Luna nueva de Géminis 2011

A continuación encontrarás unas cuantas claves para encarar mejor esta Luna nueva y un pequeño ritual.

La Luna nueva de Géminis tendrá lugar el 1/6/2011 a las 23.04 (hora española) a 11. 01 grados de Géminis. Los ángeles regentes serán el 15 Hariel, el físico, que nos ayudará a liberarnos de los malos hábitos. Y el 72 Mumiah, como ángel emotivo de la lunación, que nos ayudará a que nuestras experiencias lleguen a sus últimas consecuencias... (sigue)

Nos toca pues regenerarnos, cambiar lo que no funciona, modificar actuaciones erróneas y ello nos traerá como beneficio que las cosas lleguen a buen puerto, que nuestros proyectos eclosionen, que consigamos plasmar los anhelos.

Para activar la energía de estos 2 Genios, te propongo un pequeño ritual:

1.- pon una música que te relaje (máximo 3 minutos)
2.- Enciende una vela blanca o lila (pide al hacerlo que la luz de arriba baje)
3.- Realiza una petición al ángel Hariel (repítela 9 veces en voz alta)
4.- Repite 9 veces la oración de Hariel
5.- Realiza una petición a Mumiah (repítela 9 veces en voz alta)
6.- Repite 9 veces la oración de Mumiah
7.- Da las gracias y apaga la vela
Si lo deseas, para apoyar tu petición, puedes repetir el ritual durante 9 días consecutivos.

A continuación tienes el texto escrito por el Maestro Kabaleb en su libro Los Dioses Internos, con el programa profundo de Hariel y Mumiah.

15.-HARIEL (Dios Creador)

Lo que puede obtenerse de HARIEL:

1º.- Que las mentes obtusas se vuelvan coherentes y vuelvan a la fe.
2º.- Liberarse de los malos hábitos, purificar las costumbres.
3º.- Inspiración, descubrir nuevos métodos en el trabajo.
4º.- Conseguir que la bondad penetre en la mente de las personas.
5º.- Protección contra las falsas creencias.

HARIEL es el 7º de los Querubines y se ocupa en Hochmah de los asuntos relacionados con Hod. Sitúa en nuestra morada 15 la esencia llamada Purificación que nos permite blanquearnos por dentro para poder así blanquear a la sociedad que nos rodea. En sus días y horas podremos interiorizar su esencia y ejercer como purificadores de las mentes, la propia y ajenas, puesto que actúa sobre Hod-Mercurio, que simboliza el intelecto.

Se invoca a HARIEL para luchar contra los impíos de la religión. Podemos definir los impíos como unas personas que no se conmueven ante las manifestaciones religiosas. Pero debemos entender éste término en su significado etimológico que es: re-ligare, o sea, volverse a unir con el Yo eterno. En este sentido, los impíos son los individuos que han perdido la sensibilidad hacia el toque de cuerdas que viene de arriba. El Yo eterno mueve los hilos y ellos no se enteran, no reaccionan y se encuentran en la misma situación que el paralítico, al que su cerebro le dice: «¡Muévete!», pero la orden no llega a sus piernas.

Los impíos a los que se refiere el programa de HARIEL están dentro, son esas tendencias incapaces de oír las órdenes que proceden del Yo superior y que por consiguiente no traducen esa orden en actos. La dinámica del genio lucha pues contra esos impíos e intenta sensibilizarlos respecto a lo de arriba. La misión de HARIEL consiste en restablecer las vías de comunicación entre la personalidad sagrada y la profana, de manera que ambas se entiendan.

Este genio domina sobre las ciencias y las artes, dice el programa, e influencia sobre los descubrimientos útiles y los nuevos métodos. O sea, mediante la purificación, restablece las relaciones de la personalidad mundana con la eterna, actúa sobre la religión y una vez restablecida esta comunicación, el Eterno se encuentra en condiciones de mandar sobre sus vehículos, inspirándoles el arte y dotándolos para la ciencia. Arte, ciencia y religión son atributos que corresponden a Kether-Hochmah-Binah, y se traducen en Verdad-Libertad-Justicia, estudiadas en el genio anterior. Si guardamos el contacto con nuestro Yo eterno, a través de este cordón umbilical nos vendrá la inspiración para hacer que nuestra vida sea una obra de arte, así como la capacidad de comprender, o sea de hacer ciencia.

Cuando HARIEL actúa y nos purifica por dentro, la purificación se exterioriza y nuestras costumbres cambian. Nuestros hábitos alimenticios se depuran, el tabaco, drogas, alcohol, las pasiones, se desvanecen. Entonces estamos en condiciones de crear. Hacer arte no significa forzosamente que nos instalemos ante una tela y la pintemos. Es nuestra vida la que se convierte en obra de arte, armonizándolo todo a nuestro alrededor, aportando con nuestro vivir belleza, orden y esplendor.

