una paisaje, de una obra. Para contemplar un paisaje, es preciso subirse a un promontorio; para observar un conjunto cualquiera, hay que retroceder, poner una cierta distancia entre lo que contemplamos y nosotros, distancia que puede ser asimilada a cierta frialdad. Ese es el trabajo de ASALIAH, el cual recibe de la voluntad creadora, representada por Típhereth, los esquemas trazados por los séfiras anteriores, desde Kether a Típhereth, con la orden de plasmarlos con exactitud, tal como han sido dados por las fuerzas que trabajan en cada séfira, respetando sus posibles contradicciones. ASALIAH estará así en condiciones de escribir una parte importante de la historia de nuestra vida, puesto que la redacción final está a cargo del coro de Arcángeles, que son los que de verdad trabajan a las órdenes de Hod. Pero ASALIAH ejerce funciones de correo entre la voluntad creadora de Típhereth y las legiones de los ocho Arcángeles de Hod.
  
  La funcion de ASALIAH en los mundos de arriba se plasmará en el mundo material y dará también al individuo que tiene una visión de conjunto; al hombre que se sitúa en un estrato más elevado que sus compañeros de vida y tiene acceso a un panorama que ellos no ven. Por ello tendrá fama de iluminado, de lince, y siendo capaz de percibir la panorámica de la vida, podrá revelarla a los demás; podrá decirles lo que les va a ocurrir, de modo que será el hombre con facultades supranormales, si es que el resto de su horóscopo no contradice esta apreciación. Si esta aptitud se encuentra en estado de madurez, es decir en el 3º, 4º o 5º escenario de ASALIAH, no sólo será capaz de anunciar la panorámica que él vé y los demás no ven, sino que trazará los planos de ese paisaje, es decir, describirá lo que escriben y cómo lo escriben los distintos séfiras, plasmando su contemplación en la vida social para informar de ella a quienes le sigan en el camino.
   
 Tendremos pues la figura del gran iniciado, del que ha sido instruido en los Misterios de los siete séfiras, siendo ASALIAH el séptimo del coro de Virtudes y teniendo acceso a los conocimientos de sus antecesores. En los días y horas de ASALIAH podemos obtener esa gran iniciación y las personas nacidas bajo la influencia de este genio serán, de algún modo, los grandes instructores. Si en un tema de nacimiento se encuentran planetas en los puntos de regencia de ASALIAH, la persona estará elaborando su programa y podemos esperar de ella que nos aporte una visión de conjunto sobre los procesos creativos.
   
 Este genio sirve para loar a Dios y para elevarse hacia Él cuando nos envía sus luces, dice el programa. ASALIAH es uno de los canales que conecta directamente con el Eterno, porque al enviarnos sus luces, al iluminar a la divinidad, que generalmente está oscurecida (por nuestras pasiones, por los innumerables filtros que colocamos entre ella y nosotros), la descubrimos, la percibimos en su esplendorosa dimensión y experimentamos el deseo de correr hacia ese mundo, abandonando lo demás.
   
 Este genio domina sobre la justicia y hace conocer la verdad en los procesos; influencia sobre los hombres probos y sobre los que elevan su espíritu a la contemplación de las cosas divinas, dice el programa. La utilidad del conocimiento es precisamente la de poder actuar con justicia. La ignorancia es compañera del error, y mucho les será perdonado a los que nada saben porque su ignorancia los salvaguarda de alguna forma. En cambio los que conocen, los expertos en las reglas del universo, están en condicones de poder ser justos, de ajustarse a esas reglas, y si no utilizan su conocimiento en este sentido, para ellos será el llanto y el crujir de dientes. El universo está construído de tal manera que cuando un impulso espiritual despunta en nosotros, todas las fuerzas del cosmos lo empujan hacia su materialización.. Así, si ASALIAH por ejemplo, nos hace descubrir la verdad, la dinámica cósmica empuja a esa verdad que primero es filosófica, hacia su realización práctica, hacia su plasmación a través de nuestro comportamiento. Convertir lo espiritual en material es lo que llamamos hacer justicia. Cristo diría «Buscad el reino de Dios y su justicia». En nuestro libro: «Interpretación Esotérica de los Evangelios» ya explicamos ampliamente que «hacer justicia» equivale a permitir que cualquier impulso llegue a su estadio final, a su plasmación en el mundo físico. Entonces, si por una razón u otra, el impulso espiritual no llega a su punto de materialización, se produce en nuestro organismo anímico una anomalía, semejante a la situación de un hombre estreñido que no puede sacar la materia corrupta de su interior.

