Meditación: Objetivo: Socorrer a Haiti

A continuación encontraréis una meditación creada por mi hermana Soleika.

Convoco una rueda de energía a través de Internet para mandar energía amorosa que siempre tendrá efectos positivos...

Ante un desastre de la magnitud del que se ha producido en Haiti, existen dos tipos principales de ayudas: las que vienen de 3D, es decir del mundo físico, y las que provienen de otras dimensiones más sutiles. De las primeras se ocupan los gobiernos, las ONGs y los particulares en general, las otras incumben a los llamados “lightworkers” o trabajadores de la luz. Ahí se sitúa nuestra tarea, que llevaremos a cabo a través de una meditación profunda en la que movilizaremos a una serie de fuerzas celestiales que necesitan un anclaje en 3D para poder actuar.

Si miramos las cosas con una visión espectroscópica (panorámica), veremos que lo que probablemente ha ocurrido en Haiti es que el tercio (o más) de la población ha sacrificado su vida para salvar la de los dos tercios restantes. En efecto, éste es el país más pobre de América, la mayoría de la gente malvivía en condiciones insalubres, en barracones y estructuras endebles. ¿Qué es lo que se va a conseguir a través del terremoto? Pues que se reconstruya toda la zona pero con materiales de mayor calidad y con muchos más medios. Lo triste es que sea necesario un gran drama humano para que la sociedad reaccione y sea solidaria con los que menos tienen.

A nivel particular, la mayoría de los humanos suele seguir esta misma pauta: la de esperar que ocurra un drama para mover ficha. Y lo más preocupante es que la vida nos empuja drásticamente cuando ya somos conscientes de que es necesario un cambio de rumbo. En efecto, cuando nos dicen las cosas con altavoces y sensurround es porque ya nos han avisado en varias ocasiones en voz bajita y con suavidad y nos hemos hecho los sordos.

En la meditación conectaremos con Neo, un gigante que creé durante una meditación de conexión con el Arcángel Miguel, y que está formado por las energías de todos los corazones unidos de los seres humanos, Neo es como un mega corazón con patas. Conectaremos también con el planeta de los gigantes, es decir con una dimensión que puede ayudarnos a tomar conciencia de nuestra grandeza, de nuestra fuerza hercúlea, de nuestra luz crística capaz de realizar los mayores milagros.

Relajación

Realiza tres respiraciones lentas y profundas, entrando el aire por la nariz y exhalando por la boca, llenando primero de aire tu abdomen y luego el tórax. Luego realiza 3 respiraciones provocando una apnea, es decir entrando por la nariz, reteniendo el aire todo lo que puedas y luego lo sacas por la boca muy lentamente. Le das la orden a tu mente de rebajar la actividad eléctrica de sus ondas a 4 ciclos por segundo, de esta forma entrarás en un estado de profunda relajación.

Imagina que por encima de tu chakra 7, en la parte superior de tu cabeza, se está formando una espiral de luz azul índigo. Ahora observas que por encima de tu cabeza, se abre este chakra 7, tiene la forma de un gran embudo por el que penetra la luz azul de la espiral. Ese rayo azul inunda todo tu cuerpo armonizándolo, relajándolo completamente, aliviando todos tus centros energéticos.

Imaginas que ese rayo azul envuelve todo tu cuerpo como si estuvieras en una burbuja de ese color. Esa luz azul va eliminando cualquier tensión y regenerando cada tejido, cada célula, cada órgano.

Inducción

En ese estado de profunda relajación en el que te encuentras, imaginas que te trasladas al Monte Saint Michel, te encuentras al pie de este Monte, imaginas que está yermo, es todo hierba, sin construcciones, salvo un templo en la cima, dedicado al Arcángel Miguel.

Imaginas que empiezas a escalar el Monte, lentamente y a cada paso que das, te vas desprendiendo poco a poco de todas tus vestiduras, joyas, calzado, todo lo que llevas encima. Te desprendes asimismo de una capa de energía gris compuesta de tensiones y preocupaciones de la vida diaria.

Vas ascendiendo, subiendo, subiendo, tu cuerpo se queda completamente desnudo y cubres tu desnudez con un precioso manto blanco, tejido con hilos de luz. Alcanzas la cima del Monte, las puertas del templo se abren ante ti y te invitan a penetrar en él.

Entras y te sitúas en una sala redonda con muchas ventanas por las que penetra el Sol a raudales. Las paredes y techos están cubiertos de amatistas incrustadas que despiden poderosos haces de luz de color violeta que penetran por tu cabeza, recorren todo tu cuerpo, impregnándolo de energía violeta transmutadora.

Invocas la presencia de unos maestros que te van a ayudar en esta meditación. Invocas a Jesús el Cristo, a la Madre María, al Arcángel Miguel, al Arcángel Metatrón, a Omraam Mikhael Aivanhov, a Saint Germain, a Akenatón, a Nefertiti, a todos los guías espirituales de la gran Hermandad Blanca y a los 72 Ángeles de la Cábala.