La obra de arte externa, la física, en este sentido, puede considerarse como el cadáver del auténtico arte, es lo que aparece cuando el arte no ha podido ser expresado por dentro. Así vemos como un Wagner es admirado por su obra musical, pero su vida estuvo plagada de tensiones y pasiones, viéndose perseguido y exiliado. Su legado artístico es el testimonio de lo que no pudo ser a nivel interior. El auténtico artista en la vida no suele dejar, salvo raras excepciones, obra escrita o plasmada. No obstante, bien es cierto que algunos artistas han sacrificado su experiencia interna para que el mundo pudiera contemplar su obra externa y encontrar más fácilmente el camino de la evolución personal. Y lo mismo diremos del científico con carnet, que es el que no ha sabido percibir por dentro las exactas proporciones de las cosas. Su obra es el cadáver de un conocimiento que no ha logrado ser creador por dentro.

HARIEL influencia los descubrimientos útiles y los nuevos métodos. Hemos venido a este universo a colonizar un espacio virgen, y nuestro Yo eterno es el que posee el potencial, el motor que permite indagar. Todos estamos aquí como robinsones en una isla desierta, tratando de sacar provecho de este mundo material ignorado. Cuando los impulsos provienen de nuestra personalidad eterna, nos conducen a descubrir cosas útiles y a poner en práctica nuevos métodos.

En cambio, cuando proceden de abajo, al aparecer escenificados en hechos concretos, nos llevan al descubrimiento inútil. Inútil en lo que se refiere a su aprovechamiento por la personalidad eterna, en vistas a la creación del mundo futuro. Ya sabemos que nuestra divinidad interna rechaza las ofrendas que no son conformes a las reglas divinas. Así, cuando un hombre descubre que puede montar un negocio de drogas, dada la situación material que ocupa, esto puede serle muy útil de cara a su enriquecimiento personal, pero no respecto a la asimilación de la experiencia por parte del Ego Superior. Cuando HARIEL nos ha purificado, trabajamos para el Yo divino y sopla en nosotros un espíritu creador. En la regencia de HARIEL, meditemos sobre el descubrimiento que es fruto de la inspiración y el que emerge de los elementos materiales de nuestra vida.

A la persona nacida bajo la influencia de HARIEL le gustará la sociedad de los hombres de bien; tendrá sentimientos religiosos y se distinguirá por la pureza de sus costumbres. La purificación interna nos conectará con gentes que reflejan esa pureza, e impedirá que las fuerzas de abajo hagan mella en nosotros. Las personas nacidas en las fechas de actuación de HARIEL, contando desde nuestro Sol, serán para nosotros fuentes de purificación.

La contrafigura de HARIEL:

El genio contrario domina los cismas, las guerras de religión, influencia a los impíos y los que propagan sectas peligrosas. Si el de arriba restablece la comunicación con el Eterno, el de abajo nos conectará con sus energías desperdiciadas. Hará que se produzca también una purificación en los contactos con el abismo y que las energías degradadas nos lleguen con más pureza. Lo antinatural nos parecerá tan verdadero, que estaremos dispuestos a luchar por imponerlo, a morir defendiendo, o a matar a quienes no comulguen con ello. HARIEL trabaja con Hod-Mercurio, e impregna nuestro cerebro con sus principios invertidos, formando ideas que serán convertidas en dogmas que deben ser aceptados o el individuo puede quedar excluido de la organización, o liquidado. Cristo dijo: «el sábado para el hombre ha sido hecho y no al revés». Parafraseándolo, podríamos decir: la idea, para el hombre ha sido hecha y no al revés. Es decir, cuando una idea nos es planteada desde el exterior, es para que nuestro intelecto trabaje en ella, la reconstruya, asimilando su verdad y rechazando lo que la mente no percibe. Pero cuando una idea, nos es impuesta por la fuerza, aquello es antinatural y tiende a establecer una organización sectaria. Será peligrosa, porque todo lo que viene de abajo tiene que luchar contra el mundo natural, el cual acaba ganando la partida, y por consiguiente, levantamos algo que está destinado a derrumbarse. HARIEL del abismo es el patrón de todas las iglesias que dicen: «Mi Dios es el verdadero, mi Dios me dará la victoria y aplastará a todos mis enemigos».

72.- MUMIAH (Final de todas las cosas)

Lo que puede obtenerse de MUMIAH:

1.- Hacer que toda experiencia llegue a sus últimas consecuencias.
2.- Distinguirse en la sanación y conseguir curas maravillosas.
3.- Desvelar secretos de la naturaleza.
4.- Prodigar cuidados y alivio a los pobres y a los enfermos.
5.- Protege contra el desespero y las tendencias suicidas.