Queremos decir con esto que los materiales espirituales son semejantes a la materia en descomposición cuando no los utilizamos, y dejamos que se pudran en nosotros, como la comida de una nevera cuando no se consume. ¿Por qué lo espiritual no llega a lo material?  Sin duda alguna porque su instalación en los mecanismos de nuestro comportamiento es algo que molesta; no es una presencia grata porque nos obliga a cambiar nuestros hábitos, a cancelar lo que nos produce un placer. El Yo emotivo retiene prisionero al impulso portador de verdad, creando en nosotros una situación anómala, y del mismo modo que el hombre estreñido estará enfermo, también lo estará el que no puede plasmar, a través del comportamiento, lo que su espíritu percibe y sus palabras van por un lado y su modo de ser por otro. Si ese hombre ignora, si no hay en él ninguna verdad que plasmar, es evidente que no se producirán alteraciones en su organismo psíquico (a menos que concurran otro tipo de razones) y podrá gozar de una perfecta salud. Así se explica porque las personas con inquietudes se ven a veces penalizadas con diversas enfermedades, mientras que las que carecen del menor interés por los temas espirituales viven  a menudo felices y sanas.
   
 La facultad de conocer la verdad en los procesos cósmicos hace que  el hombre influenciado por ASALIAH conozca la verdad también en las pequeñas cosas de la vida ordinaria. Será pues el hombre intuitivo, que capta el pensamiento de su interlocutor, incluso antes de que éste lo haya captado, tendrá pues cualidades para ser un gran psicólogo, un gran conocedor del alma humana y puede que ocupe un puesto relevante en la política, en la sociología y en todas las situaciones en las que haya una verdad por descubrir. Puede ser un fabuloso Sherlock Holmes, por ejemplo. Parafraseando a Cristo, podríamos decir: «buscad el conocimiento de las verdades eternas y el de las pequeñas verdades os será dado por añadidura
   
 La persona nacida bajo esta influencia estará dotada de un carácter agradable y le apasionará la adquisición de luces secretas, concluye el programa. El que ha percibido con sus oídos la música de los planetas al desplazarse será ya para siempre un adicto a la verdad; tendrá la pasión por el conocimiento. Esa percepción del maravilloso orden cósmico influenciará su carácter, aportándole equilibrio, placido y trato agradable.
    
La contrapartida de ASALIAH:

    El genio contrario domina sobre las acciones inmorales y escandalosas y sobre todos los individuos que propagan sistemas peligrosos y quiméricos, dice el programa. El genio del abismo instruye utilizando la célebre fórmula «al revés te lo digo para que me entiendas». Cuando el Yo emotivo le cierra el paso al impulso espiritual porque le interesa seguir con ciertas prácticas que tendría que abandonar, se produce una situación escandalosa por lo inmoral de su comportamiento. La moral oculta las reglas del funcionamiento cósmico; lo inmoral es la vulneración de esas reglas. Esa vulneración se plasma en la vida real bajo forma de escándalo y es de sabios asimilar la lección que ese escándalo comporta. Si el genio de arriba nos permite contemplar la verdad en los procesos cósmicos, el de abajo nos proporciona una verdad invertida. Si el primero nos dice que todo tiene su origen en el cielo, el segundo nos dice que son las situaciones materiales las que crean los sentimientos y los pensamientos, lo cual también es verdad, pero es una verdad que sólo subsistirá mientras el proceso natural se vea imposibilitado de realizarse. Los sistemas basados en la materialidad de los hechos son quiméricos, porque todo lo que viene de abajo y que tiene su raiz en un hecho material sólo puede subsistir durante un tiempo limitado.
16.-HEKAMIAH (Dios que erige el universo)