Sinergia grupal

(Esto es para hacer con un grupo) Imaginas que en el centro de la sala del Mont Saint Michel en la que te encuentras hay un inmenso diamante del tamaño de una cabeza humana. Imaginas que sacas un hilo dorado de tu corazón y lo enrollas alrededor del diamante, de esta forma unes tus energías a las de todas las personas del grupo.

Conexión

- Imaginamos que al fondo de la sala del Mont Saint Michel en la que nos encontramos hay una escalera de 9 peldaños, nos dirigimos hacia ella, los subimos contándolos uno a uno y accedemos a la ciudad de cristal, en ella hay un gran palacio de cristal. Penetramos en el palacio, tiene múltiples puertas, en una de ellas está inscrito: NEO.

- Invocamos a Neo (apunto el siguiente link para quienes no sepan quién es Neo: http://abriendoconciencia.blogspot.com/2009/09/meditando-con-la-fuerza-mikhaelica.html) y le pedimos que habilite unas salas del palacio de cristal para recibir a las almas de todos los haitianos que acaban de desencarnar.

- Luego pedimos a Neo y a todos los seres de luz a los que hemos invocado, y especialmente a Mitzrael y Cahetel que creen un corredor de luz violeta que vaya desde la Nueva Jerusalén (linkar : http://abriendoconciencia.blogspot.com/2008/06/la-nueva-jerusaln-celestial.html) hasta Haiti.

- A través de este corredor pedimos que bajen miles de ángeles para acoger a las almas de los fallecidos y decirles a cada uno lo siguiente: “Bienvenido, hermano, te encuentras en una nueva dimensión en la que puedes crearte un cuerpo nuevo, el más hermoso que seas capaz de imaginar. Que sepas que en este nuevo mundo puedes crear todo lo que te apetezca simplemente con tu pensamiento. Te ofrecemos un servicio angélico guiado por seres humanos que están moviendo toda la energía de su corazón para ayudarte a ascender con suavidad, armonía y dulzura. Aprovechamos para darte las gracias, en nombre de todos tus compatriotas, por ese sacrificio que tu alma aceptó realizar para mejorar las condiciones de vida de los que quedaron en vida. Así que ábrete a ese amor y déjate conducir hacia la Ciudad de Cristal, envuelto en luz crística”

- Imaginamos que cada alma recibe este mismo mensaje y asciende de forma armoniosa y tranquila

- Imaginamos que la luz violeta que bajó a través del corredor envuelve todo el territorio de Haiti.

- Imaginamos que Neo se sitúa en el centro de Haiti y empieza a irradiar desde su corazón una multitud de pequeños cables de luz verde, ribeteada en dorado que va a parar al corazón de cada uno de los haitianos que siguen con vida. Y les dice: “A través de este rayo verde/dorada, os transmito el amor de todos los corazones humanos que yo represento, para daros la fuerza necesaria para reconstruir vuestro país”.

- Imaginamos ahora que Neo hace un llamamiento al Consejo Supremo de los 24 ancianos de la raza de los Eles (gigantes) para pedirles que formen un círculo alrededor de la isla de Haiti y les transmitan a sus habitantes serenidad, consuelo, luz, esperanza, voluntad y amor para reconstruir su realidad.

- Imaginamos que todos los haitianos, agradecidos, se ponen manos a la obra y le transmiten de vuelta a Neo todo el amor de sus corazones. De esta forma, nuestro gigante se nutre también.

- Imaginamos que dejamos a Neo en su cuartel general de la Nueva Jerusalén. Bajamos los 9 peldaños, nos situamos en la sala de Mont St. Michel y desde allí damos las gracias a todos los maestros, cerramos nuestros chakras y bajamos la montañita para situarnos de nuevo en nuestra realidad.
http://elarboldorado.com/productos/shungit-la-piedra-inteligente/

6 comentarios:

Coches sebastián dijo...

AHÍ ESTAREMOS CON TODA NUESTRA ENERGÍA DE MENTE Y CORAZÓN...

UN ABRAZO CON TODA LA ENERGÍA DE MI ÁNGEL PROTECTOR SEHEIAH!!!.

MªJOSÉ PÉREZ GARCÍA

joaqui dijo...

QUE BELLO TRISTAN AYUDAR A ESAS ALMAS A ENCONTRAR EL CAMINO . Y NO SOY CAPAZ DE VER LAS IMAGENES DESTROZADAS EN LA TELE.

maria antonieta dijo...

ALLI ESTARE, CON MI ENERGIA Y MICORAZON , MARIA ANTONIETA

macarmen dijo...

PRECIOSA MEDITACIÓN, ME PARECIA ESTAR IN SITU.ADEMÁS PODRÍAMOS AYUDAR TAMBIEN ENVIANDO LO QUE PODÁMOS A LA CTA. QUE HAY ABIERTA EN LA CAIXA. UN ABRAZO

Adriana Alba dijo...

Nos sumamos a ésta Meditación, enviando mucha luz!!!

Gracias Tristán!!

Abrazos!!

Kyra Gaus dijo...

Gracias Tristán, a ti y a Soleika por esta bellísima meditación que ahora nos comparten.

La unión hace la fuerza.

Saludos
Kyra