MUMIAH es el octavo y último del coro de Ángeles y se ocupa en Yesod de los asuntos relacionados con el propio Yesod; sitúa en nuestra morada filosofal 72 la esencia llamada Renacer.

MUMIAH se encarga de cerrar las puertas de un ciclo; de encerrar en nuestro tubo catódico interno las pulsiones emitidas por los distintos centros, reconvirtiéndolas en imágenes que aparecerán en la pantalla de nuestro televisor personal. Pero, al mismo tiempo, pondrá en ellas el germen de una nueva vida. Es ley natural que cada fruto contenga las semillas de una nueva floración. MUMIAH deposita en nosotros lo que ha de ser el fermento del futuro, compuesto por agentes de sus legiones que, introducidos en la morada filosofal correspondiente, hacen que en aquello que termina renazca una nueva vitalidad.

Por consiguiente, si almacenamos en la morada 72 las esencias de MUMIAH, veremos que al vivir el final de cualquier situación, se anuncia ya el amanecer de un nuevo ciclo. Si estamos al día en las esencias de este genio, todo final de etapa supondrá para nosotros el inicio de un nuevo ciclo creador. Sin embargo, hemos de guardarnos de poner fin a una situación de manera arbitraria, rompiendo con unas relaciones, con una situación laboral o con cualquier otra porque no la soportamos más, ya que en este caso, ocurre como con los suicidas, que al poner término por voluntad propia a su vida, se encuentran con que las amarras que los ataban a sus arquetipos siguen existiendo y aunque están muertos, les da la impresión de que siguen aún con vida, pero sin disponer de un cuerpo físico.

Dar por terminada una experiencia cuando aún no lo está realmente, es como suicidarse en aquel asunto particular y su problemática seguirá viva, interfiriendo en nuestra existencia, reclamándonos una y otra vez, aunque nosotros la demos por muerta. Recuerdo ahora mismo el caso de una persona que en un momento dado se dio de baja de una sociedad en la que había desarrollado una gran labor. Durante años recibió llamadas telefónicas de miembros de dicha sociedad, instándole para que volviera a ella. No sólo lo llamaban, sino que se presentaban en su casa con comida preparada para cenar y se pasaban luego horas hablando, prometiéndole volver dentro de muy poco, sin que el hombre lograra sacárselos de encima. Es evidente que esa persona no había terminado el ciclo natural de relaciones con esa organización, por más que se hubiese dado de baja. Cuando el ciclo natural termina, todas las fuerzas del universo confluyen para producir ese final, y la evidencia misma nos dice que aquello no puede ir más allá. Es entonces cuando actúan los agentes cósmicos que se ocupan de la creación del futuro.

Ahora mismo, al escribir este texto, la Unión Soviética se ha convertido en un régimen presidencial; Alemania del Este va a las urnas y, de los países occidentales, sólo en Cuba hay comunismo. No es una casualidad el que la ideología comunista se implantara en Rusia hace exactamente 72 años, ya que al estar el año 72 regido por MUMIAH, éste ha ejercido su mandato poniendo fin al ciclo marxista. Ahora el mundo entero espera que los comunistas se conviertan a la fe capitalista, pero si lo que estamos diciendo es cierto, MUMIAH hará renacer, en el cadáver del comunismo, una vida conforme al potencial del ciclo que termina. Una vida que arranca con mucha fuerza, impulsada por VEHUIAH, el primero de los genios, que lleva en sí todos los poderes del Aleph y que es capaz de arrastrar los impulsos titubeantes, que se encuentran cansados en mitad de camino. Veremos si los países del Este, en lugar de fundirse con los capitalistas, no succionan a éstos para inaugurar una nueva forma de vivir.

Las personas nacidas bajo la influencia de MUMIAH serán portadoras de Final; serán las trompetas anunciadoras de que un ciclo se termina y que otro va a empezar. Lo que se termina, puede ser la vida, una relación, un empleo, una militancia, una Fe... algo, está a punto de desaparecer en nuestra existencia cuando, de alguna forma, aparece ante nosotros el rostro de MUMIAH. También puede ser el fin de una enfermedad, de un período de miseria, el final de una opresión, de una desesperanza. Y, del mismo modo diremos que los días y las horas de MUMIAH serán propicias para poner fin a cualquier empresa humana.

Por estas mismas razones es obvio que deberemos evitar la creación de una empresa, el comienzo de cualquier cosa, en los días y en las horas de regencia de este genio, ya que ello constituiría una garantía de que la empresa no iba a llegar muy lejos, sea material o espiritual. No es un buen momento para casarse, para establecer una relación. Y como un día es igual a un año en el mundo de las analogías, el año 72 de vida de una persona o de una empresa será crítico, y para seguir viviendo será preciso proceder a una total reorganización, a un cambio profundo y sólo subsistirán después de los 72 años las personas susceptibles de soportar tal cambio.

Este genio protege en todas las operaciones misteriosas, hace que se acierte en toda cosa y conduce toda experiencia a su fin, dice el programa. Esas operaciones misteriosas son las que realiza MUMIAH al integrar en nuestra naturaleza interna todas las notas que componen el guión de la experiencia que va a desarrollarse. Muchas veces, en nuestros estudios, hemos comparado la Luna/Yesod con un televisor, porque este aparato realiza la operación misteriosa que consiste en convertir en imágenes las pulsiones que recibe del centro emisor. Si el aparato no acertara en la realización de sus operaciones, si no las llevara a buen fin, las imágenes de la pantalla saldrían borrosas o no llegarían ni tan siquiera a salir. En la vida real, esto se traduce por una lucidez al desentrañar el sentido de lo que nos está ocurriendo, por una comprensión exacta del argumento. El hombre de MUMIAH entiende el sentido de las cosas y sabe extraer el jugo de la experiencia en curso; llega al final en todo lo que emprende, a ese final en el que el bueno de la película se manifiesta rotundamente así, disipándose todas las dudas, y el malo, el culpable, es desenmascarado con pruebas contundentes.

Domina sobre la química, la física y la medicina, influyendo sobre la salud y la longevidad de la vida. La persona nacida bajo esta influencia se distinguirá en la medicina y se hará célebre por sus curas maravillosas, desvelará varios secretos de la naturaleza, que harán la felicidad de los hijos de la tierra y se consagrará al alivio de los pobres y los enfermos, termina el programa. Como decíamos al principio, en lo terminal se encuentran los gérmenes de una renovación. En el mismo mal están las semillas de la salud, suscitando en el enfermo las ideas, los sentimientos que lo llevarán a la recuperación de la salud. Esa recuperación pasa por un cambio en los componentes químicos de su organismo. Cuando esos cambios se producen, aparece la cura maravillosa que nadie se explicará.

El hombre de MUMIAH suscita esos cambios con su sola presencia, y eligiendo la profesión de médico estará haciendo lo que debe hacer, estará en su puesto. La desvelación de secretos de la naturaleza, se produce cuando se llega hasta el final de una investigación, de un estudio. La mayoría de los hombres se quedan en mitad de camino en aquello que emprenden, debido al cansancio, a la desilusión, al encuentro con la adversidad. Son muy pocos los que llegan al final, pero cuando lo hacen, aparece la recompensa que supone el descubrimiento. El influenciado por MUMIAH no se desanima, va hasta el final y al llegar a la meta descubre la ley según la cual los últimos son los primeros y se consagra al servicio de esos últimos.

La contrafigura de MUMIAH:

El genio contrario causa el desespero y el suicidio; influencia sobre los individuos que detestan su existencia y el día que les vio nacer, dice el programa. Cuando es MUMIAH del abismo el que nos sirve sus esencias, han desaparecido de ellas los gérmenes renovadores y nos vemos abocados a un final carente de principio. No hay futuro en ellos, no lo ven; ante su horizonte aparece un agujero negro que los atrae y que finalmente los engulle. Su vida se convierte en una antesala de la muerte y cuando se forman disonancias sobre los puntos regidos por MUMIAH del abismo, la idea de desaparecer se presenta con tanta fuerza que el individuo puede llegar a ejecutarla. Si lo investigamos, veremos que en sus días y en sus horas el número de suicidios es más frecuente que en cualquier otro momento, incluyendo los suicidios camuflados de accidente o de enfermedad.

Siendo personas marcadas por un final sin principio, en todo aquello que emprendan llegarán a la hora final y no habrá para ellas horizonte ni futuro, trátese de amores, de trabajo, de fortuna o de cualquier otra cosa. Cuando encuentren un trabajo, la empresa quebrará; cuando encuentren un amor, la persona amada morirá o se desentenderá de aquel sentimiento. Llevan en sí la marca de la hora final y, en este sentido, son portadoras de muerte, de crisis: nada de lo que toquen prosperará. Son esos gafes, cuya presencia es portadora de desespero y de ruina. Pero al final estas situaciones lellevarán a un nuevo comienzo.

Tendréis más informaciçon sobre esta Luna en el blog de Soleika y la Web de Milena.

Tristán Llop
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Tristán por compartir. Mañana empezaré el ritual

Anónimo dijo...

El ritual hay que hacerlo por la mañana?

Tristán Llop dijo...

Es mejor que así sea.

ana dijo...

gracias Tristan , que empuje me has dado!!! mañana empiezo el ritual. porque siempre 9 ? una amiga siempre me contaba que hace novenas al arcangel San Miguel.
gracias , gracias y gracias por transmitirme ilusion y ganas

Tristán Llop dijo...

Porque 9 son los centros del árbol de la Vida y representan la plasmación en la realidad.