    Lo que puede obtenerse de HEKAMIAH:

1º.- Protección para los reyes y altos dignatarios.
2º.- Solicitar el favor de los grandes personajes.
3º.- La lealtad de una persona y de uno mismo.
4º.- La victoria contra los enemigos.
5º.- Protege contra las acechanzas de los rebeldes y traidores.

    HEKAMIAH es el 8º y último de los Querubines y se ocupa en Hochmah de los asuntos relacionados con Yesod. Sitúa en nuestra morada 16 la esencia llamada Lealtad, que nos permite ser fieles a los principios. Si lo que deseamos es encontrar una persona que nos sea absolutamente leal, buscaremos los grados de regencia de HEKAMIAH a partir de nuestro Sol de nacimiento, tal y como queda explicado en los textos introductorios.
   
 En los grados de HEKAMIAH, meditemos sobre el tema de la lealtad, buscando ejemplos en la Historia  de personajes que han preferido morir antes que traicionar. La lealtad es una esencia que nos impulsa hacia arriba, nunca hacia abajo. No podemos ser leales a un bandido, a un criminal o a un traidor. Sólo inspira lealtad la persona que encierra en sí ciertas virtudes.
   
 Se invoca a este genio contra los traidores y para obtener la victoria sobre el enemigo y liberarnos de los opresores. Se trata, claro está, de los traidores internos ya que son ellos los que, al ser proyectados al exterior, hacen que en nuestra vida aparezcan quienes nos traicionen. Estos aparecen siempre cuando abrigamos propósitos elevados. Cuando una de nuestras tendencias se levanta para realizar algo sublime, las que no pueden seguirla en ese vuelo se convierten automáticamente en traidoras, porque nos retienen en la línea de flotación en la que antes nos encontrábamos, nos mantienen sujetos a los pequeños placeres que anteriormente experimentábamos y entonces se establece en nosotros una lucha entre dos personalidades, la que opta por seguir la línea de conducta normal, incluso aceptando que una parte de nosotros eche a volar pero sin incordiar a la otra parte, y la que prentende que todo cambie en nosotros, instituyendo nuevos parámetros (es un poco la historia de Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach). Esta contradicción entre lo que vuela y lo que se mantiene sujeto a la tierra hace que en nuestra vida aparezcan personas que se interponen en la realización de lo superior; personas que suscitan en nosotros reacciones inferiores. En los días y horas de HEKAMIAH podemos obtener la victoria sobre estos traidores internos y los de fuera también desaparecerán.
  
  Nos hemos encontrado en más de una ocasión con casos de ejecutivos que se quejaban de que sus socios habían llegado a traicionarles con la competencia o a robarles. Ellos se contentaban con achacarlo todo a la falta de honradez , a la falta de ética , pero en ningún momento se plantearon buscar en ellos mismos, o sea identificar a sus traidores internos, de los que sus socios infieles no eran más que el mero reflejo cristalizado. Como es de suponer, estos ejecutivos nunca le dedicaban un instante de atención a sus Egos Superiores, sin embargo en su entorno familiar o amistoso siempre había alguien que les hablaba de vez en cuando de trascendencia. Esto hizo nacer en ellos el deseo de la búsqueda interior pero como no tenían tiempo  se estableció en ellos una lucha interior entre lo superior y lo inferior, en la que unas tendencias pretendían suplantar a las otras, y al no poder ser identificado a nivel interno, este mecanismo se exteriorizó, en forma de traiciones. La solución no pasaba por la denuncia sino por la introspección.
  
  Este genio domina sobre las cabezas coronadas y los grandes capitanes, otorga la victoria y previene las sediciones. Cuando los traidores y los opresores han desaparecido, nos convertimos en grandes personajes o en cabezas coronadas, que llevan ese oro simbólico, señal de que la luz acumulada en esa cabeza constituye un conglomerado firme que ya nada podrá alterar. Cuando la «corona de oro» aparece en nuestra cabeza, constituímos un polo de atracción para las tendencias errantes en nuestra naturaleza interna, las cuales buscan precisamente un sobreano al que servir para realizar grandes gestas. La tendencia que un día puso en órbita la Voluntad Divina que hay en nosotros está llamada, por su naturaleza, a realizar algo grande porque así es todo lo que concibe la divinidad. Pero cuando esa tendencia abandona el mundo del Fuego (o sea de las intenciones) que le ha dado vida y se encuentra en el encrespado mar de los deseos sin norte, sin objetivo, entonces busca desesperadamente algo en que asirse, algo que le haga recuperar su identidad. Y cuando vé aparecer una cabeza coronada, reconoce en ella a su antigua patria de la luz y se pone a su servicio, porque sabe que la conducirá a la plena realización de sus objetivos. Nuestra divinidad interna lanza constantemente impulsos que forman nuestro pueblo interno de tendencias. Primero, circulan a su aire; después se reagrupan formando un grupo de presión que busca un rey al que obedecer. Para ser rey es preciso haber pasado por la prueba de la victoria sobre traidores internos. Entonces aparece en nuestra cabeza la corona de oro, la luz ha sobrepasado la barrera de las tinieblas y se ha encarnado en nosotros, del mismo modo que el Arco Iris que aparece sobre la nube más negra indica que la luz ha vencido las tinieblas.
   
 HEKAMIAH influencia sobre el hierro, los arsenales, queriendo expresar con ello el programa que este genio tiene un dominio sobre todo lo que es inferior. El hierro se subordina al oro, y así los demás metales, según la jerarquía planetaria que presida en ellos. Esto significa que los metales superiores poseen las cualidades de los inferiores y las sobrepasan. El oro tiene pues la fortalza del hierro, la capacidad conductora del plomo y el poder de alianza del estaño.
   
 HEKAMIAH influencia todo lo que guarda relación con el genio de la guerra. La guerra es el resultado de dos fuerzas que actúan desde posiciones enfrentadas. La primera guerra que estalló en el universo fue la del Agua contra el Fuego y todas las demás guerras derivan de ese enfrentamiento. Vino luego la guerra del Aire contra el Agua, y después la de la Tierra contra el Aire. El objetivo de la guerra es el de conciliar, el de integrar armoniosamente los elementos, unos en otros, de modo que esa influencia sobre la guerra de HEKAMIAH significa que conduce la guerra a su objetivo, o sea a la conciliación de posiciones enfrentadas. Las pacifica, las coordina, les hace ver la forma de integrarse a un movimiento creador.
   
 El hombre nacido bajo esta influencia tiene un carácter franco, leal, noble, susceptible en el punto de honor, fiel a sus promesas.Cuando todas las fuerzas internas colaboran entre sí para la mayor gloria del Gran Ser que llevamos dentro, la franqueza, la lealtad y la nobleza serán las virtudes cardinales con que se adorne nuestra personalidad.

La contrapartida de HEKAMIAH:

    El genio contrario domina sobre los traidores y provoca sediciones y rebeliones. Los cabecillas promovidos por HEKAMIAH del abismo son los que defienden una posición inferior contra lo superior. En la lucha entre el Agua y el Fuego, serán los que defenderán los postulados del Agua, en la lucha entre Agua y Aire, defenderán el Aire, y en la lucha entre Aire y Tierra, se pondrán del lado de la Tierra. El individuo se inclinará por lo más bajo que hay en él, dará cancha a sus tendencias más inferiores.
Para más información sobre esta lunación te sugiero asomarte en las web de mis hermanas Soleika y Milena, porque sus escritos no tienen desperdicio.

Kabaleb y Tristán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

No hay comentarios: